10 Ejemplos de Monosacáridos

Los monosacáridos, también conocidos como azúcares simples, son carbohidratos que se encuentran presentes en muchos alimentos, proporcionado al cuerpo humano las reservas de energía necesarias para su correcto funcionamiento; por ende, en la ingesta alimenticia es posible encontrar muchos ejemplos de monosacáridos.

Monosacáridos

Este tipo de carbohidratos, los monosacáridos, se caracterizan por ser dulces y muy solubles, siendo de muy fácil absorción durante el proceso de digestión.

Para conocer un poco más de que se tratan, veamos los siguientes 10 ejemplos de monosacáridos, presentes en algunos alimentos.

¿Qué son monosacáridos?

Los monosacáridos son los carbohidratos más simples que se pueden encontrar, también llamados azúcares simples, y no tienen que descomponerse durante la digestión para ser absorbidos por el organismo, ya que, son lo suficientemente pequeños para pasar a través de la pared del tracto alimenticio.

Estos son adsorbidos por el intestino delgado, atravesando el revestimiento mucoso, hasta llegar al flujo sanguíneo; pero, la capacidad de afectar los niveles de azúcar en la sangre depende del tipo de monosacáridos, y sus niveles de consumo.

Tipos de monosacáridos

Aunque existen muchos ejemplos de monosacáridos, estos se clasifican en tres grupos, que son:

1. La glucosa: Se encuentra presente en las frutas, batatas, entre otros; siendo una fuente de energía que el organismo transforma a través de las enzimas digestivas en otros carbohidratos, como los disacáridos y almidones.

En el organismo la glucosa sufre un proceso de oxidación para poder producir, energía, calor y dióxido de carbono, el cual se elimina con la respiración.

2. La fructosa: Se encuentra presente en las frutas, la miel de abeja, entre otros; se produce junto con la glucosa, puesto que, poseen la misma fórmula química, pero con una estructura molecular diferente, por ende, su efecto en el organismo es distinto.

3. La Galactosa: Se encuentra presente en la leche y los derivados lácteos, por ende, es un azúcar que proviene de la lactosa, proporcionado al cuerpo humano un alto contendido energético y nutricional.

¿Qué función cumplen los monosacáridos?

Los monosacáridos o azúcares simples, tienen como función principal proporcionar energía a las células y a los diferentes órganos del cuerpo; de tal manera que puedan funcionar de manera óptima todo el tiempo, además de nutrir a todo el sistema nervioso del organismo.

Por ende, deben estar presentes en una dieta sana y balanceada, pero, no se recomienda un consumo elevado de monosacáridos, ya que puede agudizar problemas de salud como la diabetes y la obesidad.

10 Ejemplos de monosacáridos

Aunque existen tres tipos de monosacáridos, estos pueden estar presentes de manera conjunta en distintos alimentos, por ende, existe muchos ejemplos de estos carbohidratos simples, tales como:

1. La miel de abeja

La miel de abeja es un edulcorante natural, compuesto en un 95% a 99% de carbohidratos simples, representados en glucosa y fructosa, siendo la fructosa el endulzante simple predominante, y el responsable de proporcionar la mayoría de características físicas a la miel.

Los monosacáridos de la miel proporcionan energía al organismo, la glucosa brinda energía inmediata, que se distribuye rápidamente a través del sistema sanguíneo, al cerebro y al corazón; y la fructosa, en la miel, brinda energía a largo plazo, que se concentra en el hígado, favoreciendo tanto al hígado como al páncreas.

2. Las harinas

Las harinas son una fuente de azúcares simples naturales, la glucosa, que es un monosacárido, y la maltosa, que es un disacárido; la levadura que contiene la harina es transformada por la enzima maltasa, en glucosa, y a su vez la enzima invertasa transforma la sacarosa en glucosa y fructosa.

No obstante, no todas las harinas poseen la misma concentración de carbohidratos simples, por ejemplo, la harina de trigo posee mayor cantidad de estos que la harina de maíz.

3. Los quesos

Los quesos son productos lácteos derivados de la leche, que se obtienen a través de una serie de procesos, fermentación, cuajado, desuerado, y maduración de la leche; al ser un producto derivado de la leche, contiene monosacárido, un azúcar simple conocido como lactosa, siendo a su vez un carbohidrato.

El contenido nutricional del queso, aunque posee azúcar simple, su contenido de azúcar es muy bajo, prevaleciendo la concentración de proteínas y grasa.

4. El plátano

El plátano, también conocido como cambur, o banano, es una fruta tropical con alto contenido de hidrato de carbono, es decir, moléculas de azúcar, con un 20% de estos, mientras que su composición de proteínas es de solo 1.2% y lípidos 0.3%.

Cuando el plátano está verde, estos carbohidratos están compuestos principalmente de almidón, pero a medida que alcanza su maduración, el almidón se transforma en azúcares simples, la sacarosa, que es un disacárido, y fructosa y glucosa que son monosacáridos.

5. Las batatas dulces

Las batatas dulces, es un tubérculo comestible perteneciente a la familia convolvulaceae, que posee un característico sabor dulce, con una contextura amilácea, el cual posee un mayor valor energético que las papas, por su contenido de carbohidratos, como la sacarosa, la fructosa y la glucosa, dándoles al tubérculo su sabor dulce.

Son un tubérculo con alto contenido nutricional, siendo muy recomendado para los deportistas, por ser una gran fuente natural de energía.

6. El sorgo

El sorgo es un cereal con alto contenido nutricional y energético, usado como alternativa al trigo, el cual posee propiedades muy parecidas al maíz; su valor energético se debe principalmente a la presencia de carbohidratos, como la glucosa y fructosa; ideal para personas que realizan mucha actividad física. Además no contiene gluten, siendo un sustituto ideal al consumo de trigo.

7. Las zanahorias

Aunque los monosacáridos se encuentran presentes en mayor cantidad en las frutas, también se encuentran presentes en algunas verduras y hortalizas, como la zanahoria, esta hortaliza de color naranja es ligeramente dulce, con una concentración de azúcares simples de 4.75 gramos por cada 100 gramos de zanahoria.

El consumo crudo o cocido de esta hortaliza eleva los contenidos de glucosa en la sangre; por ende, las personas con problemas de diabetes deben moderar su consumo.

8. La remolacha

La remolacha es una hortaliza con una concentración de carbohidratos simples más elevada incluso que la zanahoria, con una concentración de 6.76 gramas de azúcares simples por cada 100 gramos de remolacha, de allí que sea una hortaliza muy usada en la preparación de diferentes postres.

9. Los higos

Los higos son una de las frutas con mayor concentración de monosacáridos, el cual posee un alto valor energético y nutricional; sin embargo, su consumo excesivo supone altos contenidos de azúcar en el organismo, esto se debe a la presencia de fructosa, con un contenido de 16 gramos de azúcares simples por cada 100 gramos de higos.

Pues, a pesar de que los higos son una rica fuente de antioxidantes, fibras, vitaminas y minerales, su alto nivel de monosacáridos, hace que sea una fruta que deba consumirse un muy pocas cantidades, para evitar aumentar los niveles de azúcar en la sangre.

10. Las uvas

Las uvas son una de las frutas con más alto contenido de azúcares simples, la uva fresca posee un contenido de monosacáridos de 16 gramos por cada 100 gramos de uvas, por ende, es una fruta con alto contenido glucémico.

No obstante, la concentración de estos azúcares simples, glucosa y fructosa en las uvas, depende de factores como la temperatura, la radiación solar, los cambios climáticos, etc.; y al igual que otras frutas con alto contenido en azúcar, su consumo debe ser moderado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.