Clasificación de los carbohidratos

¿Como se clasifican los carbohidratos?

Se conoce que los carbohidratos es un combinado orgánico que contiene, carbono, hidrógeno y oxigeno. El suministro de oxígeno y el hidrógeno habitualmente es de 2: 1 y el elemento efectivo es el (H2O) conocido como agua. Los carbohidratos es el hidrato de carbono, que generalmente son aldehídos al cuerpo humano. Frecuentemente son conocidos como sacáridos, pero la clasificación de los carbohidratos va de acuerdo al número de moléculas de hidratos de carbono propios de cada estructura química.

Los combinados de carbohidratos que poseen un átomo de carbono son conocidos como monosacáridos, los combinados con dos átomos de hidratos de carbono son llamados disacáridos y aquellos combinados que dominan más de dos átomos de hidratos de carbono son denominados con polisacáridos. Se considera que todos los carbohidratos son monosacáridos o aquellos que logran descomponer en dos o más monosacáridos.

Los carbohidratos son moléculas generosamente repartidas en las plantas y tejidos de ciertos animales. En las plantas y los artrópodos, los carbohidratos también se utilizan como conservantes de ciertos alimentos de animales y plantas. Se considera que es la fuente principal de energía requerida para lograr las diversas actividades metabólicas, la energía es obtenida por oxidación. Se conoce que las plantas son más ricas en carbohidratos que animales.

¿Porque los carbohidratos son conocidos como azucares?

Para una mejor visión de las diferentes clasificaciones de carbohidratos, se conoce que los monosacáridos y disacáridos se logran concentrar y comparar con los polisacáridos comunes. Esto se consigue hacer, porque los monosacáridos y disacáridos poseen ciertas características en común. Estos dos tipos son solubles en agua, logrando un sabor dulce y una estructura límpida. Los monosacáridos y disacáridos se conocen como azúcares por su composición, ideales para mantener una vida saludable pero siempre manteniendo un consumo limitado.

¿Cuáles es la función principal de los carbohidratos en el cuerpo?

Los carbohidratos suministran energía para el cuerpo humano, haciendo que nuestro metabolismo funcione correctamente, evitando así la perdida de las albúminas como fuente de energía. Los carbohidratos son la fuente principal de combustible para los músculos, el cerebro y otros órganos vitales.

¿Qué bebidas y alimentos son ricos en carbohidratos?

Los carbohidratos se localizan en diversas cantidades en muchos alimentos, pero principalmente en los vegetales, frutas, legumbres, granos, productos lácteos, frijoles, leche y alimentos con azúcar extra como las golosinas y bebidas gaseosas. Los carbohidratos se encuentran también en aquellos alimentos que contienen almidón, fibra y azúcar natural.Clasificación de los carbohidratos

¿Cómo se utiliza los carbohidratos en el cuerpo humano?

Hay diversos carbohidratos complejos en los alimentos y se logran descomponen para convertirse en carbohidratos simples por ejemplo la glucosa antes de ser absorbida por la sangre y ser utilizados como energía natural. El metabolismo hace que esa glucosa incremente los niveles de azúcar en la sangre, haciendo que el páncreas libere la insulina, hormona principal que nos ayuda a controlar el azúcar en la sangre. Cuando una persona es diabética debe evitar consumir alimentos con alto contenido de carbohidratos, para así evitar que el páncreas incremente su producción de insulina que puede causar daños a otros órganos vitales.

Te puede interesar  Tipos de Electricidad

Clasificación de los carbohidratos según su construcción de reservas

Sabemos que lo carbohidratos son conocidos como sacáridos, que procede de sakkron, un término griego que significa azúcar. Existen tres tipos de reservas de carbohidratos: los almidones, fibra y la popular azúcar.

Los almidones

Son conocidos como carbohidratos más complejos que disponen de diversas moléculas de glucosa. Originan un incremento menos rápido en los niveles normales de la glucosa en sangre. Por ese motivo la fibra y el almidón son resistentes y no se asimilan ni se descomponen en el intestino delgado, pero se encarga de crear muchos resultados positivos para la salud. En fin el cuerpo humano requiere de una porción diaria de almidón para que nuestro organismo funcione correctamente.

La fibra

Es conocida como un carbohidrato más complejo que no logra digerirse. Esto es debido a que nuestro intestino no contiene las enzimas precisas para descomponer los enlaces entre los módulos de azúcar. Por lo tanto la fibra sin digerir recorre todo nuestro intestino y al realizar este proceso le está proporcionando grandes beneficios para la salud.

La azúcar

Son carbohidratos sencillos como la glucosa, lactosa y fructosa. Originan un incremento rápido en los niveles normales de glucosa en sangre.

Clasificación de los carbohidratos según su categoría general

Monosacáridos

Científicamente probado se dice que este tipo de carbohidrato es el que más utilizar el cuerpo humano ya que son los únicos azúcares que se puede absorber y manipular. Por ese motivo los polisacáridos y los disacáridos dependen de los monosacáridos, ya que se deben descomponer dentro de lo monosacáridos mediante el proceso digestivo denominado como hidrólisis. Solo así pueden ser usados por el cuerpo. Los monosacáridos se dividen en tres importantes encimas nutricional conocidas como: la glucosa, fructosa y galactosa.

Glucosa

La glucosa es conocida científicamente como dextrosa, se considera como el carbohidrato más habitual en la naturaleza. La glucosa es un elemento básico de la azúcar más compleja. En el mundo natural la glucosa rara vez es formada por una sola molécula. Pero cada disacárido posee glucosa en una de sus dos átomos de azúcar. La glucosa se encuentra en un sinfín de alimentos conformando parte de las moléculas de fibra y almidón. La glucosa provee energía a todas sus células en fin es el combustible escogido para su cerebro. El hígado acumula y libera glucosa en el momento necesario para normalizar los niveles de azúcar en la sangre por eso la importancia de mantener un hígado sano y libre de grasa. La glucosa es el azúcar que la mayoría de los diabéticos miden para así conocer los niveles de azúcar en la sangre.

Fructosa

Al igual que la glucosa y la galactosa, la fructosa está formada por seis átomos de carbono. Lo que lo diferencia es que, los átomos de oxígeno y carbono de la fructosa crean un pentágono, que es una estructura de cinco partes. Otros nombres habituales utilizados para la fructosa son la levulosa y azúcar de la fruta. Las mayorías de las frutas y verduras dominan fructosa. Por ejemplo la miel tiene un alto nivel de fructosa, sin embargo la miel tiene un sabor dulce haciéndonos pensar que es alta en glucosa, pero en realidad está conformada principalmente por la fructosa. Otro producto natural es el jarabe de maíz que contiene el 55% de fructosa, ideal para dar un toque dulce a tus refrescos, postres y mermeladas.

Te puede interesar  Clasificación de Bacterias

Galactosa

Este tipo se da cuando las partículas de carbono y oxígeno dentro de la azúcar galactosa originan un hexágono conocido como un anillo de seis partes. La galactosa rara vez sucede por sí sola dentro de los alimentos, sin embargo suele ocurrir en los guisantes. Cuando la galactosa se acopla a la glucosa, crea la lactosa del azúcar en la leche. Según estudios especiales sucede una situación genética que altera el organismo especialmente en los bebes recién nacidos. Donde no logra digerir la galactosa y se va almacenando en el cuerpo, originando una gran variedad de problemas de salud. Por ese motivo lo ideal es evitar a toda costa los productos lácteos o aquellas fórmulas infantiles que contenga lactosa que originen estos problemas de salud.

Disacáridos

Los disacáridos se originan cuando dos monosacáridos se acoplan a través de una obstrucción de deshidratación, denominada habitualmente como obstrucción de condensación o síntesis de deshidratación. En este tipo de proceso, el conjunto hidroxilo de un monosacáridos se ajusta con el hidrógeno de otro, desempeñando una molécula de agua y creando un enlace covalente nombrado como un enlace glicosídico. Los disacáridos conforman tres tipos especiales que son la maltosa, lactosa, sacarosa y dentrix.

Maltosa

La maltosa, conocida como azúcar de malta, este tipo de disacárido, a divergencia de la sacarosa, no se consume en grandes cantidades en la dieta habitual. Este lo podemos encontrar en los cereales malteados,  granos germinados y la leche malteada. Además el jarabe de maíz es 28% de maltosa y la azúcar pura de maíz es 4% de maltosa. Deduciendo que ninguno de estos alimentos son saludables para el organismo especialmente si eres una persona diabética. La maltosa es utilizada en el cuerpo como un beneficio intermedio para la digestión del almidón.

Lactosa

La lactosa es conocida como la azúcar de la leche, este tipo de disacárido se localiza solo en la leche. Por ejemplo la leche humana domina aproximadamente 5.8 g por 100 ml y la leche animal como la de vaca domina aproximadamente 7.8 g por 100 ml. Cuando se procede a hidrolizar la lactosa, origina una unidad de monosacáridos galactosa y una unidad de los monosacáridos glucosa. La enzima de la lactasa es de gran necesidad para digerir la lactosa, esta enzima no se encuentra presente en la mayoría de las personas mayores de cuatro años. Esta es una de las diversas razones por las cuales la leche se ha convertido en un alimento insalubre para todas las personas mayores de tres años.

Te puede interesar  Clasificación de las energías

Sacarosa

Este tipo de disacárido radica en una molécula de cada uno de dos monosacáridos la fructosa y la glucosa. La sacarosa se localiza en las  frutas y verduras y es específicamente en la remolacha y la caña de azúcar. Los azúcares blancos o marrones ya procesados se consideran  como sacarosa porque casi todo los demás minerales y nutrientes se han separado en el proceso de refinación. La melaza y el jarabe de arce son un tipo de azúcar refinada, ambos dominan más del 50% de sacarosa.

Polisacáridos

Para obtener el beneficio de los polisacáridos primeramente se debe descomponer en monosacáridos, de esta forma la azúcar obtenida el cuerpo la puede utilizar.

Los polisacáridos dominan hasta más de 50,000 átomos sencillos de carbohidratos. Estos átomos de carbohidratos están preparados en cadenas largas con una estructura recta ramificada. Existen cuatro polisacáridos que son de gran importancia en el estudio de la ciencia nutricional que son: fécula, glucógeno y dextrina.

Fécula

La fécula es óptima en el mundo vegetal y se localiza de forma granular en las pequeñas células de las plantas. Los granitos de fécula se logran ver bajo un microscopio diversas plantas comestibles. Los granitos de fécula de trigo, poseen una forma ovalada, mientras que los granitos de fécula de maíz son más pequeños, angulosos y redondos.

Estos granitos de fécula se sitúan en los órganos de las plantas, es decir se depositan en las semillas, las raíces, la médula del tallo y en los tubérculos. Proporcionando un abastecimiento de alimentos de reserva para las plantas, por ejemplo en la temporada de invierno las raíces o los tubérculos nutren al embrión en crecimiento a través de la fécula reservada para lograr el proceso de germinación.

La mayoría de las féculas son una composición de dos estructuras de átomos diferentes, que son la amilopectina y la amilosa. El primero posee una estructura dividida o arbustiva y el segundo posee una estructura directa.

Glucógeno

El glucógeno es considerado como el carbohidrato de reserva en los humanos. Para los animales es como la fécula para las plantas. El glucógeno es muy equivalente a la amilopectina, que posee estructuras de alto peso atómico y de cadena dividida creadas por miles de átomos de glucosa. La diferencia primordial entre el glucógeno y la amilopectina es que el glucógeno posee linajes más largos y más cortos, lo que da como efecto un átomo más compacto, en forma de palanca, con mayor disolución y menor viscosidad. El glucógeno se acumula principalmente en los músculos de los animales y en el hígado humano.

Dextrin

Hay diversas variedades de este tipo de polisacárido las dextrinas conforma parte de ese grupo. Las dextrinas se consumen diariamente en los alimentos de almidón, ya que a partir del almidón y la acción de calor se origina fácilmente. Las dextrinas también son consideradas como un producto intermedio para la digestión del almidón y se crean por la gestión de las amilasas en los almidones. Por ese motivo que el cuerpo humano necesita de una porción diaria de cada uno de estos tipos ya que a través de ellos se logra digerir correctamente un carbohidrato consumido.

5 (100%) 1 vote

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.