Clasificación del impacto ambiental

¿Cómo se clasifica el impacto ambiental?

El impacto ambiental puede clasificarse en cuatro grados, en irreversible, temporal, reversible y en persistente.

Cuando se habla de impacto ambiental, se hace referencia a la condición acorde a la cual un ecosistema presenta series alteraciones en su propia constitución, bien se halle reflejado esto en las especias, en las plantas o en las aguas, incluso puede ser perceptible la alteración en el aire.

Todo esto resulta como consecuencia  y efecto de los agentes externos que influyen en el mismo ambiente, por lo general, los ambientalistas han determinado que el impacto ambiental siempre sobreviene de la actividad humana, bien sea de forma directa o indirecta, de modo tal que las organizaciones mundiales han establecido que el propio ser humano, es quien está acabando con su hábitat.

La importancia de conocer la clasificación de los impactos ambientales, reside en poder así establecer la premura de atención y resguardo que se le deben brindar a las zonas afectadas.

Clasificación del impacto ambientalClasificación del impacto ambiental

Irreversible.

Esta es la peor de las condiciones ambientales, ya que los agentes externos ya han ocasionado un daño inminente en el propio ecosistema, tanto así que el mismo no puede recuperarse debido a que su condición intrínseca ha sido totalmente mutada, en efecto, ya no puede haber un cambio regenerativo, sino que la consecuencia se reduce al deterioro acelerado.

Tal es el caso del químico que es vertido en superficies fértiles, ello afecta tanto el suelo como la propia siembra, la cual al contacto con el químico se pudre.

Temporal.

Este se reduce a las afectaciones que puede sufrir el ecosistema por los agentes, pero con el plazo o transcurrir del tiempo debido puede ser solventado, en efecto, si bien pueden aplicarse medidas correctivas, el tiempo es el único factor que puede permitir que el ecosistema retorne a sus condiciones iniciales.

Te puede interesar  Tipos de Licencia de Conducir

Tal es el caso de las inundaciones que sufren las cosechas, por el desborde de los ríos, puede que se pierdan algunos frutos por el deslizamiento de las aguas, pero estas en si no han sufrido daños sustanciales.

Reversible.

En este caso, el cambio o el agente que ocasiono el daño debe ser removido, y el transcurrir del tiempo hará que el ambiente retorne a condiciones óptimas para su nuevo desempeño.

En efecto, el impacto ambiental podrá no ser tan dañino, pero el proceso de recuperación no permite que el ambiente retorne a sus condiciones originales.

Persistente.

En este caso, se considera que el agente afecta al medio ambiente de forma recurrente, en efecto, esta acción dañina puede ser atendida y el deterioro estancado, tornando en un poco periodo de tiempo el ecosistema a sus condiciones originales.

En todo caso, el daño persistente, sino es detenido puede sobrevenir en condiciones impropias para el restablecimiento del ecosistema y ocasionar un daño irreversible en el  mismo y por ende la perdida absoluta del mismo.

Es probable que en la mayoría, de los casos los impactos ambientales puedan pasar desapercibidos en zonas pequeñas, sin embargos,  sigue siendo tema de importancia mundial.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.