Clasificación de Hidratos de Carbono

¿Cómo se clasifican los hidratos de carbono?

Los hidratos de carbono se clasifican en monosacáridos, oligosacáridos y polisacáridos.

Al respecto de los hidratos de carbono, nos referimos a los propios carbohidratos que no son más que compuestos químicos formados por agua, oxígeno y carbono de aquí su denominación.

Estos representan en toda su extensa clasificación una gran importancia tanto para la ciencia química, como también para la medicina, fundado en las propias características de los carbohidratos ya que se tratan de sustancias fácilmente solubles en agua.

De igual forma, su mayor importancia radica en la alta concentración en que pueden ser ubicados dentro de los alimentos, siendo entendido que los hidratos de carbono son los principales propulsores de la energía corporal, de la producción de azúcar y de la reportación del volumen o masa muscular.

Clasificación de Hidratos de CarbonoClasificación de Hidratos de Carbono

Monosacáridos.

Considerados dentro de este grupo los carbohidratos simples y que se caracterizan por presentar una secuencia molecular de cadena, el más popular en la química de todos los monosacáridos, lo constituye la glucosa.

En efecto, la glucosa no es más que la hormona presente en los alimentos portadora del sabor dulce que los mismos presenta, se caracteriza por aumentar los respectivos niveles de glucosa en el organismo encargados a su vez de aportar energía y concentración.

Oligosacáridos.

Obedecen a un noble descubrimiento de la ciencia, la cual por medio de pruebas microscópicas determinaba que podían producirse ciertos reconocimientos entre las mismas células, es decir, los científicos detectaron que un espermatozoide podía descubrir un ovocito de su propia genética.

Te puede interesar  Clasificación de Hortalizas

De igual forma, descubrieron que las moléculas de un mismo gen podían identificar su receptor, el causante de esto, había sido los oligosacáridos que se encargaban de transmitir la información de una molécula a otra.

Todo esto conlleva a que los oligosacáridos, como tejido celular transmiten información importante que permite la unión semiótica de forma más rápida.

Polisacáridos.

La química determino que estos llevan a cabo dos funciones a saber cuáles son de reserva, lo cual permite que se pueda transmitir la información desde el centro de origen hasta el órgano de recepción, lo más peculiar de este es que permite transmitir todo el contenido, de aquí que los mismos sean empleados en gran cantidad para la sintetización de vitaminas de parte de la industria farmacéutica.

La otra función que estos se encargan de llevar a cabo reside en la formación estructural de los tejidos y de las células, de aquí que los mismos revistan una importancia vital para la conformación de los órganos y demás estructurales.

Uno de los más conocidos lo constituye el almidón presente en la mayoría de alimentos, lo mejor de los oligosacáridos es que resultan transmisores idóneos para la carga genética.

Los carbohidratos forman parte de la ingesta diaria de alimentos y los mismos constituyen una importancia vital en lo que respecta a la energía corporal, ya que los mismos suelen ser sintetizados por el metabolismo de forma lenta, a través de lo cual liberan sus sustancias.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.