Tipos de roles

¿Cuál es la tipología de roles?

Los roles se distinguen según los roles de acción, roles sociales, roles mentales y los roles negativos.

Se entiende por rol en sentido genérico a todo papel, función o acción que le toca ejercer a una persona en un plano determinado, de modo tal, que el rol implica un espacio en el cual deba este desenvolverse.

Contrario a lo que pueda llegar a pensarse una persona a lo largo de su vida llega a desempeñar diversos roles, incluso puede desenvolverse en estos de forma simultánea, todo dependerá de las distintas áreas en las que llegue a desempeñarse.

¿Cuáles son los tipos de roles?

Según los roles de acción

La dinámica de grupos, encargada de estudiar los desempeños humanos en equipos de trabajos, determina que las personas conforme a las circunstancias que se presenten pueden llegar a presentar los siguientes roles:

  • Impulsor, se trata de aquel que es un líder innato, siempre anda puntualizando las destrezas y cualidades de los demás, motivándolos a desempeñarse con más fuerzas, tiende a ver el lado positivo de toda situación adversa y mantiene los ánimos del equipo siempre cargados para la acción.

  • Realizador, considerado por muchos la mano derecha del líder, se trata de aquella persona que no dilata en sus actuaciones, sino que por el contrario se encarga en todo momento de ejecutar sus tareas a tiempo y de tener todo en orden, muchos consideran que se trata del organizador del equipo, como si se tratase de la logística, encarrilando a todos en sus respectivas labores.

  • Rematador, en algunos casos puede ser perfeccionista, pero en el buen sentido de la palabra y la acción, es la persona encargada de las actividades de reparación, o mejor dicho, encargado de minimizar toda clase de error asegurándose de que en ningún momento se le presente algún tipo de perjuicio, y en caso de presentarse no coloca miramientos en su reparación, sucediéndole con gran prontitud.

Roles sociales

De igual forma la psicología industrial, considera que en lo que respecta al grupo como conformación de personas con fines comunes, y el planteamiento de propósitos por alcanzar, se distinguen los siguientes roles:

  • Coordinador, es la persona que mantiene la cohesión en el equipo, la que mantiene el ánimo al 100%, estableciendo parámetros de premiación y halago, es quien se encarga de que el equipo funcione bien y de que todos sus integrantes se encuentren dispuestos.

  • Investigador, el que busca soluciones, es la persona que busca toda la información necesaria para llevar a cabo las actividades del grupo, como también quien pretende ejercer las labores de control de las actividades y labores particulares.

Es la persona que aporta soluciones en caso de problemas, las cuales no son originales, sino que se encuentran fundadas en casos prácticos que ya el mismo ha estudiado.

  • Cohesionador, se trata de la persona más amable del grupo, el que dirime toda clase de controversias, en sí, se encarga de manejar los conflictos con manos de seda, de modo tal, que el mismo sirve de puente de solución evitando toda clase de ruptura en el equipo.

Roles mentales

De acuerdo a los distintos líderes que se pueden presentar en un equipo, estos pueden desempeñar los siguientes roles:

  • Creador, se trata de la persona que evalúa las situaciones y de forma inmediata, procura introducir las ideas más novedosas para salir adelante y para producir los cambios efectivos en el equipo.

  • Evaluador, es la persona que tasa todas las oportunidades que puedan llegar a presentarse, este lo que pretende es conseguir un balance entre los riesgos y los beneficios que puede presentar cada situación para el grupo y para sus integrantes en sentido individual, pudiendo llegar así a determinar la forma adecuada de actuar.

  • Especialista, el que sabe bien que es lo que hace, se trata de la persona que no coloca miramientos en sus acciones cuando de hacer bien su labor se trata, de aquí que su equipo siempre demuestre resultados eficientes y óptimos.

Roles negativos

Pero no todos los roles aportan soluciones, algunos llegan a ser un punto de declive en los grupos, llegando en la mayoría de los casos a generar confrontaciones y a ocasionar la ruptura definitiva del mismo:

  • Dominador, persona que quiere y pretende controlarlo todo, constriñendo a la mayoría a actuar conforme a su conveniencia.

  • Opositor, el que nada le gusta, por lo que siempre coloca un punto en contra, buscando llevar la contraria en todo momento.

  • Pasivo, no es de actuación, y suele pasar todo por alto, lo bueno y lo malo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.