Tipos de Rodamientos

¿Cuál es la tipología de los rodamientos?

Los rodamientos se clasifican rígidos de bolas, de bolas a rótula, bolas con contacto angular, rodillos cilíndricos, de agujas, de rodillos a rótula, de rodillos cónicos, axiales a bolas, axiales de rodillo axiales de aguja.

Se conoce como rodamiento, un instrumento que se emplea para que otro gire, por lo general se corresponde con una herramienta pequeña, sobre la cual se apoya una serie de elementos o bien partes de una maquina interna, la finalidad de este es permitir el movimiento giratorio o bien vibratorio de la propia máquina, siendo imprescindible para el funcionamiento de la misma.

Pero más allá de eso, este cumple una función especial, y es que el mismo se emplea para liberar de cargas el eje central sobre el cual se encuentra toda la fuerza de la máquina, de forma tal, que el mismo sirve como puente para evitar o bien reducir la fricción.

¿Cuáles son los tipos de rodamientos?

La clasificación de los rodamientos se distingue conforme a la dirección que este brinde para los movimientos o bien conforme al apoyo que este puede brindar a los brazos de la máquina.

Tipos de Rodamientos

Rígidos de bolas.

Son uno de los más sencillos, en lo que respecta a su confección o bien su fabricación, ya que cuentan con una apariencia similar a un anillo, pero con una parte fisurada, es decir, asemeja a una arandela, conforme a la cual, esta se sujeta en un brazo de metal o bien en una parte donde los ejes pegaran para que se realice el desplazamiento.

Te puede interesar  Clasificación de las reacciones químicas

Estos por su apariencia son fijos, es decir, se ajustan a una de las partes de la máquina, no brindando posibilidad  de cambio, por lo general, son muy resistentes a los movimientos constantes. Sin embargo, puede que en ocasiones, el trabajo constante o la fuerza acelerada con que se les imprime fuerza, estos deben de cambiarse por completo, ya que es muy común que los dientes de los otros elementos, dañen o perjudiquen su superficie.

De bolas a rótula.

Estos presenten en su interior dos hileras de bolas, lo que hace que se desplacen con facilidad las porciones del rodamiento, más exactamente, los mismos hacen que el rodamiento permita la vibración con gran facilidad, de igual forma, amortigua a cada movimiento que el eje empleado no se deslinde del eje principal, o bien que el brazo no sufra deslizamientos que puedan perjudicar el funcionamiento de la máquina.

Bolas con contacto angular.

Son uno de los más complejos, ya que estos permiten tolerar gran variedad de fuerzas, son especiales en el sentido de que forman un ángulo especial entre cada uno de los interiores del rodamiento, generándose un perfecto balance de la fuerza.

La carga de las bolas, puede venir de forma incluida, es decir, desde la fábrica, o bien dependiendo de la utilidad que vayan a brindar en la máquina, se hace menester cargarlas con los pines que desee el técnico industrial.

Te puede interesar  Tipos de Métodos Científicos

Rodillos cilíndricos.

Son una versión mejorada de los rodamientos de bola, ya que estos constan de una fuerza superior, es decir, que brindan un mayor aguante en los movimientos de tipo radial, es decir, que funcionan perfectamente para hacer girar los engranajes de la máquina, aunado a ello, estos presentan una característica plus que no cuentan los de bola, y que son desmontables, por lo que permiten que se le realicen cargas periódicas y puedan ser alineados y revisados, asegurando un mayor rendimiento.

De agujas.

En este caso, no presenta una carga de pines, sino que por el contrario, presenta una especie de enrejaladlo, que se caracteriza por la disposición horizontal de una serie de rodillos, que permiten con el movimiento en contrario el perfecto traslado radial del eje de un lado a otro, por lo que resulta el rodamiento ideal para las máquinas de efectos giratorios y vibratorios continuos.

De rodillos a rótula.

Son aquellos similares a los anteriores, pero en cuyo paso, presenta dos filas de rodillos, dispuestos en dirección horizontal, presentan un aro externo fijo, mientras que los aros internos son deslizables, este rodamiento evita la repercusión, o bien la excesiva vibración que el giro constante de los ejes, puede ocasionar sobre la máquina.

De rodillos cónicos.

En este caso, el aro interior contempla rodillos más acentuados en su estructura y forma en referencia a los dos descritos con anterioridad, estos permiten que se pueda soportar toda clase de vibración, como por igual, resultan muy adecuados para soportar todo tipo de fuerza, sin importar el ángulo en el cual tropiecen, siendo necesarios que los mismos puedan soportar ello, ya que son diseñados para trabajos constantes.

Te puede interesar  Clasificación de las Proteínas

Axiales a bolas.

Son un tipo de rodamiento híbrido, que permite los deslizamientos axiales y radiales, facilitando de este modo, deslizamientos suaves, se recomienda su uso, para máquinas que no tiene labores continuas, o bien para artefactos de uso doméstico, que no ameritan mayores exigencias.

Axiales de rodillo.

Se disponen en el centro del eje, para facilitar el movimiento, presentando en el interior de sus aros rodillos gruesos, que permiten tal deslizamiento con facilidad, haciendo sencillo el accionar de los ejes.

Axiales de aguja.

Estos sólo laboran en un sentido, sin embargo, la facilidad con que permiten los movimientos axiales deviene de su estructura no cilíndrica, que permite tal deslizamiento.

¿Te gusto este post?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.