Tipos de poleas

Las poleas se clasifican en simples, fijas, móviles, compuestas, manuales, automáticas, tensora, de inversión y cigüeñal.

La polea en su concepción primaria, forma parte de la tipología de las maquinas simples, es decir, de aquellas que por su propia estructura pueden ayudar al desplazamiento de un objeto, en sí, una polea es una herramienta para movilizar objetos o bien para levantarlos de la superficie.

Esta herramienta se corresponde con una rueda, que presenta una serie de zanjas o bien de surcos en su interior, o en sus lados, por donde pasa una cuerda, la cual procede con su deslizamiento a imprimir fuerza sobre otra herramienta o bien sobre un objeto, que desea trasladar.

¿Cuáles son los tipos de poleas?

Simples

Aquellas que suelen presentar una sola rueda, la cual dispone de un surco por el cual, pasa la cuerda que va amarrada al objeto, sirviendo con el siguiente proceso:

El objeto se une a la cuerda, la cual, ha sido previamente pasada por la polea, mientras la persona se ubica en el lado contrario al objeto, y procede a halar el otro extremo de la cuerda que se halla suelto

La rueda permitirá el deslizamiento de la cuerda y de la fuerza, logrando así alzarse el objeto con mayor facilidad; sin embargo, quienes la usan, consideran que la polea simple no ayuda en gran medida, ya que la persona debe por igual emplear la misma fuerza haya o no rueda, sin embargo, el desplazamiento si se puede hacer más rápido.

Te puede interesar  Tipos de Mantenimiento

Fijas

Similares a las poleas simples, con la única diferencia, que la polea se haya dispuesta en un punto en específico, por lo general, se encuentran en una parte superior, de modo tal, que el movimiento puede resultar un poco más sencillo, sin embargo, debe de aplicarse la misma fuerza.

No obstante, algunos consideran que su disposición ayuda con la elevación de la carga, haciendo que esta puede ser más sencilla, a la polea simple.

 Móviles

Determinadas de esta forma, porque emplean un sistema de tracción en uno de sus extremos, la composición de este mecanismo es bastante peculiar, el cual explicaremos a continuación.

La cuerda sigue pasando alrededor de la rueda, con la debida excepción de que en un extremo se coloca un gancho, el cual permite un mejor agarre del objeto y libra del trabajo de tener que rodear el mismo con la cuerda.

Mientras que del otro extremo de la cuerda, se coloca un sistema de tracción, que sustituye la fuerza humana, por lo que el desplazamiento o la elevación del objeto resultan mucho más sencillos.

Compuestas

Considerado por muchos como un sistema de poleas, en el cual, se realiza la unión de poleas simples con poleas móviles, en ocasiones esto se debe al manejo de elementos que requieren mayor impresión de fuerza para su desplazamiento o elevación.

Te puede interesar  Tipos de Balanzas

En este caso, las poleas móviles, son las que se encargan de la fuerza requerida para el traslado, mientras que las poleas fijas, son las que manejan la dirección del objeto, por lo que todas trabajando en conjunto conforma un sistema que permite desplazar el objeto a diferentes velocidades y posiciones.

Manuales

Las que no necesitan para el movimiento de objetos, de  sistemas de tracción, como tampoco requieran de otras poleas que les ayuden con la carga, por lo general se trata de una sola polea, que por medio de la fuerza humana facilita el traslado de objeto.

Automáticas

Las poleas contrarias a las manuales, donde la fuerza empleada proviene de un sistema de tracción o bien de una máquina, y donde no infiere de forma alguna la fuerza humana, es decir, que no existe desgaste de esta parte, ya que todo el proceso es mecánico.

Tensora

Son las poleas características de los vehículos, ya que se disponen para tensar las correas que se ubican cercan del motor, es decir, que hacen que estas rueden pero con cierta fuerza y tensión dispuesta en su cinta, para permitir un movimiento certero de desplazamiento, evitando desviaciones en la dirección.

De inversión

Son aquellas que se disponen de forma continua a las poleas tensoras, en la mayoría de las ocasiones, son más pequeñas que estas, las cuales permiten que  la correa pueda enrollarse y pasar así a las tensoras con mayor facilidad.

Te puede interesar  Tipos de cambio social

Cigüeñal

Conocida popularmente como dámper,  está en realidad es la polea que se dispone en el extremo del cigüeñal, es decir, que la misma lleva en sí, la función de mover la estructura total del cigüeñal, el cual a su vez movilizará las distintas correas que prende de sus ejes.

La idea de la polea, es mantener un movimiento constante que reduzca tanto las vibraciones internas que puede sufrir el cigüeñal, por el desplazamiento de sus ejes, como evitar por igual, los movimientos bruscos del motor que imprime movimiento a este.  

Tipos de poleas
5 (100%) 2 vote[s]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.