Tipos de Personas

¿Cuál es la tipología de las personas?

Las personas se clasifican extravertidas, introvertidas, optimistas, realistas, pesimistas, dualistas, inteligente, ignorantes, perfeccionistas, materialistas, neuróticas, estables emocionalmente, tóxicas, conservadoras, progresistas, psicopáticas, narcisistas, obsesivas, agresivas y pacifistas.

El concepto de persona, es uno de los más complicados que pueda existir, ya que este puede obedecer a un ente que existe en una determinada realidad, pero en realidad, el término personas se corresponde con la entidad existente o bien permanente en un determinado espacio y tiempo, y que conlleva una serie de pensamientos y acciones que hacen a los demás observar su existencia.

¿Cuáles son los tipos de personas?

tipos de personas

Extravertidas.

Se tratan de personas que les gusta ser el centro de atención, en efecto a donde van siempre terminan llamando la atención, entablando conversación con todos los miembros del grupo y haciéndose sentir de manera continua, gustan mucho conversar de sus propios intereses y darse a conocer.

Introvertidas.

Son la antítesis de las persona extravertidas, estas se caracterizan por no hacerse sentir, es decir, suelen pasar desapercibidas en un grupo, poco llaman la atención, sin embargo, puede que su estilo enigmático los haga llamar la atención, a ciertas personas que gustan del misterio.

Optimistas.

Los que siempre pretenden ver el lado positivo de toda situación, es decir, estos siempre pretender ver lo que acontece desde la perspectiva más positiva e idónea, es decir, que ellos siempre buscan soluciones y están atentos a las oportunidades, se les denomina por igual carismáticos.

Te puede interesar  Tipos de Tecnología

Realistas.

Trata de personas que gustan medir y evaluar los hechos que suceden a su alrededor, tal cual lo plantea la realidad tangible, como también son aquellos que buscan evaluar, la forma en que pueden evaluar a los miembros que le rodean, es decir, se trata de personas que se apegan a las acciones, de aquí que en muchos casos se les considere estrictas en su proceder y atención.

Pesimistas.

Muchos alegan que los realistas y pesimistas son una misma persona, pero ello no es del todo cierto, el asunto se reduce al hecho, de que las personas pesimistas son aquellas que no pueden ver con facilidad una solución y que encuentran mayormente más obstáculos que alternativas a las situaciones que la vida pueda plantearle.

Dualistas.

Para aquellos que el mundo se divide solo en dos alternativas, en lo probable o improbable, en lo posible o imposible y en lo bueno o lo malo, es decir, que son personas que de una forma u otra pueden entablar relaciones de forma dificultosa por su forma cerrada de ver las cosas.

Inteligente.

Los que se dedican a culturizarse en determinada área y suelen recurrir de forma constante a los estudios, con la finalidad de obtener cada día más conocimientos, son personas que por lo general les gusta desarrollarse de forma integral.

Ignorantes.

La antítesis de las personas inteligentes, desaprovechan las oportunidades que tienen para ilustrarse, prefieren dedicarse al ocio o bien a actividades poco enriquecedoras buscando o bien su satisfacción temporal o momentánea, puede que tenga habilidades pero no les gusta explotarlas.

Te puede interesar  Tipos de violencia en el noviazgo

Perfeccionistas.

Individuos que buscan la excelencia a toda costa, es decir, si las cosas deben hacerse estas deben siempre de realizarse de acuerdo a los más altos estándares de calidad y de exigencia, si se trata de un bien tangible o bien de una acción.

Materialistas.

Sujetos que solo dan importancia a los aspectos tangibles de la vida y que de una forma u otro pueden generar mucho bienestar, tal es el caso, del dinero, de las posesiones, de los bienes o de las joyas, se preocupan más por el aspecto exterior de las personas que por su personalidad.

Neuróticas.

Intensos es un sinónimo que fácilmente los define, también se les considera obstinados o encasillados, pueden agarrarle idea a una cosa o persona, desde una perspectiva positiva o bien negativa, motivo por el cual, también suele llamárseles empecinados y pesimistas.

Estables emocionalmente.

Sujetos que mantienen un equilibrio entre la alegría y el llanto, son personas que mantienen además una conversación fluida, lo que permite que la transmisión de sus emociones los haga más estables, son personas que buscan soluciones y que además resultan ecuánimes en sus decisiones.

Tóxicas.

Puede tratarse de personas con diversas características, estas por lo general son egoístas, pendientes de sí mismos, tercos ante las opiniones ajenas o bien ofensivos, son personas que ocasionan malestar a los de su alrededor.

Conservadoras.

Apegados a las reglas y costumbres, motivo por el cual, les gusta siempre hacer las actividades tal cual se han hecho, es decir, que no pueden en la mayoría de las ocasiones adaptarse al cambio, hecho al cual, sin duda le temen.

Te puede interesar  Clasificación de carreteras

Progresistas.

Son el aspecto contrario a las personas conservadoras, es decir, que se tratan de aquellos que les gustan la evolución, los cambios y la novedad.

Psicopáticas.

Aquellos que presentan comportamientos extraños o poco comunes, no suelen relacionarse con facilidad con las demás personas, pueden incluso exaltarse de forma intempestiva, por lo general pueden padecer una patología mental.

Narcisistas.

Se consideran el centro del mundo, personas engreídas que fácilmente consideran que todo debe de girar en torno a ellos, son obstinadas cuando no se les presta atención, consideran necesario estar siempre a la par de las tendencias y son muy superficiales.

Obsesivas.

Aquellos que se enfrascan en un determinado hecho o persona, les cuesta hacerse a un lado los pensamientos, estas personas por igual, pueden desarrollar un episodio psicótico.

Agresivas.

De mal carácter e impulsivos, es decir, que los mismos suelen comportarse con agresividad hacia las personas que les rodean, no suelen contenerse en las emociones y siempre buscan la confrontación.

Pacifistas.

El polo opuesto de las agresivas, personas que siempre buscan el acuerdo y la conciliación, es decir, que siempre están dispuestos a ser parte de las soluciones y buscar alternativas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.