Tipos de Leucocitos

¿Cuál es la tipología de Leucocitos?

Los leucocitos se clasifican en neutrófilos, linfocitos, monocitos, eosinófilos y basófilos.

Un leucocito es una célula que se produce particularmente en la medula ósea, y que se dispone en la sangre y en los tejidos linfáticos, los cuales forman parte del sistema inmunitario, y son los principalmente encargados de proteger el organismo contra cualquier ataque bacteriano o bien infeccioso.

A los leucocitos se les conoce comúnmente como glóbulos blancos y son las células encargadas de activar la respuesta inmunitaria del organismo, frente a cualquier agente patógeno que pueda afectar las funciones vitales del mismo, de aquí que, cuando una persona es sometida a un examen de sangre, y los valores de los leucocitos se hayan elevados, se determina que existe una infección frente a la cual, estas estos defendiendo el cuerpo.

¿Cuáles son los tipos de leucocitos?

Neutrófilos

Dícese del glóbulo blanco, que se ubica entre los granulocitos y los fagocitos, se entiende por granulocito, aquel que está conformado por una gran cantidad de gránulos, cuya composición reside en pura proteína, de aquí que sean unos glóbulos de alta demanda orgánica.

Mientras que, los fagocitos son una especie de célula o bien de glóbulo blanco encargado de envolver todo agente extraño que ingresa a la piel, y proceder a su posterior desecho o bien desintegración.

Te puede interesar  Clasificación de Black

De aquí que se diga, que los neutrófilos, son los primeros glóbulos en acudir a la defensa del organismo, encargándose de eliminar cuanto microbio ingresa en el mismo, para proceder a su posterior salida por medio de las segregaciones corporales.

Linfocitos

Se trata de un glóbulo blanco de pequeño tamaño, que sale en defensa del organismo por medio de la sangre, el mismo proviene de la medula ósea, y se difumina a través de la sangre y de los tejidos linfáticos.

Estos glóbulos blancos se encargan de regularla respuesta inmunitaria, es decir, los mismos se encargan de emanar los niveles adaptivos del cuerpo a los microbios, con el fin de que el organismo no se descompense en una solo ataque.

Los mismos se hallan compuestos por antígenos específicos, para atacar a cada agente patógeno que ingresa en el organismo; se entiende por antígeno, una sustancia que es capaz de producir anticuerpos y que puede producir una respuesta inmunitaria inmediata.

Monocitos

También se ubican en el grupo de los granulocitos, es decir, que son glóbulos que presentan una serie de granulitos en el interior, estos se forman en la medula ósea, y una vez que maduran salen al exterior, a atacar la infección.

Estos llevan en sí, una función principal, de fagocitar, es decir, de deslizarse por el torrente sanguíneo para de forma posterior, desintegrar toda clase de organismos microbianos o bien de restos celulares.

Te puede interesar  Tipos de Diagnósticos

Estudios científicos determinan que en la mayoría de los casos, estos glóbulos blancos se encargan de desintegrar no solo los agentes patógenos, sino además de presentar una respuesta de ataque en la inclusión de tejido nuevo o bien cuando de transfusiones de sangre se trata.

Eosinófilos

Es un granulocito, conformado por un tiempo de vida bastante limitativo, ya que el mismo puede durar en la sangre por espacio de tres a cinco días, estos son los encargados de los procesos inflamatorios.

Es decir, cuando el agente patógeno ingresa en el torrente sanguíneo, el mismo se encarga de atacar estos, para que se desintegren, y en caso tal, de que la infección logre avanzar, el cuerpo actúa por medio de una serie de respuestas en cadena, entre las cuales, la inflamación es la primera.

Basófilos

Conviene advertir que en el mundo de la química, se entiende por esto, un grupo de células que se presenta con poca intensidad de coloración, que resultan fáciles de teñir, permitiendo la realización de experimentos versados.

Sin embargo, teniendo en cuenta la temática aquí expuesta los basófilos, son un conjunto de glóbulos blancos, responsables en un primer estadio de activar las respuestas alérgicas, ante agentes patógenos.

En lo que respecta a la respuesta inmune, estos se encuentran dispersos en la sangre en baja cantidad, sin embargo, son los encargados de segregar hormonas como la histamina y la serotonina, las cuales están encargadas de llevar a cabo funciones reguladoras del aparato digestivo y respiratorio, de aquí su gran importancia.

Te puede interesar  Tipos de Termómetros

 

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.