Tipos de Inmunidad

¿Cuál es la tipología de Inmunidad?

La inmunidad se distingue en natural, adquirida y artificial.

Este es un proceso fisiológico que se desarrolla en el organismo, ya sea como una respuesta propia del mismo o bien por la activación de mecanismos de defensa inducidos.

Durante mucho tiempo se creyó que la respuesta inmunitaria se establecía frente a agentes externos, pero con el avance de la tecnología, la ciencia médica pudo determinar que el sistema inmune funciona desde el interior, motivo por el cual, se establecieron los tipos de inmunidad.

¿Cuáles son los tipos de inmunidad?

Tipos de Inmunidad

Inmunidad Natural.

Es la respuesta primara que se forma en el cuerpo como parte de las células buenas que se encuentran en el mismo, estas se distinguen en dos:

  • Activa, la que sucede cuando ya se ha padecido la enfermedad con anterioridad, y el cuerpo almacena en las células la información necesaria para hacer frente al resurgimiento de la misma patología, junto a la información primaria básica que toda célula posee.

Se considera una respuesta que surge en el sistema inmune, conformado por los fagocitos y los anticuerpos. Un ejemplo de ello, se aprecia en los refuerzos que algunas personas forman frente a los virus.

Por ejemplo, estudios han demostrado, que las personas que padecen de gripe constantemente, es porque su cuerpo no ha podido crear los anticuerpos necesarios para combatir la misma.

  • Pasiva, es aquella que se adquiere en una etapa primaria, esta se obtiene en la época de amamantamiento, cuando el bebé al tomar pecho absorbe todos los anticuerpos necesarios para formar su sistema de defensas.

La ciencia tiende a determinar que el organismo crea en sí, con toda la información genética de los propios virus contraídos, una especie de células asesinas, que actúan cuando los microorganismos ingresan al organismo, resultando aniquilados.

Estas células se encuentran en todo el organismo, incluso de forma superficial, por ejemplo, la piel, contiene estas en altas cantidades, siendo necesario ello, ya que es la capa primaria que entra en contacto con el mundo externo y sus agentes dañinos o potencialmente infecciosos.

El mecanismo de acción de estas células asesinas consiste en detectar las células que ingresan con carga dañina, y proceder a absorberlas y matarlas.

Inmunidad Adquirida.

Esta no es aprehendida por las células, como ocurre con la inmunidad natural, sino que por el contrario, esta ocurre cuando las células entran en contacto con los agentes dañinos,  y deben pasar un proceso de tres fases:

  • Aprender, cada una de las células, debe de conocer y recabar la información genética del antígeno (así se denomina el componente químico que desencadena una respuesta del sistema inmunitario, este es de origen variado, ya que el mismo puede devenir de una bacteria o bien de un virus).
  • Una vez que la célula almacena la información, se adapta al mismo, en este proceso el cuerpo comienza a generar las distintas respuestas.

Este es un proceso sumamente complejo ya que este puede devenirse en una serie de dificultades para el cuerpo, ya que si no se produce la respuesta como es debida la infección arropa el organismo, y el sistema inmune decae.

Verbigracia de ello, cuando un virus ingresa al organismo, por lo general, ocasiona fiebre que es elevada y el cuerpo comienza a sudar, a fin de regular la temperatura corporal.

  • Cuando el organismo logra recabar toda la información del antígeno, y comienza a crear los mecanismos celulares y respuestas orgánicas para hacer frente al mismo, las células almacenan en sí la información necesaria que hicieron eficientes los mecanismos de defensas, creando de tal forma los efectos deseados de recuperación o bien de evitación de la propagación de la enfermedad en el cuerpo.

Lo más peculiar de este método o bien de este sistema inmune que se desarrolla es que es específico, es decir, imagínate que existen células especializadas para cada virus que ingrese a tu cuerpo.

Es por ello, por ejemplo, que existen células que hacen frente al dengue, mientras que otras hacen frente a un virus caracterizado por un cuadro diarreico. Motivo por el cual, cada célula lleva a cabo en sí un mecanismo de ataque específico, siendo esta la causa del porqué la inmunidad adquirida toma tiempo siempre en desarrollarse.

Inmunidad Artificial.

Es aquella que se produce en el cuerpo como parte de una respuesta inducido en las propias células, es decir, es introducido en el cuerpo un agente estimulante del sistema inmune frente a un virus en particular, el mejor ejemplo de esto, lo constituyen las vacunas, como es bien sabido, estas consisten en la inyección de células con carga genética del propio virus, a fin de que el cuerpo en sí cree su propia respuesta frente al mismo.

Y el otro mecanismo de producción es la sueroterapia, que consiste en la introducción de sangre de una persona inmune en el cuerpo de otra, para que genere los anticuerpos necesarios.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.