Tipos de Gobierno

¿Cuál es la tipología de Gobierno?

El gobierno se clasifica en república, presidencialismo, monarquía, teocracia, democracia, dictadura, aristocracia, meritocracia y fascismo.

Se entiende por gobierno la envestidura legal que recae sobre un individuo o sistema encargado de supervisar, controlar, regular y monitorear toda actividad en una entidad político-administrativa.

¿Cuáles son los tipos de gobierno?

Tipos de Gobierno

República.

Nació como una alternativa gubernamental a la monarquía, la cual consiste en que la forma de gobierno es ejercida por un gobernante el cual es elegido por medio de un  sistema de votos populares, el cual se constituye en el representante y en demás personas que también son seleccionados por medio del voto popular para representarlos.

Es un sistema de gobierno que no solo reposa en el presidente como figura principal, sino que además se funda en la conformación de los tres poderes; legislativo, judicial y ejecutivo, de modo tal, que reconoce la existencia de un senado o cámara de diputados, un ente judicial como máxima autoridad y la figura del presidente junto a su gabinete.

Esto constituye o hace de la República uno de los sistemas más modernos y de mayor desempeño, ya que la mayoría de las funciones no son detentadas por una sola persona, pudiendo así llevarse a cabo una mejor gestión de gobierno.

Presidencialismo.

Es una su forma de la República, por lo que solamente puede existir si esta se haya constituida con previa anticipación. El presidencialismo es un reconocimiento constitucional que se hace en las cartas magnas y que determina la jefatura de Estado y la jefatura de gobierno.

Te puede interesar  Tipos de Licencia de Conducir

Se entiende por Jefe de Estado aquella persona que se encarga de ejercer el máximo poder en el país y que además lo representa frente a naciones extranjeras, mientras que el jefe de gobierno, es aquella persona que ejerce las acciones propias de jefatura dentro del país y lleva a cabo todo lo referente a la gestión gubernamental.

En el caso de los sistemas presidencialistas, una sola persona es la encargada de detentar el poder como jefe de Estado y como Jefe de Gobierno; un ejemplo de ello, se aprecia en la mayoría de gobiernos de América Latina.

Frente a esta, existe una corriente más dinámica, como es el Semipresidencialismo, el cual, consiste en que una persona ejerza la jefatura de Estado, mientras que otra ejerce la jefatura de Gobierno.

Monarquía.

Este sistema consiste en que la jefatura de gobierno y de Estado es llevada a cabo por una persona que pertenece a la realeza, por lo que se asume tal cargo por herencia y de forma vitalicia, de modo tal, que solo es posible suceder al trono por medio de la muerte del antecesor.

Actualmente tal forma de gobierno, se ejerce bajo la forma de Monarquía semipresidencialista, donde la Jefatura de Estado es ejercida por la Corona y la jefatura de gobierno es llevada a cabo por una persona que es escogida por medio consenso popular.

Teocracia.

Similar a la democracia, pero en este caso, el gobierno es ejercido por un príncipe o bien por una figura religiosa, se asciende o asume el cargo por la previa muerte del detentor de este, y de forma subsiguiente un consejo de ministros altamente calificados selecciona al sucesor, la forma más común la detenta el Vaticano, donde el Papa, ejerce la figura de jefe de Estado y Jefe de Gobierno.

Te puede interesar  Tipos de compresores

Democracia.

Más que una forma de gobierno, algunos consideran que es un sistema de defensa del pueblo, en su concepto clásico y universal se entiende por democracia el sistema de gobierno creado por el pueblo y para el pueblo, de hecho, cuando se concibió inicialmente como tal, pretendió ser ejercido de esta forma, pero la falta de reglamentos e imposición de límites condujo a una verdadera anarquía, por lo que durante décadas no fue implementado.

Ya que el surgimiento de la República, el sistema fue nuevamente impuesto, y este reside en la forma de elegir a los gobernantes y demás personas que detenta un cargo de poder, conforme a ello, es el pueblo quien tiene la potestad para elegir sus representantes, bajo el voto universal y secreto, derecho que les pertenece por el simple hecho de ser ciudadanos del país natal en el que se detenta la democracia, además este sistema propugna el respeto y valor por los demás valores y derechos universales.

Dictadura.

En contraposición a la democracia, es la forma de gobernar que es ejercida por una sola persona quien detenta todos y cada uno de los poderes, es decir, que bien puede que esta persona sea elegida por mandato popular, pero en el transcurso y desempeño de su mandato, comienza a usurpar funciones de los demás poderes hasta hacerse cargo de todas y cada una de esas potestades.

Te puede interesar  Tipos de Narrador

Los dictadores suprimen el poder ejecutivo, legislativo y judicial, el dictador en pleno ejerce toda y cada una de las funciones y todas las potestades.

Aristocracia.

Se concibió en un principio como la forma de gobierno que debía ser ejercida por los más preparados, pero con el paso del tiempo, esta se conformó por las personas que ejercían o bien detentaban un cargo preponderante a razón de su clase, de modo tal, que la aristocracia fue perdiendo un poco de fuerza, por inmiscuir en muchas ocasiones a los menos aptos a los cargos.

Meritocracia.

Como una solución a las atrocidades que estaban siendo cometidas por la aristocracia, surge el gobierno de los mejores, es decir, de aquellos que eran los más aptos y los más competentes en razones de estudios, preparación y destrezas, sin embargo, tales concepciones terminaron por desvirtuarse, al dársele demasiada importancia a estas personas, quienes terminaban por caer en el despotismo y la insensibilidad social.

Fascismo.

Esta no es más que un forma de gobierno que se asemeja a una dictadura, a que todos los poderes son detentados por una sola persona, pero en este caso, la población, y la sociedad en general, sufren un adoctrinamiento, en donde se les instruye que el Estado lo es todo y fuera de él no se admite nada, es el Estado el ente proveedor de todos sus bienes y de sus beneficios, y como pueblo le deben todo al Estado, una forma de sugestionar a los individuos y de someterlos.

 

¿Te gusto este post?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.