Tipos de gases

Los gases se clasifican en inertes, comburentes, tóxicos, corrosivos, licuados, oxidantes, combustibles o inflamables, comprimidos, criogénicos e industriales.

Se conoce como gas, una sustancia o bien un químico que cuenta con poco volumen y densidad, motivo por el cual, puede diferenciarse de los estados sólidos y líquidos.

Este cuenta con una peculiar estructura, y es que el mismo dispone de partículas al vacío que se encuentran en constante movimiento, siendo esto el motivo por el cual, el gas, siempre se adhiere al envase que lo contiene, producto de la presión interna que las partículas hacen en él, siendo este el motivo por el cual, al destaparse el envase, el mismo se escapa con gran facilidad, y dispersa en el ambiente.

¿Cuáles son los tipos de gases?

Tipos de gases

Inertes.

Se les considera también gases nobles y son aquellos que se encuentran en la naturaleza, tienden a denominarse como no activos o no dispuestos a la ebullición; es decir, que este no es reactivo, al menos que se someta a condiciones principales de presión o bien de temperaturas elevadas.

Este tiene su uso, en espacios donde se ameritan gases no reactivos, es decir, que para poder sobrellevar las actividades de los mismos, puede que estos no sean propicios en espacios cerrados o de altas temperaturas, tal es el caso, de que son propicios para realizar soldaduras al aire libre.

Te puede interesar  Tipos de estrategias de aprendizaje

En su estructura presentan una sola particular, o bien un solo átomo de composición,  no presenta olor como tampoco color, por lo que no se pueden percibir con facilidad, siendo esto un riesgo en espacios cerrados, en los que puedan llegar a concretarse, de aquí que su manejo sea hecho con cuidado, por motivos de prevención.

Comburentes.

Son la antítesis de los gases nobles, ya que estos actúan con facilidad ante ciertas condiciones procediéndose a su encendido y posible quema, estos son aquellos que ante el calor o bien las temperaturas altas pueden llegar a presentar peligro de combustión.

Este último se corresponde con un proceso que se lleva a cabo, entre una sustancia oxidable y el oxígeno, produciendo que los átomos de ambos choquen y se genere o bien ocasione la liberación de energía que producirá una llama.

Es por ello, que para la manipulación de este tipo de gas, se amerita que los mismos no entren en contacto con oxígeno, debiendo mantenerse este a raya,  siendo necesario el empleo de recursos especiales para matármelos a raya.

Tóxicos.

Son considerados residuos de los gases de combustión, los cuales se liberan pasada esta etapa, es decir, que el mismo deviene como consecuencia de los gases  una vez convertidos en llama.

Como consecuencia, su composición se halla presente en agua y en dióxido de carbono, su grado de toxicidad suele distinguirse conforme a la llama que se desprende de la combustión, es así como, en el caso de quemas de papel o de cartón la llama que procederá es anaranjada; mientras que si la combustión procede de hidrocarburos la llama será de color azul.  

Te puede interesar  Tipos de controladores

Corrosivos.

Estos son los que presentan una composición dañina, o lo que es lo mismo, se hayan compuestos de partículas que pueden ocasionar daños irreversibles a la superficie o bien a los tejidos.

Como es de comprender, estos devienen de la unión del oxígeno con un metal, que es lo que ocasiona el proceso de oxidación, este es un proceso que tarda en llevarse a cabo, sin embargo, una vez que ha iniciado el mismo pasa a tornarse irreversible ocasionando daños en las estructuras que no pueden salvarse.     

Licuados.

También lleva por nombre gas licuado de petróleo, ya que el mismo se obtiene de una mezcla de hidrocarburos que entran en contacto entre sí, siendo estos reactivos ante las altas temperaturas y espacios confinados.

Oxidantes.

Aquellos que devienen de oxígeno, o bien que se recrean de forma artificial, pudiendo presentar las mismas características del oxígeno, es decir, que se trata de sustancias que se crean o emplean para generar la combustión o bien oxidación de otros materiales, su empleo y uso se destina a los laboratorios químicos o bien a la industria.     

Combustibles o Inflamables.

Aquellos que reaccionan ante las altas temperaturas pudiendo producir la combustión, es decir, que se trata de procesos gasíferos que aceleran este hecho, de modo tal, que se trata de compuestos que presenta condiciones de reactividad en alto nivel. 

Te puede interesar  Tipos de Reglamentos

Comprimidos.

Se trata de aquellos gases que se presentan en una temperatura inferior, es decir, que obtienen su condición gasífera conforme a su sometimiento a temperaturas inferiores a los 10 grados. 

Criogénico.

Se consideran un subtipo de los gases comprimidos, aquellos que se fijan conforme a una temperatura en específico, es decir,  que estos son sometidos a temperaturas mucho más bajas que los comprimidos, en química, se considera que los mismos se hallan congelados por debajo de su punto de ebullición.

Industriales.

Son aquellos sometidos a procesos industriales, y que pueden obtenerse conforme a una serie de características bastantes peculiares, ya que los mismos se hallan en un estado natural, pero por la intervención humana cambian de condición.

¿Te gusto este post?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.