Tipos de Fichas de Trabajo

¿Cuál es la tipología de Fichas de Trabajo?

Las fichas de trabajo se clasifican en resumen, paráfrasis, síntesis y textuales.

Se conoce como ficha de trabajo a instrumento de recolección de información que se emplea con el fin primario de organizar, controlar y recordar la información vista en un libro o bibliografía que representa una prioridad para el sujeto que investiga.

Ficha de trabajo se conoce tanto la técnica como el instrumento, debe su nombre a que desde sus inicios, esta se realizaba en fichas, las cuales se corresponden con porciones de una cartulina cortada de forma rectangular, que disponía de una serie de rayas en las cuales se llevaban a cabo la redacción de los datos.

Hoy en día, dicha organización de la información, se lleva a cabo en programas, es decir, en formato digital, inclusive hoy en día existen aplicaciones, herramientas y los mismos programas que traen la ficha digitalizada, con sus respectivos ítems, en los cuales se colocará la información necesaria.

La prioridad de las fichas bibliográficas, se ve reflejada en las diversas investigaciones que una persona puede hacer, con el fin de recolectar los datos relevantes sobre las bibliografías consultadas, las cuales se constituyen en el fundamento teórico de toda clase de trabajo científico.

¿Cuáles son los tipos de fichas de trabajo?

Tipos de Fichas de Trabajo

Fichas de resumen.

Considerada el modelo más empleado por los estudiantes, dada la composición de las mismas, ya que no solo suelen utilizarse con el fin de almacenar la bibliografía comprendida en un respectivo trabajo, sino que además constituyen un recordatorio o el apunte de los datos más importantes comprendidos en una investigación previa.

Te puede interesar  Tipos de Casas

Es común que como método de estudio se emplee, para recordar diversas teorías, sobre una temática en especial, por lo general suelen hacerse en las fichas conocidas comúnmente o bien se fabrican dentro del cuaderno como parte de los apuntes, lo importante es que esta recoja  los datos que guardan relevancia, para lo cual es menester leer a plenitud el contenido.

Evidentemente al tratarse de un resumen, la recreación de este sólo es posible a través de la lectura previa de todo el contenido y la comprensión del mismo, a fin de extraer las ideas principales y las secundarias, recreándose así de dicha forma el resumen.

Es de comprender que tal acto, puede llevarse por medio de un análisis integral, motivo por el cual, guarda una primacía especial para todo estudiante, ya que esta técnica implicaría un reforzamiento de los conocimientos, por medio de la lectura inicial, la comprensión, la extracción de información y la posterior hechura del resumen.

Ahora bien, la ficha de resumen suele llevar los siguientes datos, en la parte superior se coloca el autor, primero su apellido, seguido de su nombre. En la línea siguiente, se coloca el título del artículo, de la teoría, de la investigación o bien de la información leída.

Con posterioridad, se coloca el año, este debe de coincidir con la fecha de publicación, aunque en algunos casos dada la imposibilidad de ubicar esta (si el contenido es de muy vieja data, esto es realmente dificultoso), se coloca la fecha de la redición o re publicación.

Te puede interesar  Tipos de Diagramas

Se debe por igual, colocar el lugar donde fue impreso, o bien la institución que le presta el aval (en el caso de investigaciones académicas). Y acto seguido se realiza el resumen, este no tiene límites de líneas, más aquellas que marca la ficha al final.

En el caso, de que la ficha no sea para el estudiante en sí, sino que esta deba ser incluida como parte de una investigación, es necesario que la misma cumpla con los datos transcritos o redactados bajo la modalidad de APA. Si algo que hay que tener en cuenta, es que en la ficha de resumen, el contenido debe ser fiel a la información leída.

Fichas de paráfrasis.

Debe su nombre, paráfrasis, a que el contenido de la ficha se corresponde con una acción de parafraseo, es decir, conforme a esta el estudiante o bien el investigador debe de estudiar el contenido y proceder a explanar en la ficha lo que comprendió con sus propias palabras, es una forma de expresión conforme a la cual, el sujeto, capta la información pero la expresa acorde a su conocimiento.

Para la elaboración de esta ficha, se amerita la escritura primara del autor o de los autores, se deben de escribir así, primero el apellido y luego le sigue el nombre. De forma siguiente, se escribirá el título de la información, y abajo el año de la publicación o en su defecto edición.

Acto seguido, se redacta la paráfrasis, es decir, se redacta con las propias aplastas del investigador lo que este comprendió, el escrito ha de ser corto, pero ha de mantener una coherencia expresa, como por igual, una concatenación de ideas, si bien se tratan de las palabras del investigador todo esto debe ser hecho con  suma coherencia.

Te puede interesar  Clasificación de los Valores

Fichas de síntesis.

Muchas personas suelen confundirlas con las fichas tipo resumen, primero por el nombre y segundo por la metodología empleada, pero en realidad su expresión es diferente, si bien el sujeto debe de leer el contenido y captarlo, esta ficha solo comprende la explosión de las ideas principales de la información estudiada nada más, la cual debe de transcribirse de forma textual.

Se realizan de la siguiente forma, en la parte superior se coloca el nombre del autor de la información leída, primero se redacta el apellido y luego le sigue el nombre, en la parte de abajo se escribe el título, luego el año y al final se escriben las ideas principales de forma textual, evidentemente puede hacerse uso de conectivos, con el fin de que las ideas tengan coherencia.

Fichas textuales.

Esta es poco utilizada, y de hecho, en muchos casos, no suele gustar a los investigadores ya que no amerita el análisis de la información sino la copia textual de ciertos fragmentos que brinden una idea del contenido. Su forma de redacción es similar a las anteriores, en la primera parte autor, título y fecha, seguido de la redacción textual y fiel al contenido.

¿Te gusto este post?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.