Tipos de Fecundación

¿Cuál es la tipología de Fecundación?

La fecundación se distingue en fecundación cruzada, autofecundación, interna y externa.

El concepto de fecundación es uno de los pilares de la biología, habida consideración de que se trata de un proceso elemental para la existencia de vida, es así, como este suele implicar la unión de dos gametos que dan lugar a un nuevo organismo, que tendrá vida propia y se reproducirá de la misma forma en que ha sido originado.

No obstante, en términos más técnicos, se conoce como fecundación la intervención que un espermatozoide realice sobre un ovulo, creando así una unión o aleación de gametos, que dan vida a un nuevo ser.

¿Cuáles son los tipos de fecundación?

Cruzada

Es la que sucede con mayor frecuencia en el mundo animal y humano, esta implica el intercambio de información genética, por medio de la unión de dos gametos que proceden de individuos biológicamente diferentes.

El producto de dicha aleación se conoce como cigoto, el cual dará vida a un nuevo ser, que contará con su propia codificación genética, heredada de los dos gametos intervinientes.

Esta suele distinguirse en:

  • Isogamia, la cual tiene a lugar cuando los gametos a intervenir, son morfológicamente iguales, es decir, que cuentan con la misma taxonomía, por lo que resulta complejo poder diferenciar el género de cada uno, siendo este un proceso de fecundación que suele ser común en las algas y en los hongos.

  • Anisogamia, la que por contraposición, se produce con la intervención de dos gametos de taxonomía diferente, ya que los mismos provienen de géneros desiguales, siendo este el tipo de fecundación que se lleva a cabo entre los animales y los seres humanos.

No obstante, estudios científicos han permitido determinar el proceso de fecundación, conforme al cual, el gameto masculino suele ser de menor tamaño, en comparación con el femenino, siendo aquel el que termina por desplazarse para fecundar a este.

El caso más emblemático de esta modalidad de fecundación tiene a lugar en los seres humanos, la cual sucede una vez que el espermatozoide ingresa por el canal cervical, hasta llegar a las trompas de Falopio donde se alojan los óvulos, de dicha fusión surge el cigoto, que posteriormente crecerá a embrión y luego a feto, hasta su salida al exterior como neonato.

Autofecundación

Es un proceso que solo puede ser llevado a cabo en organismos hermafroditas, es decir, que presentan en su interior tanto órganos masculinos como femeninos, el proceso involucra la producción de gametos masculinos que se trasladarán hasta el órgano femenino, teniendo así a lugar la fecundación.

En todo caso, es uno de los procesos evolutivos más singulares, y que presenta una gran relevancia para la ciencia, la cual busca otra modalidad de reproducción, ya que al intervenir siempre los mismos gametos se produce un estancamiento en la especie.

Y esto obedece al hecho, de que al no haber intercambio de información genética, los nuevos especímenes siempre presentarán la misma codificación, por lo que no se puede hablar de una evolución de la especie, sino que incluso se puede determinar una finitud de la misma, que puede morir o bien fenecer ante factores recurrentes, ante la falta de una variación genética para hacer frente a los mismos.

Interna

Es la que sucede dentro del propio organismo, siendo una de las posibles de llevarse a cabo, habida consideración de que no se encuentra a la intemperie por lo que no es susceptible de perderse por causas externas.

No obstante, la ciencia médica ha determinado que la fecundación interna si bien es cierto que es una de las más comunes, y de las más frecuentes en suceder, no está exenta de problemas y es así como la misma puede interrumpirse por problemas en la codificación genética, verbigracia, uno de los factores más comunes del aborto involuntario es la incompatibilidad genética de los gametos del padre y la madre.

Externa

Es típica del mundo marino, es decir, es la que tiene a lugar en el exterior del organismo, de modo tal, que los gametos son liberados tanto por la hembra como por el macho, por lo general, la hembra deposita sus gametos, y el macho los rocía, dándose así la fecundación, por lo que el nuevo organismo, se desarrolla por igual, en el exterior.

Te puede interesar  Tipos de respiración humana

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.