Tipos de depresión

¿Cuál es la tipología de depresión?

Los tipos de depresión son episodio depresivo, trastorno depresivo recurrente, distimia, depresión bipolar tipo I, depresión bipolar tipo II, cuadro ansioso depresivo, episodio depresivo con síntomas psicóticos, depresión atípica, trastorno depresivo patrón estacional y trastorno depresivo recurrente breve.

Se entiende por depresión en sentido general, un estado emocional donde el ser humano manifiesta una profunda tristeza, que cursa con fatiga muscular orgánica y en ocasiones funcional, pudiendo por igual presentarse el desgano como una manifestación conductual.

Puede que a simple vista, esto pueda confundirse con un estado de malestar o la tristeza genérica, pero se califica como depresión cuando esta emoción perdura en un lapso determinado de tiempo, y además cuando la misma ocasiona ya malestares recurrentes en la persona.

Son síntomas manifiestos y generalizados de los distintos tipos de depresión, el malestar continuado a nivel de la cabeza y del estómago, las alteraciones de humor son frecuentes, donde la persona puede sentir miedo, pánico o bien ira hacia una determinada situación.

¿Cuáles son los tipos de depresión?

Tipos de depresión

Episodio depresivo.

Estos suceden como consecuencia de un evento determinado, es decir, la persona manifestaba normalidad en su vida hasta que le aconteció un evento o circunstancia que le altero y le hizo sentir mal, por lo general los especialistas determinan que este surge como resultado de un evento traumático, siendo los más comunes las perdidas físicas y emocionales que sucumben a la persona en un estado emocional fuerte y de tristeza; por lo general se identifica con el duelo.

Te puede interesar  Clasificación de los Métodos Anticonceptivos.

Trastorno depresivo recurrente.

En este caso, los episodios de depresión no son continuados sino que por el contrario son intermitentes, la persona manifiesta momentos de tristeza, que pueden sobrevenir a alegrías o bien a situaciones agradables, es decir, solo basta que la persona piense en el detonante como para que la tristeza y el malestar se apodere de ella.

Esta puede comenzar en la adolescencia por eventos que han marcado la infancia, o bien puede iniciar en la adultez por hechos que le marcaron la adolescencia. Estos son episodios que se presenta de momentos, llegando a ocasionar conductas inusuales en la persona como es el recogimiento, la búsqueda de soledad, para no dejarse ver mal.

Distimia.

Esta se manifiesta por un largo periodo de tiempo, en el que el sujeto manifiesta el mismo malestar, en este caso la persona siente una tristeza continuada, que no aumenta ni disminuye de modo tal que los síntomas que le acompañan son estacionarios.

La persona manifiesta un gran dolor, siempre busca la soledad, y huye de toda situación de conflicto de igual forma, esta persona padece de un sentimiento de culpa ante todo, son reflejos conductuales típicos de una depresión que ya ha calado en su interior y que requiere un tratamiento inmediato, antes de que logre desestabilizar el yo interno personal.

Te puede interesar  Clasificación de Fontaine

Depresión Bipolar Tipo I.

Clásico de los padecimientos bipolares, ocurre en  las crisis de las personas, donde estas pueden manifestar un lapso de tristeza y responder a la misma, esta sin lugar a duda modifica la conducta de la persona, quien de pronto puede mostrarse introvertida y con cierta desconfianza a quienes les rodean.

Depresión Bipolar Tipo II.

En este caso, ya no se trata de episodios aislados, sino que los mismos pueden ser recurrentes, pasando la persona de la tristeza a la alegría en un momento, de igual forma, puede la persona este riendo cuando al instante comienza a llorar, esta persona se manifiesta segura e insegura, el trastorno se hace más fuerte y la sensación de tristeza puede llegar a ser sumamente profunda en un solo instante.

Cuadro ansioso depresivo

En este caso, la persona manifiesta un fuerte estado de ansiedad que cursa con episodios de alteraciones conductuales, es decir, en este caso, la persona no solamente tiene un fuerte tristeza sino que además cuenta con un estado de alteración de conducta fuerte que le genera un gran malestar, el nerviosismos y los tics nerviosos se hacen presente, como también la alteración de los movimientos psicomotores.

Episodio depresivo con síntomas psicóticos.

En este caso la persona manifiesta una gran angustia que cursa con sentimientos de persecución o bien con emociones ambivalentes, en las cuales puede sentirse desprotegido o bien perseguido por ideas delirantes, tiende a escuchar voces, cree que las personas le hablan, así como también supone que algunas personas no les cae en gracia.

Te puede interesar  Clasificación de Mogensen

Depresión atípica.

Depresión en la cual el paciente manifiesta un alto estado de sensibilidad emocional, es decir, el individuo es muy sensible a cualquier comentario o bien acción que una persona tenga para con él, ya que este se puede sentir presionado por su entorno.

En realidad, no aprecia la realidad como debe de ser, por tal motivo es que siente que todos le juzgan o bien acusan, todas estas suposiciones hacen que la persona caiga en un grave letargo, llegando en ocasiones a sentirse miserable, por lo que puede verse ansioso ante ciertas manifestaciones gratas o situaciones que para él resulten positivas.

Trastorno Depresivo Patrón Estacional.

Esta es una fase depresiva que suele salir a brote en la persona, frente a los distintos tipos de climas, es una patología común en los países que cursan con temporadas.

Trastorno Depresivo Recurrente Breve.

Es un fenómeno, característico de la adolescencia en la que el joven sucumbe ante las distintas exigencias sociales

 

 

 

¿Te gusto este post?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.