Tipos de debate

¿Cuál es la tipología de debate?

El debate se clasifica según el formato, según el entorno en el que se desarrollan y de acuerdo con el grado de instrucción de los participantes.

Se conoce el debate como un medio de comunicación y de explicación de temas, donde intervienen dos personas o grupos, para exponer distintos puntos de vista, siendo esta la característica más notoria del debate, como es la contraposición de criterios.

Muchas personas tienden a considerar que el debate se trata de una simple pelea, pero ello, es inexacto, ya que el debate involucra una serie de requisitos para su propia conformación como son:

  • La determinación del tema a tratar.
  • La formación de las partes respecto al tema.
  • El tiempo de intervención de cada parte en el debate y la secuencia en que los mismos participaran.

¿Cuáles son los tipos de debates?

Según el formato

Conforme a la modalidad en que estos presentan se distinguen en:

  • Karl Popper, este centra en la divergencia que puede existir entre dos criterios, de modo tal, que unos participantes sostendrán una postura y los otros deberán de refutarla.

El mismo se realiza en torno a una serie de rondas, conformadas por discursos, donde se esgrime la postura y la otra parte interviene haciendo preguntas que a la vez refutan la misma.

  • Lincoln – Douglas, este se funda en la discusión de temas de interés social o bien de interés moral, siendo la misma bastante organizada, su esquema se reduce a: presentación de discurso, formulación de preguntas, y manifestación de un contraargumento.

Dada la modalidad del mismo, inmiscuye la participación de solo dos personas, a fin de que el debate no se haga extenso y se agote en el menor tiempo posible.

  • Australiano, de peculiar conformación, ya que este amerita la intervención de equipos formados por tres personas, los cuales son oradores y defensores cada uno de su postura.

El tema se formula bajo la forma de una premisa positiva, en la cual, cada grupo debe de afirmar o bien de rebatir.

  • Europeo, es un modelo similar a las reuniones diplomáticas, el mismo suele ser muy utilizado en las instituciones educativas, para incentivar a los jóvenes al pensamiento crítico y analítico.

En este se forman grupos, donde cada uno representa una nación, dando a entender que cada cual debe de defender sus intereses y propósitos y rebatir aquellas políticas que puedan afectarle.

Según el entorno en el que se desarrollan

Conforme al espacio en el que se llevan a cabo, se distinguen en:

  • Político, efectivamente son aquellos que se desarrollan entre los candidatos presidenciales, o bien entre los jefes de Estados de las respectivas naciones intervinientes. Son debates donde se discuten asuntos de interés social y de connotación nacional o bien internacional.
  • Parlamentario, los que se desarrollan dentro del congreso o bien cámara de diputados, el mismo tiene por finalidad discutir las políticas públicas, aprobar los presupuestos de la Nación y dedicarse a la contemplación y formulación de nuevas normas jurídicas.
  • Instructivo, son los que se producen en las instituciones educativas, como parte del Curriculum escolar, los mismos se llevan a cabo entre jóvenes de un mismo curso, con la finalidad de que puedan estos discutir conceptos aprendidos.

De acuerdo con el grado de instrucción de los participantes

Conforme a la preparación sobre el tema o los conocimientos que tengan los intervinientes sobre la temática, el debate se distingue en:

  • Impromptu, se trata de una forma de debate bastante peculiar, ya que el mismo es casi improvisado, en este caso, se lleva a cabo en las instituciones educativas con gran frecuencia.

El profesor da a conocer el tema, y permite a los alumnos prepararse en un espacio de 20 a 30 minutos para que puedan exponer sus ideas, establecer sus respectivos argumentos y formulas las posibles replicas.

Es una modalidad bastante común, para incentivar el pensamiento crítico, analítico, la defensa de posturas y estimular la participación de los alumnos en asuntos de interés social.

  • Formal, es la antítesis del debate improvisado, ya que el mismo, se lleva a cabo siguiendo una agenda e incluso un esquema estructurado, donde las partes conocen con anticipación la temática a tratar, el tiempo de intervención de cada quien e incluso el tiempo de formular preguntas.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.