Tipos de contratos mercantiles

¿Cuáles con los Tipos de contratos mercantiles?

Entre los tipos de contratos mercantiles se pueden encontrar los contratos de arrendamiento financiero, contrato de franquicia, contrato de compraventa, contrato de seguros y contratos de prestación de servicios.

¿Cuáles son los tipos de contratos mercantiles?

Al igual que ocurre con otro tipo de contratos, los mercantiles son variados y cada uno de ellos posee ciertas requisitos y peculiaridades concretas. Conocer estas características a fondo puede resultar de gran ayuda, especialmente para poder reconocer cual es el más conveniente según la situación.

Tipos de contratos mercantiles

Contrato de compraventa

Se caracteriza especialmente por el hecho de que uno de los contratantes, normalmente el vendedor, se encuentra obligado a entregar algo, ya sea un bien, objeto o derecho determinado. En el caso del comprador, se verá obligado a pagar el precio acordado previamente, ya sea en dinero o en algún otro signo que lo represente.

Contrato de arrendamiento

Se trata de un préstamo temporal de un bien o un objeto, esto se refiere al alquiler de algo. Este tipo deriva en otros, como el arrendamiento de empresas, algún local o simplemente de herramientas o materiales pesados.

Contrato de arrendamiento financiero o leasing

Se encuentra dentro del significado de contrato de arrendamiento, y se trata de aquellos en donde el alquiler tiene también derecho a compra. Permite a los usuarios a que pueden utilizar las herramientas o bienes, que son cedidos por la empresa, durante un tiempo apuntado con anterioridad, a cambio claro de recibir una retribución.

Te puede interesar  Tipos de hojas de cálculo

Contrato de franquicia

Es aquel donde la empresa dueña del nombre, es decir la franquiciadora, le confiere al franquiciado un derecho de libertad para explotar su marca, productos o los servicios a cambio de una suma económica. La empresa franquiciada deberá ceder el uso completo de la marca, así como dar toda la información necesaria sobre el negocio a la contraparte.

Contrato de prestación de servicios

En estos se contrata el servicio de profesionales pertenecientes a otras empresas, con el único fin de mejorar la propia en cualquier aspecto que lo necesite, a cambio de una retribución económica por parte de los mismos. Son frecuentes en la realización de obras o construcciones.

Contrato de seguros

Son aquellos donde se pacta previamente un acuerdo, en el cual la entidad aseguradora se encuentra en la obligación de indemnizar a la otra empresa, es decir a la asegurada, en caso de que se produzcan algunas circunstancias específicas o se corran riesgos concretos. Estos se deberán discutir y acordar antes que cualquier otra cosa, y a cambio se recibirá una prima como cobro.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.