Tipos de contaminación

¿Cuál es la tipología de contaminación?

La contaminación se distingue en diez tipos cuales son, atmosférica, hídrica, del suelo y subsuelo, radiactiva, térmica, visual, lumínica, acústica, electromagnética y alimentaria.

El concepto de contaminación, pese a conocerse se haya nuevamente en boga e incluso en disputa, ante las nuevas amenazas que se presentan en el ecosistema y que muchos consideran no son nocivas para el ambiente ni para la vida, que en el existe, porque dichos elementos no son contaminantes.

Y este es un término que dista de contaminación, si bien es cierto que uno puede depender del otro, no deben entenderse como sinónimos, por contaminante se entiende todo elemento extraño que es introducido en un espacio en el que “puede” ocasionar daño, como se aprecia, encerramos en comillas, la palabra puede, y es que el contaminante, es un peligro latente más no confirmado.

En cambio, la contaminación es una circunstancia de modo, es un hecho ya verídico y ya confirmado, es una situación actual, la cual se define, como la alteración que sufre un ambiente u objeto en sus condiciones originales o puras, a consecuencia de elementos extraños.

Como se puede apreciar, la contaminación implica la modificación del estado natural de las cosas, es por ello, que es importante que conozcas los tipos de contaminación y puedas así ayudar a evitar la forma de darse las mismas.

¿Cuáles son los tipos de contaminación?

Tipos de contaminación

Atmosférica.

Es la más conocida y la forma de contaminación más complicada de combatir, como es de suponer esta es la que tiene a lugar en las capas de la atmosfera y sucede cada vez que en el aire alguna partícula nociva se escapa.

Esta ha sido tema principal de las organizaciones mundiales, considerando el avance que los estudios científicos han demostrado, sobre el deterioro de la capa de ozono.

Uno de los contaminantes más fuertes y que mayor grado de afectación produce es el monóxido de carbono, estando esté presente en la mayoría de las carburaciones que se generan a nivel industrial, y que tienen a lugar también en el uso de vehículos.

Te puede interesar  Clasificación de los globulos blancos

Hídrica.

Este es el término genérico que hace referencia a la alteración de las condiciones naturales del agua, como producto de la introducción de productos nocivos en la misma, que modifican el ecosistema interno de ésta, produciendo consecuencias fatales, como es el caso de la muerte de centenares de peces; o bien alterando su composición química, haciendo su consumo peligroso, ejemplo de ello, es la muerte del ganado que toma agua de ríos contaminados.

En este tipo de contaminación se ubica la contaminación marina y la fluvial, que hace referencia a la alteración que sufren las aguas de los mares y océanos, y la modificación que padecen los ríos, respectivamente.

Esta se produce como consecuencia de los vertederos industriales, como es bien sabido toda empresa requiere de un mecanismo para desechar los residuos que genera con su actividad, pues el medio más común y empleado son los vertederos de sólidos y líquidos hacia el mar.

Pese a que existen en muchas naciones políticas contra esto, aun hoy, ha sido imposible normalizar la mayoría de empresas en este aspecto.

Del suelo y subsuelo.

Como es de apreciar, esta cosiste en la alteración de las partículas de la tierra, como resultado de la introducción de líquidos, sólidos o químicos  altamente nocivos para sus condiciones naturales.

Esto se produce en cualquiera de sus capas, de modo tal, que no es un criterio excluyente el determinar si la contaminación se produce en el suelo o en el subsuelo, una vez que las partículas del elemento nocivo entran en contacto con la tierra, la contaminación tiene a lugar.

Este tipo de alteración acarrea la perdida de la tierra y su uso, es decir, no solo los minerales se han modificado, sino que con ella, la tierra queda inservible, ocasionando esto la imposibilidad de usar el suelo para el cultivo y para la construcción.

Te puede interesar  Clasificación de Neurotransmisores

Muchos consideran que la contaminación del suelo y subsuelo tiene a lugar, como parte de una política limpiadora de desperdicios de las empresas, quienes desechan sus elementos en tierras fértiles.

Radiactiva.

Se origina como parte del fenómeno de la radiación, que no es más que la liberación de ondas electromagnéticas en el ambiente, o bien la liberación de partículas potencialmente dañinas en el aire.

Este es de todos los tipos de contaminación que existen el más peligroso, primero porque es el más difícil de controlar, ya que las ondas y partículas viajan a gran velocidad, y dependiendo del detonante de la contaminación, son muy pocas las curas que existen para erradicarla con prontitud, Es por ello, que cuando este tipo de contaminación tiene a lugar las consecuencias son realmente desbastadoras.

Tal es el caso, de los ataques químicos, que ocasionan efectos adversos temporales, permanentes, limitaciones motoras o mentales, atrofias musculares, daños en los tejidos e incluso la muerte.

Térmica.

Aunque muchos no lo crean posible, los cambios abruptos de temperatura pueden acarrear una contaminación, y es que la alteración tiene a lugar, cuando las condiciones climáticas o bien de temperatura ambiental varían.

Un ejemplo de ello, podría verse en la descomposición de la carne que puede tener a lugar por la falta de refrigeración, aunque sea un ejemplo muy básico, es perceptible, como el simple cambio de temperatura, acarrea la modificación del estado de pureza del elemento.

Visual.

Aunque muchos no crean posible esto, el exceso de luminaria puede acarrear una alteración en la forma de percibir un espacio, esta se produce como producto del uso excesivo de carteles luminosos, evidentemente al existir tanta proyección de luz en lugar, resulta imposible para la vista humana, percibir bien el ambiente, por lo que se produce una especie de encandilamiento que ocasiona la alteración visual.

Te puede interesar  Clasificación de las Proteínas

Lumínica.

Similar a la contaminación visual, pero en esta el efecto que se genera es la desorientación de la persona en el espacio, es decir, esta se produce como consecuencia de un exceso de luz en el ambiente, el cual se funde con las partículas del aire, afectando por igual las condiciones electromagnéticas del cielo, este tipo de contaminación se puede apreciar cuando el horizonte adquiere un color que no resulta el natural.

Un ejemplo  de este tipo de contaminación es perceptible en las urbes nocturnas, donde a raíz de tanta luz, el cielo no se torna del todo oscuro, sino que adquiere un leve color amarillento.

Acústica.

Se origina cuando en el ambiente, hay exceso de ruido, pero no solo eso, sino que los niveles de este son estridentes y agotadores.

Para que haya lugar a la contaminación acústica no basta la producción de varios sonidos, sino que es necesario, que estos sean molestos, a un alto volumen y que generen la incomodidad en las personas o bien en los animales que los escuchan.

Este tipo de contaminación, suele ser producto de la actividad humana, un ejemplo de ello, se puede ver en las zonas residenciales que quedan cerca de complejos industriales y son sometidas día y noche al sonido de las turbinas, calderas, maquinas procesadoras y más.

Electromagnética.

Tipo de alteración aún en discusión, ya que esta tiene por origen los aparatos eléctricos, científicos han realizado estudios y han determinado en sus ensayos, que los humanos y los animales pueden sufrir modificaciones en su conducta y en su cuerpo como producto de la exposición continua a ondas liberadas por los equipos electrónicos o bien electrodomésticos.

Alimentaria.

Esta es una contaminación sobrevenida y tiene a lugar, cuando la persona ingiere alimentos que han sido afectados por productos nocivos. O bien cuando los animales comen frutas o hierbas que han sido previamente contaminadas.

 

¿Te gusto este post?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.