Tipos de conocimientos

¿Cuál es la tipología de conocimientos?

El conocimiento se clasifica en filosófico, empírico, científico, intuitivo, religioso, declarativo, procedimental y directo.

El concepto de conocimiento resulta bastante complejo, y es que el mismo obedece a esos términos que son definidos conforme a las teorías que los asumen, como su objeto de estudio, es por ello, que establecer un concepto concreto de conocimiento sin asumir un aspecto de una teoría resulta una utopía epistemológica.

En sentido genérico, se entiende por conocimiento el conjunto de conceptos abstractos o ideas que una persona construye en base a su experiencia, y crea con estas relaciones lógicas, entre las representaciones mentales y los objetos de la realidad.

Es decir, el conocimiento es una construcción realizada por el ser humano conforme a la realidad, pero también puede este surgir de una serie de ideas innatas que el hombre posee en su interior y que le ayudan a distinguir ciertas relaciones del mundo exterior.

Para muchos el conocimiento, puede sobrevenir con el nacimiento, alegando que las personas nacen con cierto grado de conocimiento, mientras que para otros el conocimiento se forma con la experiencia,  el ser humano en cada relación que establece con un homologo bien con un objeto, crea conocimiento.

¿Tipos de conocimiento?

Tipos de conocimientos

Filosófico.

Para muchos este no es considerado un verdadero conocimiento, para otros el conocimiento filosófico es el origen de todos los demás conocimientos y saberes que puedan existir en el mundo, es denotado la raíz gnoseológica de todas las teorías del saber.

Y es que este parte de la contemplación reflexiva que el ser humano hace de la realidad, es decir, es la disposición del espíritu pensante hacia los objetos que le circundan, es la simple observación e internalización de las formas, para la construcción de ideas.

Este conocimiento no usa más ningún otro método, que el de la admiración de los objetos, no pasa a su comprobación; este crea representaciones y teorías fundadas en las ideas, en el pensamiento lógico y racional.

Te puede interesar  Tipos de rectas

Pero dista del resto de los conocimientos, en que carece de un método en específico, a este se le atribuye el análisis del espíritu, de aquí que muchos lo consideren un saber vulgar, tachando su incorrecta denominación de conocimiento.

Su campo de estudio es amplio y complejo, no alberga método alguno, pero, por medio de la reflexión, logra tratar temas transcendentales como lo son la existencia humana y la muerte.

Un ejemplo, de lo que puede albergar el conocimiento filosófico se haya en la religiosidad, fundada en dogmas y principios que para muchos no son de carácter realista, sin embargo, estos se fundan en creencias que el espíritu pensante del ser humano ha logrado edificar e incluso defender con argumentos por igual idealistas.

Empírico.

Este surge del día a día del ser humano, por lo que su medio de formación es la experiencia, esta última obedece al contacto del hombre con los objetos, hecho por medio del cual, éste establece una serie de conjugaciones y crea el concepto.

El hombre forma teorías a partir de lo que ve y siente, pero sin llevarlo a la comprobación, es un conocimiento fundado netamente en lo sensorial, es decir, en lo que la persona capta a través de los sentidos.

Científico.

Defendido por muchos como el verdadero conocimiento, este nace y se crea de la apreciación de los objetos, pero también de la respectiva comprobación de los mismos, en efecto, este emplea el método científico (el cual creó),  se funda en la comprobación de las relaciones lógicas de los objetos y del pensamiento humano,

Para este, nada puede ser considerado conocimiento sino cuenta con un fundamento y una comprobación, que determine que lo que se establece es cierto y verdadero, es decir, que no admite refutación alguna, porque es un hecho verídico y que ha sido comprobado.

Te puede interesar  Clasificación de los Climas

Intuitivo.

Este se funda en percepciones subjetivas que la persona puede hacer de su entorno, muchos de estos juicios son fundados en la experiencia, en la relación que la persona puede establecer entre un objeto, otra persona o bien una circunstancia y una sensación.

Es decir, la persona ve caer la lluvia en la noche, e “intuye” que si sale y se moja, sentirá frio; caso contrario, si ve la lluvia caer en pleno mediodía, la persona “intuirá” que si se moja con ésta, va a refrescarse.

Como se puede apreciar este conocimiento, permite establecer conclusiones fundadas en juicios de valor de carácter relativo, ya que la persona los establece en su experiencia, la cual es variable y no comprobable.

Religioso.

Este es un saber fundado en la fe y en dogmas que admiten la existencia de creencias arraigadas en el espíritu pensante del ser humano, aunque mucho se ha discutido sobre este tipo de conocimiento, no existe un criterio definitivo sobre la falsedad o veracidad del mismo.

Y es que en muchas ocasiones, cuando la ciencia no puede dar con la respuesta, las creencias arraigadas y sostenidas de una cultura, pueden entablar una explicación que al menos, desde el juicio filosófico pueden resultar convincentes para el espíritu pensante.

Declarativo.

Este es resultado de un proceso cognitivo que se lleva a cabo en el interior del sujeto, y se funda en las construcciones teóricas que el mismo ha hecho durante un periodo de tiempo, algunos expertos tienden a catalogarlo como memoria a largo plazo, o lo que es lo mismo, como resultado de la aprehensión cognitiva y de la experiencia. Motivo por el cual, para muchos estes es el conocimiento hecho práctica.

Te puede interesar  Clasificación de los Deportes.

Procedimental.

Este es un tipo de saber que se produce como consecuencia de la experiencia, para muchos es resultado del aprendizaje condicionado, del ensayo y del error, donde la persona determina de forma conducente como debe de actuar o comportarse ante una situación que ya ha vivido.

Por ejemplo, una persona sabe que debe de retirar la silla de la mesa para poder sentarse cómodamente, o conoce como encender un electrodoméstico, porque ya lo ha hecho en infinidad de veces.

Es un conocimiento que se establece por la práctica reiterada de una acción, a la cual, el individuo vincula un determinado resultado, viendo esto como un saber comprobable y cierto para él.

Directo.

Es aquel que la persona obtiene por sí misma, en este caso, el individuo crea sus propios conocimientos fundado en sus experiencias y en sus conexiones con el mundo exterior, por lo que el mismo, esgrime sus propios criterios conforme a su análisis. La persona en sí, crea su propio conocimiento, que para ella resulta válido.

A este conocimiento se opone el indirecto, el cual resulta de las interpretaciones que terceras personas pueden realizar, el más común de estos, es el aprendizaje formal que se da en las escuelas donde los docentes transmiten el conocimiento aprendido a sus alumnos.

Como se puede apreciar, el concepto de conocimiento abarca muchas características por lo que puede resultar sumamente complicada, su precisión en un concepto inequívoco.

Lo cierto es que la teoría gnoseológica tiene muchos postulados respecto a la precisión o no del conocimiento cierto y válido, estando aún en discusión, cual es el tipo de conocimiento que brinda un verdad cierta e irrefutable, estando en constante disputa el conocimiento filosófico y el conocimiento racional, por la verdad verdadera.

 

5 (100%) 2 votes

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.