Tipos de Chihuahuas

¿Cuál es la tipología de Chihuahuas?

Los chihuahuas se clasifican en chihuahua de pelo liso, pelo largo, cabeza de manzana, cabeza de venado y chihuahua tacita de té.

Este tipo de perro es originario de México, específicamente del distrito Chihuahua, sin embargo su nombre no deviene de la localidad, ya que su nombre original es chihuahueño, no obstante, por un modismo norteamericano, el perro fue bautizado como se le conoce hoy en día, para identificarlo con México.

Los chihuahuas son considerados los perros más pequeños del mundo, en razón de su estatura, contextura e incluso por su talla, es así, como en la mayoría de los casos los mismos han sido buscados para ser la mascota ideal de los más pequeños y de los ancianos.

De una década para acá, dicha raza gano mucha fama, por ser la mascota favorita de la heredera multimillonaria Paris Hilton, ya que ésta, no cesaba de exhibir su perro en carteras de reconocidas marcas, lo cual generó gran conmoción entre sus fans, que incrementaron la demanda de perros de dicha raza.

¿Cuáles son los tipos de chihuahuas?

Chihuahua de pelo liso

Aquellos que se caracterizan por presentar un pelaje realmente corto, de aquí que en la mayoría de los casos, se crea que tienen los pelos lisos, pero en realidad, solo se trata de hebras muy finas y cortas de extensión.

Te puede interesar  Tipos de Rosas

Pelo largo

Es similar al chihuahua de pelo corto, con la debida excepción de que este presenta una hebra un poco más gruesa, pero sigue siendo de pelo liso y suave.

Siendo estos uno de los chihuahuas que más cuidados ameritan, ya que en realidad, puede considerarse una verdadera rutina el deber de peinarles el pelo con frecuencia.

Y es que si algo caracteriza el comportamiento de estos animales, son sus travesuras, motivado a ello, es común que por su tamaño se introduzcan en pequeños espacios, llenándose el pelo de mugre, suciedad y de animales indeseados.

Por lo que, la rutina de baño y de limpieza se torna por demás imperiosa, generándose con ello, una gran alerta en los dueños, quienes deben de estar atentos, ante cualquier enredo en el mismo, debiendo de proceder con la mayor de las cautelas para no maltratarlos.

Cabeza de manzana

Debe su nombre al hecho de que presenta un cráneo con la forma de dicha fruta, es decir, anatómicamente, la cabeza es mucho más gruesa que la mandíbula, presentando aquella un abultamiento notorio hacia el frente.

Este es el estereotipo más común de la raza, de hecho, es uno de los más comercializados, ya que dicha forma, crea en el ejemplar una mayor fuerza y resistencia a los embates del tiempo y a los elementos externos, con los cuales pueda encontrarse.

Te puede interesar  Tipos de Falacias

Cabeza de venado

Cuando un chihuahua no presenta la cabeza con dichas dimensiones, es decir, cuando no cuenta con una cabeza como la de una manzana, se le conoce comúnmente como cabeza de siervo o de hacha, y es que el animal presenta una cabeza alargada con frente poco pronunciada, más si con un hocico sobresaliente.

Chihuahua tacita de té

Se les denomina de dicha forma, porque son mucho más pequeños que los chihuahuas comunes, pero en realidad, estos no son más que una mutación de los criadores de esta raza.

Muchas organizaciones animales, se han pronunciado en contra de las mismas, por considerar que se trata de animales en riesgo, ya que los mismos son sometidos a procesos que atenta contra su salud, para sacar a relucir por igual, características que intentan contra ellos mismos.

Verbigracia, estos ejemplares presentan la cabeza mucho más pequeña, por lo que sus huesos son mucho más reducidos, su diafragma y costillas son por demás débiles, de modo tal, que un mal agarre o un exceso de fuerza, puede fácilmente fracturárselas.

De forma adicional, estos perros, cuentan con patas muy cortas, cuyos huesos son por demás débiles, lo que fácilmente puede ocasionar que los mismos terminen fracturándose en cualquier caída o en un mal traslado.

Te puede interesar  Tipos de Esquemas

Con el cuidado debido, pueden alcanzar los seis años de vida, pero en condiciones precarias (es decir, ya han sido sometidas a diversas cirugías y demás) mientras que en condiciones normales, dichos ejemplares, no superan el año de vida.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.