Tipos de Café

¿Cuál es la tipología de Café?

El café se clasifica en espresso, cappuchino, americano, café latte, café con leche, mocachino y macchiato.

Definir la palabra café, amerita hacer un amplio recorrido por su descubrimiento y su diversificación, ya que hoy es considerada la bebida más popular del mundo, en efecto, hablar de café, en primer término es hacer referencia a la semilla del árbol cafeto, el cual solía darse en la República de Etiopia, ya que como sabemos hoy en día, este grano suele cultivarse con gran afluencia en zonas tropicales.

Este árbol no suele ser muy grande, y en gran parte de los sembradíos donde se cultiva se hacen esfuerzos por mantener la planta en un tamaño moderado para su correcta recolección, la semilla suele encontrarse dentro de la flor que es color blanco y exhibe un fruto o una especie de baya de color rojo oscuro.

Por adaptación del término, la palabra se concedió a la infusión que se obtiene de este grano, es decir, se denomina café popularmente  a la infusión que se logra sacar de la semilla pasada por un proceso de desecación y tostado que hace que la misma sea posible hervir en agua para extraer su jugo, sabor y aroma.

¿Cuáles son los tipos de café?

Tipos de Café

Espresso.

Se trata de un café lo suficientemente oscuro, por lo que posee un aroma y sabor fuerte, este es de origen italiano. Es posible obtenerlo gracias a la tecnología de las maquinas cafeteras, ya que esta hace pasar agua a gran presión por el filtro para obtener el café en cuestión.

Te puede interesar  Tipos de semillas

Pero para que adquiera tal condición, es menester que el café se encuentre en un estado o condición de polvo lo suficientemente notoria, es decir, el café amerita estar lo suficientemente molido, para que el agua hirviendo lo haga salir al máximo.

Es considerada la base de preparación de los demás tipos de café, por la pureza del mismo, muchas personas alegan que lo más idóneo es tomarlo en su estado natural, sin colocarle demás endulzantes, sin embargo, esto es cuestión de gustos, para aquellos que desean adoptar un café puro y rígido en su sabor.

Para los expertos en café, este debe de ser servido, con una crema gruesa en su parte posterior, que está compuesta de azúcar en algunos casos, mientras que en otros casos, se le agrega azúcar de forma adicional, la cual comenzara a descender lentamente junto a la crema.

Cappuchino.

Se trata de un tipo de café muy solicitado, el mismo consiste en una mezcla de espresso, leche vaporizada y espuma de leche, todo esto dispuesto en proporciones iguales; en ocasiones para potenciar el sabor se le puede esparcir por encima un poco de cacao o bien se le coloca chocolate rallado.

Cuenta la historia que este café resulto muy popular en Italia hacia la época de los 80, y obtuvo su denominación por el hábito de los monjes que transitaban por las calles.

Para obtenerlo, es menester lograr que el vapor salga junto a la leche, obteniendo así una mezcla homogénea, y una espuma que obtiene el sabor dulce de la leche y del café.

Te puede interesar  Tipos de cerveza

Americano.

Este se obtiene de la combinación de un poco de espresso, con más agua caliente, es decir, es un tipo de espresso más rebajado, hay quienes le colocan un poco de leche, pero los expertos consideran que mejor es tomarlo solo para degustar mejor el sabor del café en sí.

Al respecto de este, la leyenda urbana cuenta que surgió como un invento de los soldados de la segunda guerra mundial, en un intento por descubrir el mismo sabor del café que había probado en las zonas visitados, por lo que lo pasaban por maquinas al vapor, obteniendo este.

Se trata, de una preparación muy sencilla, ya que consiste en agregar a media taza de expresso, una taza de agua hirviendo, este es el tipo de café más fácil de imitar en el hogar, ya que solo basta tener café molido, agua hirviendo y azúcar.

Café latte.

Resulta también muy popular y se obtiene de mezclar leche con azúcar, en pequeñas proporciones a la base de espresso, este es un tipo de café originario de Europa, y su término latte hace alusión a leche.

Para su preparación se obtiene el espresso, primero pasado por el vapor y luego se produce el vapor para obtener la crema de leche, dada su popularidad es común que en distintos lugares del mundo tenga este su poca presentación, además este es un tipo de café que los baristas suelen decorar o bien aderezar con gran frecuencia.

Te puede interesar  Tipos de pisos

Café con leche.

Muchos suelen confundirlo o considerar que se trata del mismo café con latte, pero en realidad, este varía por su forma de preparación, primero porque se necesita de un tipo de café más puro que el expresso.

Y para su preparación se necesita la misma cantidad de café y de leche, es por ello, que la contextura del mismo suele ser diferente a la del latte, en que este luce más  líquido, pero sin embargo mantiene un sabor muy delicioso.

Este por su sabor y lo fácil de su preparación resulta un café muy sencillo de preparar, motivo por el cual es común encontrarlo en las panaderías e incluso en las casas de familia.

Mocachino.

Es una mezcla hibrida deliciosa, la cual consta de chocolate y café, además de incluir leche, razón por la cual gana muchos adeptos.

Es común que este se presente con leche en vez de crema de leche, lo que le da un sabor verdaderamente delicioso, este en la mayoría de los casos se prepara con raspadura de cacao o bien con polvo de cacao.

Macchiato.

Este es una mezcla bastante especial, el cual se prepara por partes y de hecho se presenta en capas, motivo por el cual se sirve en copas o en tazas de cristal para que las mismas puedan ser apreciadas.

El café se obtiene a raíz de preparar, espresso, caramelo y leche al vapor, o bien crema de leche, la presentación depende del barista como guste decorarlo.

 

 

¿Te gusto este post?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.