Tipos de aislamiento hospitalario

¿Cuál es la tipología de aislamiento hospitalario?

El aislamiento hospitalario se clasifica en contacto, por gotas, aéreo e inverso.

Se conoce como aislamiento hospitalario, aquellas medidas que son requeridas para la preservación de un paciente que padece una patología infecciosa, de modo tal, que el aislamiento obedece en primer lugar a cuidados especiales que se realizan al paciente, para el cuidado de su integridad y salud,  y a medidas de precaución para con los terceros.

¿Cuáles son los tipos de aislamiento hospitalario?

Contacto

En este caso, se trata de los cuidados que se prestan a un paciente, del cual se teme que padece una enfermedad que puede ser fácilmente transmisible por medio del contacto dérmico o de superficie.

Cuando se trata de dicho aislamiento, se debe tomar medidas extremas, ya que al tratarse de la piel del paciente, debe de cuidarse incluso de las segregaciones que el mismo presente en la dermis.

Tanto así, que incluso deben de mantenerse medidas de resguardo para con las prendas, utensilios, vestimentas que emplea el paciente, ya que por medio del mismo contacto, puede contaminarlas por igual.

Para el contacto con dichos pacientes, es menester tener en cuenta con los siguientes cuidados:

·        La persona que visitará el paciente, debe de emplear bata, guantes y mascarilla tanto para la boca, como por igual para los ojos, dependiendo de la patología que presente el mismo.

Te puede interesar  Clasificación de los Virus

·        Se debe de lavar las manos antes y después de tocar al paciente, siendo menester, antes a fin de no transmitirle algún otro agente patógeno que pueda empeorar su condición, y con posterioridad, a fin de evitar el contagio.

·        Dada la condición del enfermo, es menester que toda clase de intervención y de cuidado o aplicación de tratamiento sea hecha en el lugar de su confinamiento, ya que el traslado del mismo, no se haya permitido.

·        A fin de evitar toda clase de propagación de patógenos, lo recomendable es que el cuidado del paciente, se confié a un solo especialista médico.

·        En lo que respecta a los materiales y equipos quirúrgicos o médicos, deben  de ser de uso exclusivo del paciente, los cuales serán sometidos luego de su uso, a un doble proceso de esterilización.

Por gotas

Es una de las patologías más complejas de definir y de cuidar, ya que en dicho caso, se alejan los pacientes por presentar los agentes patógenos en sus secreciones, las cuales se hallan presentes en el sudor y la saliva, de modo tal, que las medidas se toman en consideración de que el mismo puede transmitir la enfermedad por el simple habla, o bien por la tos y el estornudo.

En cuanto a las prevenciones y cuidados se debe emplear los siguientes:

·        El paciente debe ser recluido en un cuarto aislado, pudiendo compartirlo con otra persona que padezca de la misma patología infecciosa.

Te puede interesar  Tipos de autismo

·        El paciente debe de emplear de forma constante mascarilla, a fin de evitar una propagación,

·        La persona que ingrese a visitar el paciente, debe por igual emplear mascarilla y guantes, teniendo el debido cuidado de lavarse las manos, antes y después de la visita.

En algunas ocasiones, se recomienda el uso de batas, para evitar que alguna secreción caiga sobre la ropa del familiar y pueda ser fuente de contagio a posterioridad.

Aéreo

En este caso, se trata de pacientes que presentan patologías, que generan microbios o bien partículas infecciosas en sus secreciones que fácilmente pueden transmitirse por medio del aire.

Es por ello, que para su cuidado y el cuidado de los familiares y personal médico, el uso de mascarilla resulta sumamente imprescindible, con la finalidad de que el mismo pueda ser  resguardado de todo tipo de contacto.

De modo tal, que es menester que los tapas bocas sea de alta resistencia y de la mejor calidad, debiendo ser de material aislante, el uso de guantes también se recomienda.   

Inverso

En este caso, se trata de pacientes que presentan patologías que fácilmente pueden disminuirle los niveles de defensa y que pueden ocasionarle estados de desfallecimiento, debilidad corporal y problemas incluso a nivel motor y neurológico.

La finalidad de estos aislamientos, es prevenir o bien proteger al paciente de toda clase de contagio externo, que pueda empeorar su condición, y que pueda conducirlo a la muerte. 

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.