Tipos de Acné

¿Cuál es la tipología del acné?

El acné se clasifica por las etapas de la vida, por la severidad de síntomas y por las causas externas.

Se denomina acné a una patología que aparece o bien afecta la piel, caracterizada por la presencia de una inflamación de la epidermis y de sus glándulas, como también de sus poros, lo que ocasiona la dilatación de estos y la acumulación de residuos, que pueden generar puntos negros o bien depósitos de pus.

¿Cuáles son los tipos de acné?

tipos de acné

Por las etapas de la vida

Del bebé

Este surge como consecuencia de la adaptación del neonato al mundo exterior o bien como resultado del contacto con demás personas o agentes (poca higiene de los padres, familiares o falta de aseo en su ropa), lo cierto es que, el mismo, es temporal, suele presentarse como leves protuberancias que tienden a desaparecer con el tiempo, no ocasionan molestias en el bebé como tampoco son susceptible de dejar cicatrices.

Infantil

Comúnmente sale en pequeños menores de un año, las causas suelen ser las mismas del acné del bebé, con la peculiaridad que es posible que las postulas presenten ciertos cómalos de pus, se aconseja no extirparlas y dejar que estas desaparezcan y curen solas, para no ocasionar daños en la epidermis y por ende ocasionarse cicatrices de difícil remoción.

Te puede interesar  Tipos de Termómetros

Vulgar

Denominado así, porque es el más común y que suele presentarse en la mayoría de los adolescentes con edades comprendidas entre los 15 a 20 años, presentándose con abundancia en el rostro, cuello y en la espalda, se caracteriza por una inflamación marcada de la piel y además por puntos con residuos de abundante pus.

Acné adulto

Aquel que surge como consecuencia de alteraciones hormonales y que suceden en la etapa adulta, que se caracteriza por la presencia de puntos negros en abundancia, en la cara y en zonas del cuerpo con mayor calidez, de igual forma, es de señalar que es rara la aparición de pus en el rostro, siendo más común la difuminación de estos granos purulentos en la espalda, por lo general, cuando el problema hormonal es tratado, estos tienden a desaparecer.

Por la severidad de síntomas

Comedogénico

El que surge en la zona T del rostro, es decir, en la frente, nariz y mandíbula, es el más común en la adolescencia, siendo muy comunes las espinillas y los puntos negros.

Papulopustoloso

Aquel que se caracteriza por presentar la piel inflamada, con una serie de protuberancias, que son comunes en la frente y en la espalda, por lo general, las espinillas lucen como capullos, donde no presentan un poro dilatado ni una punta por donde extraer la pus, debiendo tratarse este tipo de acné de forma médica.

Te puede interesar  Clasificación de vacunas

Conglobata

Es la manifestación más común del acné severo, se presenta como una forma de protuberancias contiguas, excesivamente purulentas, con la apariencia de piel grasa, además de que la zona de la epidermis puede encontrarse totalmente inflamada, ocasionando ello, un malestar en la persona, más allá de lo estético;  ya que las protuberancias, generan comezón e incluso dolor.

Fulminante

Acné que en muchas ocasiones deja marcadas cicatrices, se caracteriza por presentar pústulas de gran tamaño, con abundante pus, llegando a ocasionar fuertes dolores en la piel, fiebre e incluso malestar.

Por las causas externas

Veraniego

El que surge como consecuencia de una exposición elevada al sol o bien a las temperaturas, siendo común que las personas manifiesten dolor en la piel y además de una intensa comezón.

Cosmético

Tal cual se deduce, es aquel que surge como resultado del uso de determinado producto cosmético, es decir, que el mismo aparece como consecuencia de que la piel ha sido expuesta a un agente totalmente perjudicial y que no genera ningún bien en los poros, obstruyéndolos o bien generando la erosión de los mismos.

Excoriado

Puede este tratarse en un principio, de cualquier tipo de grano, con la peculiaridad, de que estos presentan un enrojecimiento producto de la comezón que ocasionan  y la repetida  manipulación que la persona ejerce sobre el mismo, ocasionando con ello una fuerte inflamación no solo del grano, sino además del tejido, llegando en la mayoría de los casos a afectar la epidermis.

Te puede interesar  Tipos de alcoholismo

Inversa

En este caso, los granos no brotan hacia el exterior, sino que por el contrario, quedan encapsulados, en este caso, no se trata de protuberancias, sino que son abscesos, es decir, que la pus queda internamente insertada en las capas de la dermis, lo que ocasiona grandes dolores, comezones e incluso molestias al solo tacto.

Mecánico

Viene generado por la fricción de una prenda de ropa a la piel, junto a las elevadas temperaturas, que hacen que las glándulas sebáceas comiencen a generar sudor y sebo de más, pudiendo producirse la exposición de los poros a esto, y por ende, la respectiva acumulación de residuos y aparición de espinillas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.