¿Qué son los Sustantivos?

Sustantivo

Definición, concepto y ejemplos de Sustantivos

Son distintos los elementos que se aprecian en la lengua española, para la conformación de los discursos, es así, como uno de los más importantes, lo constituyen los sustantivos, veamos que tratan estos y como poder diferenciarlos de otras partículas de la oración, de forma adicional recurriremos a unos ejemplos para que sepas como usarlos.

¿Qué es un sustantivo?

En términos sencillos y lacónicos, un sustantivo no es más que una palabra que se utiliza para denotar una cosa, pudiendo esta cosa ser una persona, objeto, entidad, o ente; de modo tal, que el sustantivo viene a identificarse en si con el nombre del elemento, en su sentido genérico y en específico; de hecho, cuando se estudia la raíz epistemológica de la palabra sustantivo, esta coincide con nomen, que en realidad significa nombre.

Es así, como con frecuencia suele decirse, que el sustantivo colinda con el sujeto de la oración, es decir, que el sustantivo suele representar quien ejecuta o lleva a cabo la acción.

Tan es así, la preponderancia de su uso, que con independencia del idioma que se trate el sustantivo viene a representar la misma partícula, es decir, viene a ser la forma en que se designan las personas y las cosas, de modo tal, que es la palabra que se emplea para atribuirle un nombre a todo.

sustantivo

Ciertamente es una de las palabras más fáciles de identificar en cualquiera de los idiomas, ya que la misma colinda con el nombre, su composición puede estar hecho por palabras simples, como Luis, carro o casa, o bien puede estar conformada por palabras compuestas como: autosaboteo (auto-saboteo); autoestima (auto-estima) o bien pelirrojo (pelo-rojo).

Identificación de un sustantivo y algunos ejemplos

A fin de poder emplear mejor esta palabra y de seguir de forma congruente al misma dentro de una composición lingüística, conviene advertir que esta difiere del verbo, en cuanto esté siempre va a comprender la acción en sí, es decir, este representa lo que llevará a cabo el sustantivo, aunando a ello, debe de advertirse que los verbos siempre son conjugables, muestras que los sustantivos son categorizables.

Por otra parte, conviene advertir que los sustantivos difieren enormemente de los adjetivos, ya que estos sirven es para rendir atributos a aquellos, es decir, para referirle características o bien circunstancias de modo, espacio o tiempo.

Por ejemplo, veamos las siguientes oraciones:

  • Carlos es muy inteligente

Análisis: Si separamos las palabras, podemos apreciar que Carlos es el sustantivo, ya que se corresponde con el nombre de una persona; mientas que la palabra inteligente, refiere al hecho de que Carlos goza de un buena mente, de una capacidad intelectual superior por así decirlo.

  • El cielo esta nublado

Análisis: Como se puede apreciar en la oración anterior, el cielo hace referencia a todo lo que se encuentra en la parte superior del ambiente, mientras que nublado, es una condición de modo o circunstancia de tiempo que se le atribuye al cielo, es decir, algo que le brinda una característica ante el ojo del espectador.

Tipos de sustantivos y ejemplos

Ahora bien, a fin de poder entender mejor de que tratan los sustantivos, vamos a presentarte su tipología con ejemplos claros de su uso, para que te resulte más sencillo su empleo y no presentes problemas en su formulación.

Sustantivos propios o comunes

Se entiendo por sustantivos comunes, aquellos que hacen referencia a cosas que forman parte de un grupo, o bien que no cuentan con una especificación única, de modo tal, que todos tratan de un mismo género.

Por otra parte, los sustantivos propios, son aquellos que cuentan con una determinación, o bien con unas características, que les brindan connotaciones para poder diferenciarlos del resto.

Por ejemplo, las palabras, vacas, cerdos o cabras, hacen referencia a los animales como tal, por lo que se trata de sustantivos comunes. Mientras que, si yo digo La Vaca Lola, la estoy determinando, al agregarle un nombre, el cual sin duda alguna pasa a ser un sustantivo propio.

Tomando el mismo, ejemplo, si yo digo, los cerdos, son unos cuantos mamíferos de cuatro patas, pero en cambio, si yo digo la cerdita Peppa, ya allí estoy agregándole una connotación, le estoy colocando un nombre, por lo que pasa a ser un sustantivo propio, en dicho caso, refiere a la popular comiquita infantil.

Abstractos y concretos

La palabra abstracto hace referencia a todo aquello que no es tangible, es decir, que al menos por el sentido del tacto y la vista, no se puede captar, de modo tal, que los sustantivos abstractos hacen referencia a condiciones inherentes al ser humano y que son ofrecidas por el mismo como parte de su existencia, siendo así, se incluyen dentro de estos, las cualidades personales, las actitudes y aptitudes, los valores, los sentimientos, las emociones y las experiencias.

Por ejemplo, los sustantivos abstractos más comunes en las personas a emplear, son la tristeza y el amor, tal es el caso cuando se indica, Carlos siente amor por Carla, o bien Nada como el amor de madre, que lo aguanta y soporta toda; Que tristeza me da ver que no te importo nada de lo que me hiciste, Siento tristeza al pensar en mi hijo.

Ahora bien, en lo que respecta a los sustantivos concretos, estos hacen referencia a las cosas que de una forma u otra pueden percibir por los cinco sentidos, es decir, que estamos haciendo referencia a las cosas tangible; por ejemplo, la mesa del cuarto, el colchón sobre el que duermes, el piso sobre el que estas parado.

de igual forma, se incluyen dentro de los sustantivos concretos, todas aquellas cosas que si bien no son tangibles, estas al menos, han resultado perceptibles por el ser humano en estudios científicos, verbigracia, el oxígeno que ingresa a tus pulmones, la fuerza de gravedad que experimentas cuando sostienes un lápiz con tu mano y lo dejas caer al piso.

La academia también considera que los nombres que hacen referencia a los seres imaginarios o a ciertas entidades de la existencia humana, forman parte de los sustantivos concretos, verbigracia, las hadas, duendes, elfos, las almas y los espíritus.

Colectivos e individuales

Se entiende por colectivo, todo aquello que hace referencia a un grupo, de modo tal, que los sustantivos colectivos arropan todas las cosas que cuentan con características comunes y que de una forma u otra se agrupa así dentro de una misma categoría, por ejemplo, una cantidad considerable de vacas, sean estas tiernas o ya viejas, junto a sus terneros e incluso los toros, forman todos en su conjunto un rebaño.

Para ver de forma más clara este tipo de sustantivos, cuando el gerente, se reúne con los jefes de departamentos, los socios de la empresa, tanto los mayoritarios como los minoritarios, se puede considerar que se trata de un comité o bien de una junta directiva.

Mientras que, los sustantivos individuales, hacen referencia a cosas en específico o bien a entes de forma particular, siguiendo los ejemplos anteriormente mencionados, del rebaño, que es un colectivo, se deduce sus elementos, cuales son las vacas, los terneros y los toros, y cada uno de estos, se considera como un sustantivo individual, que es fácilmente identificable frente al grupo, por su cantidad.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.