Los 3 mejores ejemplos de procesos de onboarding exitosos

Hace algún tiempo con la contratación de nuevos talentos las empresas buscaban fortalecer a su equipo humano, pero también mantener a sus empleados durante un largo periodo, incluso indefinido, por lo cual los programas de onboarding contemplaban una programación extensa, poco atractiva e innecesaria.

En la actualidad los procesos han cambiado, la búsqueda constante de nuevas oportunidades de superación laboral e ingresos superiores de las personas ha producido una circulación constante de personal en las empresas, lo que ha ameritado cambios en el onboarding, haciéndolos más eficientes, con el propósito de ahorrar tiempo y dinero.

¿Qué es un proceso de onboarding?

Conocer qué es un onboarding y un offboarding, nos ayudará a comprender los elementos que necesitamos para que los procesos cumplan con los requerimientos de la empresa y sus expectativas.

El onboarding es el proceso mediante el cual se prepara al nuevo equipo de profesionales que ingresará a una empresa. Consiste en enseñar a los empleados las políticas de la institución u organización, informar sobre sus deberes y funciones, así como las normas formales que la rigen.

Mientras que el offboarding –el caso contrario– es el proceso que se lleva a cabo para finiquitar la relación laboral con un empleado. Consiste en calcular los tiempos para que el trabajador pueda cumplir con todas las tareas asignadas antes de ser notificado de su desincorporación de la empresa. De esta manera evita sobrecargar de trabajo al resto del equipo.

¿Para qué sirve?

Se estima que el 54% de las empresas con un proceso de incorporación establecido logran un mayor nivel de compromiso de los empleados, ya que durante esta etapa se alcanzan varios aspectos que permiten mejorar la adaptación del empleado al ambiente y al sistema.

Un onboarding bien diseñado acelera el proceso de adaptación de los nuevos colaboradores de la empresa. El acompañamiento durante sus primeros días permite que este pueda generar una confianza precoz con sus nuevos compañeros, de esta forma facilita la creación de estrategias y tomar en cuenta los objetivos de la empresa con mayor rapidez de la que permitiría un proceso normal.

También sirve para retener al empleado y a la vez reducir los costos que implica la rotación de personal, evitando la fuga de talentos y logrando mantenerlos por mucho más tiempo desarrollándose profesionalmente y comprometidos con la empresa.

¿Cuáles son los pasos de un proceso de onboarding?

Hay varios pasos que debemos cumplir para desarrollar un onboarding con éxito, los cuales vamos a conocer a continuación.

  1. Crea un nuevo programa de formación para empleados
  2. Crea materiales de aprendizaje
  3. Entrega el contenido a tus empleados
  4. Evalúa y mejora

El seguimiento del programa es primordial para conocer si lo hemos desarrollado de la forma correcta. Seguir cada uno de los pasos nos permitirá detectar fallas empleando métricas en combinación con encuestas y evaluaciones, y corregirlas a tiempo para que nuestro onboarding sea un éxito.

3 ejemplos de procesos de onboarding

Las empresas de tecnología, comunicaciones y de juguetes con más éxito en la actualidad emplean procesos de onboarding simples y efectivos, que logran alcanzar sus objetivos en el tiempo deseado. A continuación te presentamos tres ejemplos.

Google

El buscador de internet más popular del mundo, no incluye asignaciones de proyectos a sus empleados durante los primeros meses, de lo contrario, se centran únicamente en enseñarlos y desarrollar sus habilidades según los procesos de la empresa.

Twitter

La red social con más usuarios y mayor alcance, emplea como estrategia comenzar de inmediato el proceso de incorporación, una vez que el empleado ha aceptado la oferta. Su proceso de onboarding consta de más de 75 acciones diferentes y se extiende a lo largo de las primeras 5 semanas de trabajo del empleado.

Lego

El fabricante de juguetes de piezas armables, durante el proceso de ingreso se esmera en motivar al nuevo personal a experimentar y ser curiosos, con el propósito de fomentar la creatividad y la innovación, elementos claves para el desarrollo productivo de la empresa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.