8 Ejemplos de reglamentos de una empresa

Para administrar de forma efectiva los recursos humanos de cualquier organización, independientemente de su tamaño, es indispensable el reglamento interno. Esta útil herramienta debe considerarse como el inicio de una efectiva relación laboral; en realidad el empleado debería obtener y firmar una copia, al momento de formar parte de la empresa; lo que resultaría ser una justificación de que tiene conocimiento de las normas básicas, que permiten un buen progreso de la relación entre ambos.

Ejemplos de reglamentos de una empresa

¿Cuál es el fundamento de estas reglas?

  • Disponer los criterios por los que se debe regir el trabajador.
  • Posibilitar la solución de conflictos.
  • Mecanismo para imponer sanciones cuando sea necesario.

¿Qué debe incluir el reglamento de una empresa?

  • Un diseño elaborado en base a las características o naturaleza de cada compañía.
  • Fundamento preciso, que permita aplicarlo de forma eficaz.
  • Normas de horario y de presentación al trabajo.
  • Ordenamiento de los descansos semanales.
  • Derechos y obligaciones tanto del empleador como del trabajador.
  • Reglas disciplinarias.
  • Pautas en cuanto al mantenimiento de la organización y sus operaciones.
  • Indicaciones a seguir sobre el comportamiento y relación entre jefes y obreros.

Tipos de reglamento interno de una empresa

Por lo general las compañías, especialmente las más grandes, poseen distintos departamentos, los cuales deberían poseer su propio reglamento. Por ejemplo:

  • De ventas.
  • De producción.
  • Del área financiera.
  • De recursos humanos.

Lo que se recomienda es que hagan principalmente una presentación general de las normas, que servirán como base para las pautas que debe seguir todas las divisiones de la organización.

Características

  • Justas: deben ejecutarse equitativamente, respondiendo a juicios objetivos.
  • Conocidas: para que los reglamentos puedan cumplirse, deben hacérselo saber a todo el personal; no es de esperarse que alguien cumpla las normas si son ignoradas.
  • Vinculadas a objetivos laborales: deben elaborarse con miras al desempeño exitoso de los parámetros, imponiendo el sentido productivo y compromiso.
  • Conscientes: no se deben contradecir, sino que deben operar en conjunto.
  • Estar en conformidad con los valores de la empresa: debe motivar el espíritu productivo de la organización, que no vaya en contra de las capacidades y cualidades de la misma.
  • Útiles: deben ofrecer seguridad, confianza y productividad a los empleados sin causar tropiezo ni distracción a las labores.

Ejemplos

  1. Normas de seguridad: se refieren a todas aquellas que están muy pendientes de la protección del personal; impartiendo obligaciones que determinan la forma de actuar en ciertas ocasiones y los elementos de resguardo que deben utilizar, de manera que no queden expuestos a peligros innecesariamente. Por ejemplo: una norma en una empresa que fabrica objetos de metal, que imponga a sus empleados el uso de guantes y lentes protectores mientras elaboran sus actividades.
  2. Normas de convivencia: aseguran que dentro de la organización exista el respeto entre los trabajadores, dificultado el hecho de que el comportamiento de uno perjudique a otro. Por ejemplo: un reglamento en una agencia que disponga de un comedor que sea utilizado únicamente como espacio para la alimentación, permitiendo así que el ambiente se mantenga limpio.
  3. Normas de Vestimenta: regulan la manera de vestir de los empleados, con esto se logra que la compañía identifique a sus obreros y aporta buena presencia. Por ejemplo: un uniforme para las personas que laboran en una organización que presta servicios de seguridad.
  4. Normas de Salubridad: son de vital importancia para las que manejan alimentos o aquellas donde sus trabajadores se expongan a situaciones riesgosas que puedan poner en peligro su salud. Esto hace referencia a los elementos empleados para evitar el contagio de enfermedades o contaminaciones. Por ejemplo: la implementación de una norma que exija el cuidado e higiene de sus insumos, libres de bacterias y en buen estado.
  5. Normas de Jerarquía: esta es fundamental para el buen funcionamiento de las operaciones que ejecuta la empresa, logrando una distinción entre los que están encargados de la dirección de esta y los trabajadores. Por ejemplo: un reglamento que obligue a los obreros a obedecer la autoridad de quienes están jerárquicamente por encima de ellos.
  6. Normas de Protocolo: estas hacen más fácil la interacción en situaciones que requieran la impartición de respeto cuando se trata con invitados. Por ejemplo: una orden que disponga dar la bienvenida de forma amable, incluso ofrecer un café a los clientes; esto es en caso del área de recepción de una empresa.
  7. Normas Jurídicas y legales: este es el grado de formalidad más destacado de una compañía, ya que se rige por los códigos penales y civiles del país en el que se reside. Por ejemplo: las pautas de auditoría interna que le permitan el resguardo ante situaciones conflictivas en forma legal.

Normas de Trabajo: se refieren a la forma en la que los trabajadores deben ejecutar sus labores. Por ejemplo. La ordenanza del cumplimiento de los horarios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *