8 Ejemplos de normas morales  

¿Qué son normas morales? 

Son actitudes que adopta un individuo, establecidas por la sociedad, para definir un comportamiento apropiado y respetuoso, ante las demás personas. Estas normas van evolucionando dependiendo de  las costumbres que van cambiando con el tiempo.  

Ejemplos de normas morales  

Es decisión de cada persona usar estas normas morales y aplicarlas en ellos mismos. Su propósito es mostrarnos lo que está bien de lo que está mal, igualmente tampoco es algo que se nos pueda imponer, ya que muchos deciden no seguir estas normas y códigos establecidos socialmente. 

Características más conocidas de las normas morales (+ejemplos) 

Son los principales pilares de los valores morales y normas que se tienen que cumplir y saber para un buen uso, es por eso que en este artículo hablaremos de algunas características.  

  • No son normas con la que se puede recibir una sanción jurídica si no se cumplen, ya que es decisión propia si la aplicamos o no; los efectos colaterales que podrían acarrean si no se cumplen es: desprecio e imposibilidad de ser aceptados por la sociedad. 
  •   La responsabilidad es uno de los valores y características buen vistos por la sociedad, tener una buena toma de responsabilidades de uno mismo, como de su entorno es fundamental. Para un buen desenvolvimiento tanto personal como profesionalmente, pudiendo así obtener un valor moral antes las personas. 
  • Estos valores morales son inculcados desde muy temprana edad, que se vuelven costumbres y tradiciones que transferir a otros, y mostrarse como una persona culta y de una buena clase. 
  • Estas normas no solo son enseñadas por nuestros padres o abuelos, se aprenden también hablando con tus amigos, o hasta viendo tus programas favoritos en la televisión. Ya que estas no solo te indican como debes comportarte con otras personas, sino que también te muestran cómo implementarlas para ayudar personas que lo necesitan.  

Estas son sola algunas de las características que podemos nombrar, pero aún  así hay muchas, estas igualmente no son propósito de competencia o menos de disputa. Son estigmas que la sociedad nos dice que debemos cumplir para ser mejor persona, es decisión nuestra si la aplicamos o no.  

Algunos ejemplos de normas morales nos dice  como se  supone que tenemos que ser como personas, es por eso que en este artículo nombraremos esos ejemplos dictaminados por la sociedad. 

  1. No ser ofensivo con otras personas

Una norma moral  esencial para que no existan casos de maltrato físico y emocional, ya que hay personas que  pueden tener un humor pesado que ofenda los sentimientos e ideologías de estas personas,  pudiendo llevarlos a cometer actos de locura. Es por eso que cuando tenemos reuniones con otras personas  debemos cuidar de no lastimar ni las creencias y valores de estos.  

  1. No tomar las cosas de los demás 

Agarrar cosas de otras personas y tomarlas como tuyas no está bien visto, ni por la sociedad y menos por las autoridades jurídicas; es por eso que es esencial que desde pequeños se nos enseñe que robar no está bien visto, sobretodo porque puede terminar en serios problemas judiciales, sino que también puedes recibir el desprecio de tu comunidad. 

  1. Respetar el aspecto físico y psicológico

Si bien es cierto que hoy en día la sociedad tiene estándares de belleza imposibles de alcanzar, no solo para las mujeres sino también como para los hombres, donde nos dice, que si estamos flacas con una piel y curvas perfectas no seremos aceptados o amados, gracias a eso han salido campañas como propuestas para la aceptación y amor propio tanto hacia nosotros mismo. Es por eso que tenemos que respetar el aspecto físico de los demás y no tomarlo como una burla o desprecio, si no son de nuestro agrado sino más bien brindarles apoyo para que los escuche y defienda ante personas crueles que buscan hacerles daño psicológica y emocionalmente.  

  1. Se honesto con tu entorno 

Si bien a veces es difícil decir la verdad en todo momento, llevándonos esto a mentir, no es algo que se vea bien. Ya que cuando intentamos crear una relación personal como profesional es importante que seamos honestos, sobre quien somos, de dónde venimos, que queremos y en que creemos, no todos somos iguales y puede  que para algunas personas no seamos aceptados, pero habrá otros que si se sientan cómodos por la honestidad y respeto que expresamos. 

  1. Asumir el cuidado los padres o abuelos mayores

Ellos dedicaron toda su vida a nosotros, es por eso es deseable que después de grandes nosotros hagamos todo lo que ellos hicieron por nosotros, ya que como se sabe una persona mayor necesita muchos cuidados como: pastillas, comida compañía y hasta ropa nueva, en los casos donde estos padecen de alzhéimer necesitan pastillas para el cerebro combinado con una buena dieta  y convivencia continua con la familia. Para que le recuerden las cosas que olvidan, pero eso es algo que sale del corazón como hijo, no es algo obligatorio.  

  1. Ser higiénico con uno mismo 

Es algo esencial en la vida, no solo por la sociedad  si no por las personas en general, una persona desaliñada con una ropa sucia y un aspecto desagradable no inspira confianza ni seriedad. Para poder obtener más beneficios tanto profesionales como personales, ponerle empeño a nuestro aspecto duchándonos, usando perfumes y una ropa acorde a la ocasión lograra que nos vean positivamente en la sociedad.  

  1. Protección a los animales 

Cuando decidimos adoptar una mascota o cuidar un animal rescatado de la calle provisionalmente es hacer un compromiso moral con nosotros mismos; ya que estas criaturas indefensas no tienen la manera de protegerse de la maldad que puede haber. Nosotros como los guardianes tenemos que ver que no les falte  la atención médica de un veterinario, comida, abrigo y un hogar amoroso donde no se sienta ni deprimido o triste. 

Si no tenemos la opción de quedarnos con ellos, es importante asegurarnos que su futura casa sean personas que tengan la estabilidad económica y emocional para tenerlos; ya que no es aceptable darlos a personas irresponsables que no los sepan cuidar.  

  1. Un buen vocabulario y dicción 

Saber hablar con respeto sin malas palabras y con una buena pronunciación hace de nosotros una persona culta con una buena moral. No tener un buen vocabulario o dicción logra que se nos cierre muchas puertas, no es bien visto que una persona  tenga una manera de hablar que se base en malas palabras o insultos, dado que no puede ser un ejemplo para su comunidad como para la sociedad. 

Con todas las características y ejemplos aquí hablados, podemos darnos cuenta que estas normas morales rigen muchos aspectos de nuestra vida social y profesional. Para un buen funcionamiento tanto en la comunidad como en la sociedad; ser personas de bien con buenos valores y sentimientos es lo que buscamos para  tener una buena adaptabilidad  en nuestro entorno. 

Todas estas normas buscan velar por las creencias religiosas, étnicas y de amor libre que tiene cada uno,  por eso no importa como las utilizamos o como la sociedad dice que tenemos que aplicarlas, mientras no  lastime u ofenda a nadie no  tenemos porque que pasar por encima de nuestros propios valores para crear una armonía. 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.