2 Ejemplos de norma moral

¿Qué es una norma moral?

Se entiende por norma moral aquella que tiene que ver con la cultura y la internalización de la persona, haciendo siempre referencia a lo bueno y lo malo, desde la perspectiva de lo que puede ser aceptado o no por la sociedad.

Ejemplos de norma moral

Es en este sentido, como las personas pueden encontrarse este tipo de normas, que sin emanar de una institución crean una conducta obligatoria y que debe observarse de forma inexorable para poder cumplir a plenitud todo lo referido con la aceptación del grupo social, pues de lo contrario, no solo se corre el riesgo del desapruebo, sino que además se siente resentimiento y demás notas de tristeza en el interior.

Características de las normas morales

Ciertamente es posible que una persona pueda advertir en su vida distintas normas, es por ello, que a continuación vamos a mencionarte los rasgos más destacados de las normas morales y puedas así distinguirlas de las jurídicas y demás que se impongan en tu colectividad:

  • Las normas morales son independientes de las normas jurídicas, esto quiere decir que no ameritan de institución alguna para que puedan funcionar y de esta forma pueden tener rigor, por el contrario las mismas cuentan con un gran capacidad para ser acatadas y puestas en práctica gracias a que las mismas pueden ser contempladas por las personas y su consciencia.
  • Cumplen con el objetivo de regular la conducta humana, es decir, que estas tiene por propósito el hecho de se pueda contribuir a reforzar la conducta de la persona para que en la sociedad exista armonía.
  • Lo más peculiar de las normas morales, es que estas se transmiten de generación en generación sin que estén estampadas en escrito alguno, sino que por el contrario, estas cumplen su capacidad coercitiva por el simple hecho de que estas se encuentran plasmadas en la mente de las personas, que las transmiten de generación a generación de forma oral.
  • Lo más notorio es que las normas morales se presentan en las culturas de forma diferente a las demás, esto se debe a que las mismas se fundan en la mente de las personas sin crear cambios ni establecer diferentes canales, sino solamente lo que tiene que ver con las conductas de las personas.
  • Las normas morales requieren de internalización, es decir, que estas deben ser sometidas a la mentalidad de las personas, o lo que es igual, deben ser entendidas para que las mismas puedan cumplir con los efectos deseados, que no es más que regular la conducta del ser humano, en pro de que todo marche con normalidad y la anarquía no haga sucumbir las realidades.

Algunas situaciones donde pueden contemplarse las normas morales

A continuación vamos a mostrarte una serie de situaciones reales donde puedes observar las normas morales con bastante claridad, para que sepas como asimilarlas y comportarte ante las mismas circunstancias:

  1. Aarón llego tarde a clases, algo que es poco común en él, sin embargo, su actitud lo decía todo, tenía los ojos inflamados y moretones en su cuerpo, por lo que la maestra lo llamo a un lado y le pregunto, el con voz suave y lágrimas le digo que estaba defendiendo a su madre de su padre que le estaba pegando.

La maestra lo abrazo fuertemente y lo saco del salón para la dirección, donde le prestaron a atención debida y llamaron a la policía quien socorrió a la madre, llevando el padre hacia otro lado y obligándolo a salirse de la casa.

Es así como puede observarse que la maestra actuó como es debido, protegiendo al menor, actuando con moderación y prudencia, del mismo modo, que la misma le correspondió con amor.

La moral enseña que la amabilidad es un rasgo de conducta que no puede faltar entre las personas y que debe obligarnos siempre a correspondernos los unos con los otros para poder así servirnos como hermanos y ayudarnos en grado de amabilidad y cooperación.

  1. Otra forma de representar las normas morales se ve reflejada en las conducta diaria de una persona, es decir, cuando se comporta con arreglo a los buenos modales, en este caso, cuando cede el puesto a una mujer embarazada, o bien cuando se muestra amable frente a una mujer que viene con su hijo en brazos y se le abre la puerta. Como es de apreciarse la buena conducta o mejor dicho la actitud de caballerosidad, más allá de servir de reglas con las que se cumplen los protocolos sociales, se constituyen en formas de actuar y de sentir que van acorde a lo deseado, no solo para que no exista anarquía sino para que las personas puedan actuar como es debido y con la plena comprensión del uno por el otro, plasmándose así una armonía y paz social.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *