9 Ejemplos De Honestidad Para Niños

En esta lección explicaremos los 9 ejemplos de honestidad para niños y concepto básico.

Ejemplos De Honestidad Para Niños

¿Qué es la honestidad para niños?

La honestidad es esforzarse por realizar algo útil en merced de los demás, sin obtener nada a cambio. Ser honesto es poder respetar a las demás personas, es no quedarse con lo ajeno, es ser abierto en la relación con el otro, es no adulterar y siempre decir la verdad, por más fuerte que sea.

Ser honesto es ser una persona sincera, franca, no tener segundos propósitos en el trato con las otras personas, no tener ventaja de los posibles agotamientos o situaciones de subordinación de otras personas. Por ejemplo: reconocer si se han equivocado, devolver encontrado, no subirse al bus sin pagar el boleto.

Valor de la honestidad

La honestidad es considerada como un valor o cualidad propia del humano que tiene una precisa relación con los principios de justicia y la verdad y con la honradez moral. Una persona decente es aquella que gestiona siempre anteponer la realidad en sus pensamientos, acciones y expresiones.

Sabemos que la honestidad es un valor muy importante en la formación personal y el carácter de los niños. Es la base de su crecimiento y relación con los demás. Una persona decente atrae la confianza y el respeto por otros.

¿Qué es el valor de la honestidad en los niños?

La honestidad en los niños significa, decidir qué uno como padre, representante o instructor debemos enseñar a los niños lo que es la justicia, rectitud, y honradez frente a los retos que nos programa la realidad; esto indica que no vamos a engañar, mentir, robar, o hacer trampa.

Enséñales que ser honesto involucra obrar con integridad, no mentir, no tomar lo ajeno, no asumir responsabilidades que no podemos cumplir, no generar en el otro posibilidades vanas, en suma, proceder de la forma en que nos gustaría que los demás hiciera con nosotros o de nuestros seres más amados.

Proceder con virtud es una decisión personal y se integra en forma de vida de cada persona; es un código no escrito pero intacto, que siempre está en nuestro provenir.

El valor de la honestidad es preciso para que exista familiaridad y conformidad entre los humanos, y contiene un estilo de vida coherente entre lo que se especula o se expresa y lo que acabáramos se haciendo.

Asumir las faltas propias y asegurarse de que no se culpa por ellos a terceros, no incorporarse a murmuraciones o burlas de otras personas, ser prudente y competente de mantener en reserva de ciertas cuestiones, ser claro en el manejo de dinero que no es de nuestra propiedad, ser comprometido y no hacerse coautor de falencias ajenas que son transparente ante nuestros ojos es medio fundamental para la honestidad.

Ejemplos cotidianos de honestidad para niños

Devolver objetos encontrados

Por ejemplo cuando una persona en la calle por accidente se le caen su billetera. A pesar de que significar una ganancia económica para sí mismo, el niño honesto lo devolverá la billetera al legítimo dueño.

Ser testigo

ser testigo Ejemplos De Honestidad Para Niños

Ser un testigo honesto de un suceso, es informan a los padres con la verdad, para que predominen los hechos por encima de los acuerdos o las conveniencias de lo sucedido.

Usa ejemplo político

Si deseas que tu niño aprenda sobre la honestidad basada en la política, indícale lo importante de ser honestos ante la gente que lo eligió, serían aquellas cuya responsabilidad con el bien común y cuyo rendimiento por su pueblo les imposibiliten aceptar gratificaciones o sobornos.

Devolver dinero

devolver dinero Ejemplos De Honestidad Para Niños

Cuando un comerciante saca por error la cuenta equivoca y el cambio a nuestro favor, le indicaremos la falta cometida esto nos hacer personas honestas.

Ser un alumno honesto

Los alumnos honestos son aquellos que no se copian la actividad o pruebas de sus compañeros, ni hacen disimulos para engañar al institutor, pues están comprometidos con su realidad y su conocimiento: si no conoce la respuesta, pues simplemente no la saben. Es uno de los ejemplos de honestidad para niños, para ponerlo en práctica en clase.

Enfrenta sus errores o faltas

Los niños honestos no le echan a terceros la culpa de sus faltas cometidas, sino que se atienen y enfrentan las consecuencias.

Aceptan sus responsabilidades

Un niño honesto acepta responsabilidades en el hogar y la escuela y enfrenta aquella que no pueden cumplirlas por algún motivo.

Ser honesto cuando ofrecen algo

La honestidad se pone a prueba cuando se ofrecer un producto. Si es un individuo honrado, no exagerará las indulgencias de su producto, ni falsificará respecto a su calidad, lo hace honesto.

Ser responsable en el trabajo

Da a conocer a los niños lo importante que es la responsabilidad de un trabajador que sea honesto, aquel que no pretende que los demás le realicen su trabajo, ya que sabe hasta dónde alcanzan sus responsabilidades. Ser responsable es uno de los ejemplos de honestidad para niños, más fáciles de explicar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.