7 Ejemplos de función metalingüística

¿Qué es la función metalingüística?

Se entiende por función metalingüística aquella capacidad que presenta la propia lengua para explicarse, es decir, esta comprende aquella actividad propia del lenguaje que se involucra en las frases por medio de las cuales se puede dar determinadas ciertas condiciones explicativas y reflexivas de los propios términos empleados.

Ejemplos de función metalingüística

Es común que dicha función se emplee para contemplar el lenguaje y dichas conformaciones, ya que así se puede implementar cierta contemplación de la lengua y de sus distintos significados, dicho de otro modo, es la forma más común a la que recurren las personas para explicar los términos y poder así darlos a entender.

Ejemplos de función metalingüística

A continuación vamos a disponer para tu entendimiento una serie de ejemplos, donde podremos contemplar la función metalingüística, presta atención para que por medio de los mismos puedas entender de qué trata esta:

Explicación de los signos de puntuación

Una de las normas más comunes de la lengua y que comprende la función metalingüística son aquellas que tienen que ver con los signos de puntuación, en este sentido puede verse que las mismas sirven para contemplar explicaciones y dar verdades sobre que tratan las normas de puntuación y su uso respectivo:

  1. Después de la colocación de un punto y seguido, la palabra siguiente debe comenzar con mayúscula.
  2. Después de la colocación de punto y aparte la palabra que da inicio al párrafo siguiente debe comenzar con mayúscula.
  3. Las comas se emplean para separar ideas, de este modo, las frases que comprenden un párrafo se segmentan y se procede así a una mejor contemplación y comprensión del texto.

Explicación de los sinónimos y antónimos

  1. Una maestra procede a explicar en clases cual es el uso de los sinónimos, en efecto, por medio de estas explicaciones la maestra puede señalar así que existen palabras que se usan para hacer referencia a un mismo concepto, pero que se tratan de términos diferentes. Por ejemplo, decir que una niña es hermosa, es igual a decir una niña es linda, o lo que es igual una niña preciosa.

Como se puede apreciar las palabras hermosa, linda y preciosa sirven para expresar lo mismo y es que la niña presenta una gran belleza en su apariencia.

  1. Una profesora de primaria explica a sus alumnos el uso de los antónimos, que no son más que aquellas palabras que se emplean para referirse a espacios o partes donde se requieren de frases que son deben indicar significados distintos como los que te presentaremos a continuación.
  • Decir que el día esta soleado es una cosa, mientras que otra cosa sería decir el día está bastante oscuro.
  • Mi corazón está tranquilo, es diferente a indicar que mi corazón esta intranquilo.
  • Mi amor por ti es bastante grande, mientras que por otra parte, indicar que mi amor por ti es poco, no es lo mismo, en la primera frase se expresa que el amor es inmenso, mientras que en la segunda expresión se indica que el amor es mínimo o por el contrario que es escaso e inexistente.
  • Mi mama es muy entregada, no es lo mismo a decir, que mi mama es bastante despreocupada. En la primera expresión hace referencia al hecho de que una madre es comprometida con sus hijos y sus intereses, mientras que en el segundo caso refiere a que la madre es desapegada y completamente irresponsable.

Las reglas de acentuación

Uno de los ejemplos más comunes que pueden operar en el caso de la función metalingüística tiene que ver con las reglas de acentuación, en efecto, todas aquellas que tienen que ver con la tilde y el acento:

  1. Las palabras agudas siempre llevan acento en la última sílaba que las compone, tal es el caso, de aquellas palabras que terminan en n, s y a su vez que terminan en una vocal, tal es el caso de las que te mencionaremos a continuación: acción , doblón, París, acordeón, dominó, paté, además, ecuación, perdición, adicción , elegí, persecución, adiós, encontré, Perú, administración, enfrentó, pintó, admisión, enredó, portugués, alemán, esquí, puntapié, algún, estrés, puré, amó, exclamación y quizás.
  2. Las palabras graves o también aquellas que se denotan como llanas, son todas aquellas que llevan su acento en la penúltima sílaba, es decir, en la que esta antes de la última, y un ejemplo de ellas, son las siguientes: alegría, ángel, azúcar, bahía, cocina, comida, corría, decía, dócil, dólar, energía, España, fácil, kiwi, Londres, manzana, naranja, néctar, Néstor, pastor, persona, policía, raíces, rojo, rosa, sabía, detraído, distraído, mármol, egoísta.

Como se puede apreciar esta es una nutrida lista de palabras graves con o sin tilde, y donde se puede notar la mayor fuerza enunciativa de la palabra presente en la penúltima silaba de este modo es posible contemplar que existe una fuerza de pronunciación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *