40 ejemplos de estrategias de aprendizaje

Las estrategias de aprendizaje son aquellas en donde el conocimiento y aprendizaje se da mediante el ejercicio, práctica, estudio o experiencia. Por esta razón, existen ciertas estrategias y técnicas que suelen facilitar y optimizar el proceso de aprendizaje, dándole a quienes las aplican resultados bastante significativos.

ejemplos de estrategias de aprendizaje

Diferencias principales entre estrategias de aprendizaje y técnicas de aprendizaje

Las estrategias están constituidas por diversas acciones específicas que se deben poner en práctica de manera continua y de manera consciente. Estas establecen lo que resulta muy necesario para llevar a cabo un plan de acción académico de donde se desglosarán los tipos de técnicas a utilizar.

Las técnicas de aprendizaje son actividades, ejercicios o acciones que se llevan a cabo en un momento específico como subrayar, resumir, etc.

40 ejemplos de estrategias de aprendizaje

En el entorno académico se podría decir 5 estrategias para el aprendizaje que resultan muy efectivas para los que las ponen en práctica. A continuación, te daremos 40 ejemplos de estrategias de aprendizaje:

Estrategia de elaboración

Se fundamente en entablar relaciones y similitudes entre los conocimientos a aprender con conocimientos antiguos, es decir, utilizar la asociación libre para potenciar la memorización y además conseguir un aprendizaje significativo. Algunos ejemplos de este tipo de estrategia son:

  1. Aplicar la técnica reglas mnemotécnicas que consiste en transformar una información larga en una oración corta que resulte más sencilla de recordar.
  2. Elaborar resúmenes.
  3. Leer el contenido y escribirlo o decirlo con las propias palabras, tipo paráfrasis.
  4. Buscar sinónimos.
  5. Contestar las preguntas que traen los temarios, ya que la mayoría del tiempo se omiten.
  6. Asociar palabras y frase con oraciones para mejorar el entendimiento y comprensión del tema.

Estrategia de comprensión

Con esta se busca llegar a la habituación de la persona que está estudiando un contenido a la comprensión a partir del análisis del mismo. En tal sentido se debe supervisar una acción que lleve hasta el raciocinio en un nivel muy alto para que el aprendizaje sea significativo. Algunos ejemplos para poner en práctica esta técnica son:

  1. Leer el contenido las veces que sean necesarias para entenderlo de manera correcta.
  2. Relacionar con aprendizaje previo.
  3. Tener en cuentas las pistas que dan los textos acerca del contexto.
  4. Pensar en voz alta, esto debido a que en ocasiones cuando se habla es más sencillo de entender.
  5. Hacer resúmenes luego de cada tema.
  6. Tener en cuenta las palabras claves.
  7. Tomar apuntes y realizar paráfrasis.

Estrategia de ensayo

Radica prácticamente en la repetición continua de los contenidos de manera redactada (escrita) o verbalizada (hablada).

Es una de las superiores debido a que esta estrategia posibilita usar la repetición como punto básico para rememorar y estudiar todos los términos e informaciones que se quiera de un tema de estudio específico.

Esto se da a través de leer en voz alta todo el contenido y luego repetirlo hasta memorizarlo, de forma de que se puede retener de forma más efectiva la información que se requiriere aprender. Algunos ejemplos pueden ser:

  1. Repetir contenido en voz alta.
  2. Escribir el contenido varias veces.
  3. Aplicar la técnica reglas mnemotécnicas.
  4. Subrayar la información más resaltante ya que el uso de colores potencia la memorización de contenido.

Estrategia de apoyo

Tiene como finalidad principal mejorar el rendimiento, efectividad y productividad de las estrategias de aprendizaje, mejorando la atención, concentración, motivación y manejo de tiempo. Algunos ejemplos son:

  1. Escoger un buen lugar para estudiar.
  2. Ordenar las tareas académicas en orden de prioridad.
  3. Seguir una rutina de estudio diaria y semanal.
  4. Evitar distracciones.
  5. Llevar a cabo el estudio en zonas tranquilas.
  6. Utilizar el método Pomodoro, estudiar 25 minutos corridos y descansar 5 minutos, repetir.
  7. Planificar tiempo de estudio.
  8. Tener un horario estimado por materias o temas, como también de actividades que se hacen diariamente como ir al colegio o universidad, etc. Incluir momentos de descanso.
  9. Tomar descansos.
  10. Establecer objetivos de estudio, escribirlos y ponerlos en una zona visible.
  11. Empezar a organizarse con un bullet journal o una agenda.
  12. Evitar la postergación de tareas y procrastinación.
  13. Empezar con tareas sencillas.
  14. Realizar lo que se pueda hacer en menos de 5 minutos primero: Revisar libros con calma, hacer una investigación breve.
  15. Buscar amigos o compañeros de apoyo en tiempos de estudio.
  16. Hacer las actividades y estudiar en la mañana porque el cerebro no está cansado y está más fresco.

Estrategia de organización

La compone una secuencia de métodos y técnicas de dramatización que consiste en unificar todo el contenido para su comprensión sea mucho más sencilla. Generalmente este tipo de retención de información es bastante positiva, ya que se debe leer primero todo el contenido para después poder organizarlo de manera correcta potenciando la racionalización. Algunos ejemplos son:

  1. Organizar información de textos y libros escritos en modo de ensayo sin subtítulos y con todo el contenido regado.
  2. Resumir un texto específico.
  3. Aplicar técnica del árbol ordenado.
  4. División de partes según temas y jerarquías de importancia.
  5. Aplicar técnica de red semántica.
  6. Hacer mapas conceptuales o mentales.
  7. Realizar esquemas con palabras claves.

Técnicas de aprendizaje

Relación de ideas o nexos

Los nexos son un plan de acción que busca asimilar la información vieja con una nueva. Por esto los conocimientos nuevos se pueden adaptar de manera sencilla en la menta facilitando el aprendizaje.

Organizar el plan de acción académico

Esta técnica se puede desglosar en diferentes subtécnicas, ya que es primordial clasificar y ordenar todos los detalles para que el aprendizaje sea completamente efectivo. Esta técnica permite definir las ideas principales e importantes y desechar el contenido de relleno que no aporta nada.

Otras técnicas de aprendizaje son: Estructurar información, repetir los contenidos, revisión de los temas aprendidos, ensayos, planificación, lectura creativa, aprendizaje mediante el juego, relaciones entre contenidos, experimentación, memorizar, subrayar, copiar, hacer resúmenes, encontrar palabras claves, hacer rimas, elaborar mapas mentales o conceptuales, hacer paráfrasis, entre otras.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *