3 Ejemplos de debilidades de una persona

¿En qué consisten las debilidades personales?

Las debilidades personales hacen referencia a todas aquellas flaquezas de las cuales goza una persona, en este sentido, se entiende por debilidad la ausencia de un valor o bien la falta de voluntad para poder sobrellevar un aspecto determinado de la vida.

Ejemplos de debilidades de una persona

De este modo, una persona es débil cuando no acciona como es debido, cuando reacciona de forma incorrecta, y cuando no cumple con las exceptivas del círculo social, y menos aún, cuando no responde a las exigencias personales que el mismo se ha establecido.

Las personas débiles se distinguen por ser temerosas, irritables en muchas áreas, por no tener la entereza para afrontar sus miedos, como también suelen frustrarse ante la falta de concertación de objetivos.

Las debilidades más comunes en las personas

A modo de ejemplo, vamos a presentarte las debilidades que se aprecian con mayor frecuencia, y te describiremos situaciones para que puedas comprender mejor de que tratan las mismas:

1. Corrupción

Una de las debilidades que más estragos puede ocasionar en la sociedad, la persona que es corrupta solamente se guía por sus ideales, en este sentido, la persona solamente pretende satisfacer por completo sus intereses y en nada le importa si puede afectar a o no a su entorno.

En este sentido, lo más común de la corrupción es que la misma llega a generar fuertes daños en los espacios públicos, es así como los servidores no se dedican a realizar o cumplir con sus labores, sino que por el contrario se dedican a trasgredir las normas como también a producir malos procedimientos, bien sea para desviar los fondos o para obtener un ingreso por parte de los particulares a través de la agilización de trámites.

Un ejemplo de ello, podemos observarlo en aquellas personas que dirigen una institución pública y reciben el dinero directamente del Estado, pero que prefieren desviar los fondos para satisfacer sus intereses y de forma posterior para abarcar distintas necesidades que tienen, sin que el dinero recibido cumpla con su propósito ni con el destino al cual fue pautado.

2. Conformismo

Esta es una debilidad contraria a la sed o ansiedad que puede mostrar una persona por querer superarse o lo que es igual por querer adquirir una nueva forma de vida, o aumentar su calidad de vida. De esta forma una persona se torna en ambiciosa y en trabajar obstinadamente por lo que quiere pero de forma positiva.

Pero por el contrario existen personas que se resignan con lo que tienen, y hasta allí dejan sus intereses, siendo esto así son personas flojas que nada buscan para su beneficio ni para los demás, de este modo, pueden quedarse en el mismo lugar por mucho tiempo y conformarse con lo poco que tienen.

Lo peor de la persona conformista es que la misma muestra cualidades y habilidades para desempeñarse en la vida, pero se niega a hacerlas por flojera o por miedo, quedándose estática en su rol, situación y sin mostrar el mayor deseo de querer superarse.

Un ejemplo de ello, podemos verlo en una joven que muestra habilidades para el canto y para el manejo de instrumentos, siendo solicitada por grupos musicales, pero por sentirse cómoda bajo el amparo de sus padres, prefiere no asumir compromisos y ser una mantenida toda la vida; así no asume riesgos, ni se compromete ni corre riesgos de tener que ser independiente.

3. Indiferencia

Es una de las peores débiles que puede manifestar una persona, y la misma consiste en una forma de vida hostil, temeraria, tiranica y en ocasiones aislante, la persona es indiferente ante la realidad humana, y las necesidades de su entorno, suele mostrar muy poca empatía, y lo peor es que el sentimiento es reciproco de parte de quienes le acompañan.

En este sentido, la persona que es indiferente, no es capaz de apreciar las vivencias de su entorno, pero tampoco es capaz de poder darse cuenta de las necesidades o sufrimientos que puedan sufrir aquellos que conviven con él. De aquí que las personas indiferentes no suelan darse cuenta de los problemas que tienen como tampoco los malestares que son capaces de generar a los otros, por ello, se consideran seres peligrosos por su grado de insensibilidad.

Un ejemplo de ello, podemos verlo en una mujer que no atiende las necesidades de su hijo, sino que por el contrario solo está pendiente de alimentar su vanidad, motivo por el cual, se dedica solo a maquillarse y cuidar su apariencia sin darse cuenta que sus hijos pueden tener hambre o manifestar un dolor. Este mismo ejemplo, aplica para aquella mujer que solo se preocupa por su apariencia y desatiende el vecino, corriendo el riesgo de perder su hogar por completo y quedar así dejando de lado todo lo que realmente importa.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *