6 Ejemplos de cuentos cortos

¿Qué es un cuento?

Este se trata de una breve narración, donde intervienen pocos personajes, desarrollando una trama sencilla que gira entorno a un evento principal, que goza de importancia para el protagonista principal.

Ejemplos de cuentos cortos

Características más relevantes de un cuento

Con el propósito de distinguir esta figura literaria de las demás, te señalamos los siguientes rasgos más destacados que identifican un cuento:

  • Cuenta con una estructura bien organizada, que se ciñe a una sola historia y pocos eventos, bien delimitados en espacio y tiempo, de aquí su fácil comprensión y que los lectores lo absorban con rapidez.
  • Incluye relatos breves, esto se debe a que los mismos no presentan una mayor extensión ante la carencia de dramas y de mayores eventos, como también se ven limitados por la escasa presencia de personajes.

Los mejores cuentos cortos de toda la historia

A modo de ejemplo, vamos a mencionarte los mejores cuentos cortos que se han escrito, con una breve descripción de los mismos, por si cuentas con un rato libre y te animas a leerlos, ¿preparado? Aquí vamos:

1. El almohadón de plumas de Horacio Quiroga

Un relato único que narra la tragedia que puede llegar a enceguecer la dicha de una pareja de recién casados, el mismo narra lo terrible que puede ser perder una esposa, y más por causas inexplicables o bien por un simple inspector escondido en un almohadón de plumas.

Uno de los relatos más aclamados por el autor, y cuya prosa lo ha hecho de los predilectos por los profesores de secundaria, para servir de ejemplo para observar de que trata un microrrelato, este se puede leer en escasos cinco minutos por los lectores expertos, o puede tomar unos 10 para los pocos ávidos de lectura, sin embargo la peculiar forma de Quiroga de presentar los relatos hace que este sea el favorito de muchos.

2. El rastro de tu sangre en la nieve de Gabriel García Márquez

Un maravilloso relato donde dos enamorados pretende evadir sus responsabilidades y sus orígenes, como si se tratase de dos enamorados y recién casados, estos trascurrieron por distintas aventuras en un solo carro y distintos lugares, sin embargo, un mal juego del destino les tenía preparada un sorpresa que solo podía venir de las más hermosas flores para la más hermosa de las mujeres, un pinchazo de rosa en el dedo de bodas, donde se exhibía un precioso anillo de bodas, era el culpable de toda la desgracia y de un camino de sangre que se podía ver en la nieve.

3. Volver a Babilonia de Francis Scott Fitzgerald

En este se encuentran los relatos que marcan la personalidad del autor, donde es posible apreciar sus constantes miedos e inseguridades, al decir de los más expertos. Del mismo modo es posible apercibir como este autor enaltece en la forma de narrar el sueño constante de la juventud y la eterna búsqueda del amor y de la belleza.

4. El gigante egoísta de Oscar Wilde

Una hermosa historia que narra como un gigante se había adueñado de un jardín donde le gustaba a los niños jugar después de clase, sin embargo, al gigante esto no el agrado después de que regreso de su viaje, por lo que se dejó llevar por la rabia y saco a todos los niños de jardín.

Sin embargo, este no sabía que el jardín lucía realmente hermoso por el candor y la ternura de los niños, por esta razón, es que una mañana cuando vio pájaros en su jardín se dio cuenta que los niños habían roto parte de su muro para pasar.

Es por ello, que lo derribo y permitió a los pequeños ingresar, sin embargo, un solo niño no quiso jugar, motivo por el cual, el gigante lo busco y subió a un árbol. Pasado el tiempo vio el mismo niño herido, le pregunto quién lo había hecho y que lo pagaría, pero este pequeño sonrió y solo le dijo, te llevaré a mi paraíso, así como me dejaste entrar al tuyo, a la mañana siguiente el gigante estaba muerto debajo del árbol cubierto de flores blancas.

5. Dos números menos de Jorge Bucay

Un relato que muchos tildan de jocoso, por la forma peculiar en que el mismo se desenvuelve, centrado en un hombre de mal humor, que opta por comprar zapatos dos números menos que su talla, pese a las continuas explicaciones que le atribuye el experto en zapatos, sin embargo el hombre hace caso omiso por completo de él.

Y se decide por colocarse un par de zapatos que son dos números menos, optando por ir a trabajar con los mismos, el zapatero pretende disuadirlo de ello, pero no se atreve. El pobre hombre pasa todo el día con aquellos zapatos, hasta que su compañero lo interrumpe y le pregunta la causa del malestar.

Este le narra, que se ha comprado un par de zapatos con dos números de talla menos, para después llegar a casa y retirarlos, para poder sentirse un poco vida y lleno de mucho placer y tranquilidad.

Un relato característico de este autor, que gusta enaltecer los rasgos más emblemáticos de la existencia humana, con el propósito de que el hombre aprenda a encontrar en la desgracia, en el dolor y en la desdicha la oportunidad para renacer.

6. Diles que no me maten de Juan Rulfo

Es uno de los relatos más emblemáticos del autor, donde este narra la historia de un México rural al que pocos le han dedicado atención, pero al que pocos autores le han dedicado historia.

Es una historia con una trama bastante intrincada que al decir de muchos cuenta con una narración un poco compleja para lectores poco expertos, sin embargo, el relato es dado para entender cómo se hacía justicia a mano propia en el llano y como las personas clamaban por su vida, cuando les tocaba pagar por sus culpas. En este caso, el protagonista que comienzan narrando su lecho de muerte, es el inicio de una historia familiar marcada por la desdicha.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *