2 Ejemplos de copropiedad

¿Qué es la copropiedad?

Se entiende por copropiedad un derecho especial que surge entre aquellas personas que comparten una propiedad entre sí, siendo en su consecuencia cada uno de ellos dueños del todo en su conjunto, a través de una alícuota, pero sin que por ello tengan exclusividad alguna sobre una cuota.

Ejemplos de copropiedad

Es decir, en la situación jurídica de copropiedad todos los que tienen derecho de propiedad, lo hacen con ánimos de dueño sobre la cosa en común, de este modo, todos gozan del mismo derecho, pero también del mismo nivel de obligaciones, viéndose obligados a construir canales de comunicación y de ejercicio común, estable y equitativo entre todos respecto a la cosa que tienen en común.

Características de la Copropiedad

Con el propósito de que puedas diferenciar este derecho de los demás, a continuación, vamos a presentarte sus características más conocidas:

  • El rasgo más común de la copropiedad es que esta implica la presencia de distintos propietarios, en efecto, esta conlleva la existencia simultánea de varios titulares, por lo que las personas se ven obligadas a compartir la propiedad en efecto.
  • El bien es único en su existencia, esencia y consistencia, o lo que en términos legales se conoce como unidad de bien, este sentido te indicamos que el bien solamente se manifiesta en una sola forma sobre el cual tienen derecho todos los propietarios que por ley se les ha atribuido el derecho respectivo.

En este sentido, al bien no poder partirse, dividirse, ceder ni enajenarse en parte, es de comprender que la copropiedad exista en todo momento, pues a través de la misma, las personas pueden compartir su derecho en sus respectivas alícuotas.

  • A pesar de que el bien es indivisible, a razón de su unidad física y de carácter jurídico, los interesados no pueden segmentar el bien, este no es susceptible de división alguna. De este modo es de comprender que lo único que le corresponde al copropietario es una alícuota de carácter indivisible también, siendo esto así, es de comprender que cada quien ejerza su derecho con limitación frente al ejercicio del otro, de este modo, los propietarios han de respetarse entre sí.

Situaciones de copropiedad

Dependiendo de las legislaciones, la copropiedad puede surgir de distintas formas, sin embargo, a continuación vamos a mencionarte una serie de situaciones para que puedas verlas a modo de ejemplo:

  1. Cuando dos personas contraen matrimonio, y comienzan a adquirir bienes después de sus nupcias es de comprender que entre las mismas se forma una especie de vínculo especial, donde los bienes se comparten y cada uno de ellos es dueño.

De esta forma, puede suponerse que estamos en presencia de una copropiedad, en este sentido, estamos ante la ocurrencia de dos personas que son propietarios de los mismos bienes, por ejemplo, el caso del hogar donde viven en matrimonio junto a sus hijos, los vehículos que ambos manejan, el negocio que entre ambos han formado, es así, como nos encontramos ante una sociedad indivisible.

Sin embargo, en este caso peculiar es de comprender que la sociedad única que se establece, puede ser dividida en caso de divorcio, procediéndose de ley a la división de la referida copropiedad, de este modo, se cumple con una de las pautas preestablecidas conforme a las cuales, dicho derecho puede verse dividido o interrumpido en caso tal de que uno de los copropietarios así lo solicite.

  1. Cuando una persona fallece, esta deja además del plano terrenal, en el campo jurídico deja un patrimonio que pasará de forma íntegra a sus parientes, entre estos se establece de facto una copropiedad, pudiendo la misma permanecer hasta que todos así lo decidan.

En este sentido, los herederos de un negocio, mantienen todos las mismas potestades, teniendo en cuenta que pueden ejercer sus derechos en conjunto o por separado, pero siempre respetando el derecho de los demás. Del mismo modo, es de comprender que ante estas situaciones, es posible encontrar interesados que quieran trabajar en conjunto en beneficio del patrimonio.

Sin embargo, en las sociedades latinoamericanas, es bastante común que las personas obtén por buscar sus partes de forma líquida, y para ello, es necesario que se proceda a la venta, con esto lo que te queremos indicar es que en algunas situaciones las personas prefieren optar por la división de la propiedad para luego acudir a los tribunales y solicitar por procesos de ley dichas resultas, de este modo, puede cada quien hacerse de su parte, y proceder de esta forma a trabajar su dinero como más le guste.

Del mismo modo te indicamos que es posible que algunas personas opten por seguir en la sociedad mientras que otros prefieran venderla, cuando esto es así, existe el derecho de preferencia que le corresponde a los otros copropietarios, como si la ley confiriese así una forma de protección.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *