7 Ejemplos De Contratos Atípicos

En esta lección explicaremos los 7 ejemplos de contratos atípicos y su concepto general.

Ejemplos De Contratos Atípicos

¿Qué es un contrato atípico?

Los contratos atípicos son un tipo de documento donde las partes, hacen uso de la independencia de voluntad, regulan o establecen reglas de forma novedosa e ignorada por el ordenamiento jurídico, su relación jurídica, no se ciñe, a ningún modelo de contrato predeterminado.

Estos ejemplos de contratos atípicos domina declaraciones de voluntad independientemente y formuladas por las partes con el fin de buscar una producción de efecto jurídico, habitualmente, conocido por el Derecho; su principal propósito es la constitución de un lazo de obligación derivada a la propia voluntad de las partes, además se indica que el contrato es fuente de exigencias, los contratos atípico tienen fuerza de ley privadas a voluntad que concuerde con las partes involucradas que se rige por el dueño del contrato. En consecuencia, ambas partes, mantienen sus relaciones, además este tipo de contrato puede proteger tu inversión a través de fórmulas contractuales reguladas.

Ejemplos comunes de contratos atípicos

Contratos atípicos en servicio de caja de seguridad

Contratos atípicos en servicio de caja de seguridad

No existen reglas específicas que se encarguen de la regulación de un servicio de caja de seguridad. Por esta razón, y en orden a lo que inicialmente referimos como derecho, tanto el sistema como la jurisprudencia, han pretendido dar solución a un argumento en cuestión.

Este tipo de contrato pone a disposición del usuario, por medio del pago de un precio, una división vacía (caja de seguridad), que se encuentra en local blindado, para que el beneficiario (cliente) introduzca objetos cuya conservación queda a cargo de quien está prestando el servicio blindado. Es usual que uno de los requisitos impuestos por l entidad para la apertura de una caja de seguridad, sea que el interesado tenga una cuenta corriente o una especie de caja de ahorros en la entidad a los fines de establecer en ellas el monto correspondiente al servicio.

Contrato atípico sobre la explotación de máquinas recreativas

El contrato atípico de explotación de máquinas es un tipo de contrato que carece de una medida legal determinada, donde las partes pactan y a la regulación colectiva de los contrato va establecida por un Código Civil y en las medidas en este campo de las diferentes entidades independientes con legislación foral.

Si el contrato atípico de explotación no cuenta con una regulación especial, la actividad del juego es más intensa. Podemos decir que las actividades son más reglamentadas y controladas, y por ello, con una elemental afectación a este contrato. Las sociedades instaladoras de máquinas necesitan de una serie de autorizaciones que suele variar según el territorio donde estén, bien sea en comunidades autónomas exclusiva en un ámbito específico.

Contrato atípico de camping

Contrato atípico de camping

Es objeto principal del presente contrato atípico es la instalación de una carpa o caravana como medio de estancia para un campamento publico de fin turístico, el contrato contara con una serie de requisitos, recomendaciones y exigencia para hacer uso de una parcela, algunas son publicas otras privadas, solo dependerá de donde se desea acampar.

Contrato atípico de factoring

El contrato atípico «factoring» consiste en unacomisión de cobranza con o sin derecho de regreso, y antes de su extinción. Se basa en un crédito comercial de corto plazo por parte de un titular a una firma determinada. Es decir, puede precisarse en términos generales como una acción financiera que consiste en el préstamo a un factor de créditos comerciales contra sus interesados por parte de una sociedad, a cambio de un valor convenido.

Contrato atípico de gestión de cartera de valores

Este ejemplo de contrato atípico se basa en la cartera de valores es un tipo de documento por el cual un inversor recomienda la administración de su cartera un tercero llamado como gestor. En otros términos, el inversionista se encarga de la gestión de su capital a profesionales especialistas. Así, busca ganar utilidades mayores a las que conseguiría si él mismo dirigiera el servicio de sus fondos.

El contrato atípico de gestión debe regular la administración individualizada de un portafolio de inversión, es decir es firmante de cada contrato distinto con cada uno de sus consumidores. Mantiene un acuerdo bilateral donde se originan obligaciones en ambas partes.

Contrato atípico de cuenta corriente

Es un contrato donde los clientes o un tercero consiguen depositar en el banco ciertas cantidades de dinero en efectivo, cheques o transferencias, de los cuales disponen de retiros en cheques, orden de pago, por cualquier medio electrónico de pago que se use.

Contrato atípico de franquicia

Se consideraba la franquicia como un grupo de derechos de propiedad empresarial o intelectual referentes a marcas, nombres comerciales, inscripciones de establecimiento, diseños, derechos de autor, o patentes, que deberán volarse para la reventa de ciertos productos o la prestación de un servicio a los usuarios finales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *