50 Ejemplos De Adverbios De Modo

En esta lección explicaremos los 50 ejemplos de adverbios de modo, concepto y su función general.

Ejemplos De Adverbios De Modo

El adverbio es una palabra que funciona de complemento casual del verbo en la oración. Esa es su función principal, y de hecho, es lo que figura su nombre. Para facilitar su uso y aprendizaje ciertos expertos en literatura han utilizado la expresión “un adverbio es simplemente el adjetivo del verbo”, pues la comprensión de su función suele hacerse más complicada entre los estudiantes que las de otros tipo de términos o palabras mejor conocidas, como los sustantivos, verbos entro otros.

En cualquier caso, el adverbio es un complemento del verbo, y puede ejercer su función integrando a un adjetivo, y en ciertos cosos puede complementar otro adverbio.

Siempre ha sido un gran dolor de cabeza de lingüística y se ha buscado la manera de clasificar familiarmente los adverbios. No son una clase lingüística muy indicada para ello, y resulta casi absurdo obtener un sistema de clasificación perfecto para que cada adverbio conocido tenga una sola clasificación por eso conocemos los adverbios de lugar, tiempo entre otros. La función adverbial permite que todo sea sencillo que otro ejemplo de palabra, como por ejemplo un adjetivo general, se adverbialice, y desempeña una función en varios casos imprevisible.

¿Qué es un adverbio de modo?

Los adverbios de modo son una de las diferentes categorías de adverbio que se encuentra en la lengua española, estos son palabras modificadoras o cambiadoras de otras palabras, en este caso especialmente de los verbos o de otros adverbios, e incluso de oraciones enteras.

Los adverbios son, rasgos y partes del idioma que no suelen transformar un sentido léxico adecuado, o sea, un significado, que se relaciona con una especifica circunstancia de lo dicho: un lugar específico, tiempo o, en este caso específico, una forma exacta en que ocurren o se realizan las cosas. Por ende, conocemos estos tipos de adverbios como los adverbios de modo.

Son muy comunes en el habla diaria, ya que permiten detallar la forma en que un suceso toma lugar, bien sea desde un punto de vista subjetivo u objetivo y personal.

Aunque, junto con los adverbios de tiempo, cantidad y lugar, se consideran los adverbios que muestran una mayor relación con lo real, mientras que otras clases adverbiales, como los adverbios de duda, exclamación u orden, se concentran en la realidad subjetiva y mental del hablante.

En cualquier caso, existe una división suficientemente extendida que consisten en dividir a los adverbios por su clase semántica más común. De este modo nacen los adverbios de negación y afirmación, los de duda, tiempo entre otros. Los adverbios de modo, más utilizados son:

Bien

Así

Mal

Regular

Deprisa (sin embargo igualmente es correcto “de prisa”)

Aprisa (sin embargo igualmente es correcto “a prisa”)

Peor

Mejor

Igual

Tal

Despacio

Como su propio nombre muestra, estos adverbios agregan a la oración información casual sobre el modo o la forma en la que se realiza la acción verbal. A los lectores más listos les habrá impresionado que en la lista anterior no se haya incluido adverbios terminados en -mente, uno de los grupos más productivos en el habla española. El motivo es que, al estar hablando de adverbios de modo, aquí se añade cualquier adjetivo con valor calificativo que se desea adverbializar por medio de la adición del sufijo -mente. Entre ellos tenemos:

Francamente

Contrariamente

Estupendamente

Sinceramente

Verdaderamente

Horriblemente

Básicamente

Extraordinariamente

Cruelmente

Mayormente

Bondadosamente

Entre muchos más

Los ejemplos de adverbios de modo son palabras que se usan dentro de una oración para explicar la forma en la que se realizo adelante la acción. Es decir que responden a la pregunta “¿Cómo?”.

Función del adverbio

El adverbio tiene como función en el texto oracional de servir como complemento casual, por lo que puede contestar a preguntas como ¿cómo? ¿Cuándo? ¿Dónde?, Ejemplos:

“Rafael come rápido”. Tenemos que “Rápido” es un tipo de adverbio de modo que funciona como mejoramiento casual de modo y responde a la interrogante ¿cómo?

Igualmente cumple con la función de cambiar de forma directa a un verbo, o adverbio.

Grados del adverbio

Los grados de los adverbios brindan información sobre la intensidad o modo en que sucede la acción del verbo. Se conocen dos tipos:

Grado comparativo: Se utiliza para comparar dos o más cosas u objetos con una intensidad mayor, menor o igual. Tenemos:

Sharon camina tan despacio como Ramón.

Grado superlativo: Este tipo puede ser absoluto y se agrega a la terminación -ísimo/ -ísima o -érrimo/ -érrima.

Carlos llegó tardísimo.

El grado superlativo igualmente puede crearse agregando al adjetivo un adverbio de cantidad.

Ejemplos comunes de adverbios de modo

Fuertemente

fuertemente Ejemplos De Adverbios De Modo

Adrede

Amable

Puntillosamente

Fuerte

Apasionadamente

Rápidamente

Gratuitamente

Así

Rápido

Hábilmente

Igual

Asiduamente

Regular

Igualmente

Bajo

Bien

Responsablemente

Inocentemente

Brillantemente

Rutinariamente

Intelectualmente

Claro

Salvajemente

Lentamente

Conforme

Lento

Suavemente

Súbitamente

Ligero

Débilmente

Sutilmente

Mal

Desgraciadamente

Talentosamente

Mejor

Elegantemente

Elocuentemente

Tiernamente

Minuciosamente

Nuevamente

Espontáneamente

Velozmente

Oportunamente

Fácilmente

Voluntariamente

Prolijamente

Formalmente

Vulgarmente

Ejemplos de oraciones con adverbios de modo

Ejemplos De oraciones de Adverbios De Modo

Ricardo lavó la ropa rápidamente.

La doctora le dijo cruelmente que estaba mal de salud.

La obra terminó muy rápido.

El niño le dio una patada fuerte a su compañero.

Mis tíos me recibieron cariñosamente.

Rendiste muy bien en la prueba.

Los maestros entraron sigilosamente.

El doctor tomó la decisión al instante.

El gato está durmiendo profundamente.

Lo realizamos conforme a lo planeado.

Cuando presentó el recital, lo hizo en voz alta.

El instructor enseñó mal las multiplicaciones.

En la clase de Educación Física, Samantha corre lento.

Hay llevarlo despacio para que no se rompa.

Los niños nadan alegremente en el agua.

Deberías ajustar mejor ese cierre.

Elsi cocina bien.

Tendrías que explicar más lento para todos entender.

El profesor suplente explicó claramente las derivadas múltiples.

La pasamos muy bien con mis primos, este fin de semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *