1 Ejemplo de encuesta para un proyecto

¿En qué consiste una encuesta?

Una encuesta es una especie de formulario cargado de preguntas, donde se recaba información que presenta una utilidad específica, para la persona que la aplica.

El anterior es un concepto bastante generalizado de la palabra encuesta, siendo este uno de los más manejados, sin embargo, conforme lo indica el título de este post, nos estamos refiriendo a la encuesta que se emplea en un proyecto.

Ejemplo de encuesta para un proyecto

En dicho caso, te aclaramos que la encuesta se convierte en una técnica de investigación, el cual permite la recolección de datos, donde el investigador puede tener contacto con la realidad, y poder así conocer más el fenómeno que desea estudiar.

Ventajas de la encuesta dentro de un proyecto de investigación

Efectivamente tratándose esta de una técnica, la misma contribuye a la búsqueda de la verdad y a la obtención de conocimientos, y es que esta sirve de instrumento para ayudar al investigador a alcanzar los objetivos de investigación planteados.

Es así, como esta permite:

  • Contacto directo con la realidad, ya que el investigador debe de trasladarse hasta el lugar de los hechos para poder recabar la información que necesita, e incluso, claro está, dependiendo de la naturaleza del fenómeno, es posible que se inmersa en la misma realidad.
  • El conocimiento se obtiene directamente de la fuente, esta es una de las grandes ventajas que puede proporcionar la entrevista, y es que la misma, permite que el investigador pueda recolectar los datos de su propia fuente, es decir, de donde ocurren los hechos, donde sucede el fenómeno o bien donde está aconteciendo la realidad.
  • Permite alcanzar los objetivos de la investigación, uno de los aspectos más notorios de la encuesta, es que la misma permite que el investigador pueda alcanzar lo planteado, que no es más que el conocimiento o bien la demostración de la realidad que desea constatar junto a los factores confluyentes.

Ejemplo de una encuesta para un proyecto.

De seguro, que has entendido bien la teoría hasta los momentos, pues bien, a  la hora de aplicarla, puede que no te resulte para nada sencillo, pero no te preocupes, nosotros vamos a explicarte de que trata ello, y como puedes desarrollar de forma satisfactoria:

Vamos a suponer que estamos trabajando un proyecto, sobre la deserción escolar, y queremos determinar la influencia del hogar en la misma, es decir, queremos demostrar la incidencia que tiene el hogar en dicha situación.

Para ello, nos plateamos como objetivo general: Determinar la relación que existe entre el ambiente familiar y la deserción escolar, teniendo como meta este objetivo, debemos de formular una encuesta que nos permita obtener un resultado al menos aproximado.

De esta forma, recurrimos a crear una serie de preguntas donde los entrevistados, responderán con claridad y nos facilitarán los datos que se requieren para la obtención del objetivo, las preguntas serían:

  1. ¿Tienes un hogar propio?
  2. ¿Vives con tus padres?
  3. ¿Comes diariamente?
  4. ¿En tu hogar existen muchas peleas?
  5. ¿En tu casa se llevan a cabo los buenos modales: buenos días, buenas tardes, por favor, gracias?
  6. ¿Tus padres cuentan con educación académica?
  7. En caso de tener hermanos, ¿tus hermanos estudian o estudiaron? Si no tienes hermanos, puedes obviar esta pregunta.
  8. ¿En tu hogar te incentivan a estudiar?
  9. ¿En tu casa te maltratan?

Como se puede apreciar son preguntas cortas, y es aquí, donde queremos aprovechar para señalarte las mismas características que debe de presentar toda encuesta:

  • Preguntas breves, donde el entrevistado pueda responder con rapidez y también con claridad, ya que la pregunta es fácil de comprender.
  • Formular preguntas de respuestas cerradas, es decir, que el encuestado solo pueda responder sí o no, lo preferible es que además seas tú quien le proporcione las respuestas, para su selección, así te garantizarías una encuesta más rápida.
  • Ten en cuenta que las preguntas que vas a generar, deben estar presentadas en términos sencillos, para que la persona pueda primero comprenderlas, y segundo para que la misma puede brindan una respuesta clara

Y es que han demostrado, muchos expertos que en ocasiones los resultados suelen sesgarse a razón de que las preguntas han sido formuladas en palabras complejas, llegando muchas veces los entrevistados a confundirse y con ello a ofrecer respuestas dubitativas.

  • Asegurar al entrevistado, y para ello, debes siempre de informarle que la encuesta es anónima, es decir, que su nombre no será revelado bajo ninguna circunstancia, resultando también convincente que puedas indicarle el fin de los resultados.

En este caso, los niños deben ser informados que los resultados son anónimos, y que los mismos servirán para un estudio social, que no serán proporcionados a sus padres, como tampoco a la escuela en la cual estudien, esto asegura que el encuestado se sienta tranquilo, y se encuentre más dispuesto a responder con la verdad.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.