Clasificación de Verbos

¿Cómo se clasifican los verbos?

Los verbos se pueden clasificar acorde a dos criterios a saber cuáles son, conforme su flexión, o bien acorde a su significado.

Un verbo es una palabra que por regla general establece la unión en la oración gramatical entre el sujeto y el predicado, ya que este denota la acción que lleva a cabo el sujeto hasta desenlazar en el predicado.

Un verbo no es más que el sinónimo de acción, de modo tal que ello denota una forma de actuar o de reaccionar, en ocasiones el mismo sirve para puntualizar unos estados de ánimo, verbigracia cuando una persona expresa estoy llorando.

La importancia de conocer la tipología de los verbos reviste una vital importancia para la gramática y la ortografía en la correcta conformación de oraciones.

Clasificación de VerbosClasificación de Verbos

Por su flexión.

Regulares.

Caracterizados porque al momento de su conjunción la palabra matriz no presenta ningún tipo de cambio, tal es el caso del verbo amar, que al conjugarse no varía, veamos: yo amo, tú amas, nosotros amamos; como podrás darte cuenta la palabra de origen “amar” no presenta variaciones.

Irregulares.

Por contraposición a los verbos que explicamos con anterioridad, son aquellos verbos que si presentan algún tipo de variación en su palabra matriz, tal es el caso del conocido y muy utilizado verbo ser.

Te puede interesar  Tipos de Fuentes

Defectivos.

Al momento de conjugarlos solo admiten la tercera persona, tal es el caso del verbo acontecer, estableciendo la necesidad de una doble conjunción como por ejemplo: en estos momentos está aconteciendo un hecho.

Impersonales.

Considerados por excelencia los verbos de la naturaleza, ya que los mismos defienden de algún hecho natural, verbigracia el caso del verbo llover, por ejemplo: afuera lleve.

Los expertos en gramática, señalan que los mismos refieren siempre en su conjugación a la tercera persona.

Por su significado.

Transitivos.

Como su propia denominación indica estamos en presencia de verbos que trasladan la acción del sujeto al predicado, en efecto, estamos hablando de verbos que llevan la acción a un determinado objetivo, el más empleado de todos es el verbo amar, por ejemplo su conjugación se produce así: yo amo a Juan.

Intransitivos.

Por contraposición a los explicados con anterioridad, nos referimos a aquellos verbos que no ameritan el traslado de la acción, sino que ellos mismos por sí simbolizan la acción a realizar, tal es el caso de Pedro camina.

Copulativos.

En las reglas de la gramática, estos son los verbos que determinan un enlace explicativo entre el sujeto y el predicado, bajo la unión de un significado o bien el establecimiento de una característica, por ejemplo Wendy es hermosa.

Te puede interesar  Clasificación de textos informativos

Reflexivos.

Son aquellos verbos que sirven para denotar una acción en conjunto, es decir, que es llevada por varias personas, como es el caso de : Nos sentamos a comer.

Auxiliares.

Verbos que en la oración son utilizados para acompañar o reforzar la acción que se llevó a cabo, de aquí que se denoten auxiliares puesto que los mismos son considerados como un refuerzo para la acción.

1 comentario
  1. luzbella dice

    gracias

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.