Clasificación de sustantivos

¿Cómo se clasifican los sustantivos?

Los sustantivos se clasifican en propios, comunes, abstractos, concretos, contables, no contables, individuales, colectivos, derivados y primitivos.

Un sustantivo es una composición gramatical, que compone en la mayoría de los casos el sujeto de la oración semántica, el sustantivo como vocablo alude a la esencia, es decir, a lo que se es en sí.

Este término no admite conjugaciones, ni versa en cambios relativos a las composiciones gramaticales que los afecten, de modo tal que permanecen de forma taxativa en su escritura.

Los sustantivos suelen ser empleados en su gran mayoría para denotar personas, cosas, objetos y lugares, de este modo se han ganado la fama de ser los nombres de la gramática.

Su clasificación guarda gran relevancia para la Academia, que los advierte como parte fundamental de toda estructura semántica, sin más, veamos su tipología.

Clasificación de los sustantivosClasificación de los sustantivos

Propios.

Son aquellos que sirven para denotar personas y lugares con la finalidad de distinguirlos de los demás que sean de su propia categoría; verbigracia, los nombres propios.

Como ejemplo de ellos, te determinamos los siguientes: Pedro, Pablo, Ana, sustantivos propios que sirven para diferenciarlos de las demás personas.

América, Europa y Asia, sustantivos propios para diferenciar los continentes entre sí.

Comunes.

Son aquellos sustantivos empleados para denominar las cosas y las categorías de ellas, tal es el caso de niño o niña.

Otros ejemplos de la utilización de estos sustantivos son: silla, cama, almohada, cobija, que vienen siendo parte de una misma categoría.

Abstractos.

Como su nombre lo indica, estos refieren a aspectos que no pueden ser percibidos por los sentidos del ser humano, pero si idealizados y manifestados, en efecto, nos estamos refiriendo a los sentimientos o los principios, e incluso a los valores.

Son ejemplos de sustantivos abstractos: amor, alegría, comprensión.

Concretos.

Son aquellos sustantivos que si pueden ser plenamente percibidos por los sentidos, es decir, que sirven para denotar todo aquello que puede ser fácilmente palpable, como es caso de: cama, libro, teléfono.

Contables.

Hace referencia a los sustantivos que permiten apreciar de forma notoria una cantidad, es decir, que los mismos hacen referencia a cosas que pueden ser susceptibles de cantidad, como por ejemplo: cuatro mesas, seis plantas.

No contables.

Obedece a los sustantivos que no son susceptibles de enumeración, pero si pueden ser objeto de medición, como es el caso de: tensión, azúcar.

Individuales.

Como su nombre lo indica hace referencia a aquellos sustantivos que mencionan una cosa en particular o bien de forma específica, considerando que la misma, forma parte de una categoría o especie, por ejemplo: oveja.

Colectivos.

Hace referencia a aquellos sustantivos que sirven para mencionar una categoría en general o bien a un conjunto, como por ejemplo: manada.

Derivados.

Son aquellos que proceden de otra palabra que es la raíz, como es el caso de artista que deviene de la palabra arte.

Primitivos.

Son los sustantivos que se bastan por sí mismo, en efecto, son palabras que se bastan por sí misma, el mejor ejemplo de estos son los nombres propios.

3 Comentarios
  1. keyla isabel dice

    me sirvio mucho para la tarea

  2. manuel dice

    me ayudo mucho con el deber de la escuela

  3. Luis Fernando dice

    Muchisimas gracias, con esta informacion todas mis preguntas se resolvieron y aprendi lo que tenia que desarrollar en clase. En serio muchas gracias!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.