Clasificación de quemaduras

Las quemaduras se clasifican en base a tres criterios a saber cuáles son, por el agente que las ocasiona, por el grado de afectación que acarrean en la piel y por su extensión; tratándose así de la clasificación impuesta por la ciencia médica desde la perspectiva de los primeros auxilios.

En efecto una quemadura es un daño que sufre la epidermis o cualesquiera de sus capas que acarrea la alteración de las células inmersas en las mismas, que trae como consecuencia el degradado del tejido epitelial y de los músculos si hubo un daño mayor por parte del agente que la ocasiono.

La prioridad de conocer esta clasificación reside en que se pueda determinar la magnitud del daño ocasionado en la piel, entendiendo que este es el órgano más extenso del cuerpo y que tiene la labor de cubrir el mismo en su integridad; sin más dilaciones veamos la tipología expresada en líneas anteriores.

Clasificación de las Quemaduras

Clasificación de las Quemaduras
Grafica de cómo se clasifican las quemaduras

Por el agente que la ocasiona.

Quemadura térmica.

Como su nombre lo indica nos referimos aquella que se produce por contacto o exposición a altas temperaturas que ocasionan desde el enrojecimiento o irritación de la piel, hasta el desprendimiento de la misma.

El factor detonante en este caso es la alta temperatura.

Quemadura química.

Es aquella que se da a lugar cuando la epidermis entra en contacto con un líquido o bien gas que tenga por propiedades la corrosión, esta quemada se caracteriza por la disolución del tejido o lo que es lo mismo su desintegración de forma inmediata al contacto con el agente químico.

Quemadura eléctrica.

Es aquella que se ocasiona cuando la piel entra en contacto una descarga eléctrica.

Por el grado de afectación que acarrean en la piel.

De Primer Grado

Son aquellas que con independencia del agente que las ocasionen solo afectan la parte superficial de la dermis, en efecto, estas son aquellas que desde la óptica de la observación permiten apreciar un enrojecimiento de la misma.

De Segundo Grado.

Estas son aquellas que logran afectar la parte superficial de la piel, pero de igual forma ocasionan lesiones en la capa de dermis que le sigue, sin que haya mayor exposición de tejido.

De tercer grado.

En este caso, estamos en presencia de quemaduras que ocasionan daño integral en el tejido dérmico, con ocasiones de exposición de los músculos y huesos dada la profundidad del daño.

Por su extensión.

Menores.

Obedece a quemaduras muy superficiales y que son prácticamente imperceptibles para la vista dada la poquísima extensión de piel que abarcan.

Moderadas.

Son aquellas que afectan la extensión de piel en proporción a un miembro u órgano, es decir, la observación de la quemada permite apreciar que esta abarca gran parte de una extremidad o en tamaño comparativo a un órgano interno.

Graves.

Estas son aquellas quemaduras que abarcan más de una extremidad corporal, están esparcidas en prácticamente toda una sección corporal, de forma generalizada estas coinciden con las quemaduras de tercer grado en daño a la dermis y dolor.

1 comentario en “Clasificación de quemaduras”

  1. Una pregunta: Según la Regla de las 9 de Wallace, ¿Cuánto sería el porcentaje de quemaduras por extensión de menores, moderadas y graves?
    Desde ya, gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.