Clasificación de Mogensen

¿Cómo se clasifica segun Mogensen?

Acorde a la clasificación de Mogensen, la insuficiencia renal se divide en cinco estadios, que determinan la gravedad de los riñones.

Son diversas las patologías que el cuerpo humano puede padecer, siendo estas en su mayoría muy perjudiciales para el propio organismo cuando se juntan entre sí, es decir, cuando concurren una o dos enfermedades en un mismo cuerpo.

Como es bien sabido la diabetes es una enfermedad crónica que contribuye a que el estado del organismo poco a poco vaya decayendo en sus propias condiciones de salud, ciertamente una patología que inicia por la aniquilación de las células productoras de insulina termina por convertirse en una patología que desgasta toda la funcionabilidad orgánica, siendo el segundo órgano afectado los riñones.

En efecto,  cuando el cuerpo comienza a sufrir los efectos de la diabetes, cual es la no segregación adecuada de insulina, los riñones comienzan a sufrir ya que como es bien entendido, ellos están encargados de depurar el cuerpo de todas las toxinas negativas, siendo una de estas la glucosa mala que se vierte en la sangre.

Es por ello, que el riñón de forma paulatina comienza a sufrir consecuencias negativas, ante estos casos la medicina a determinado una clasificación para evidenciar los estados de gravedad en pacientes diabéticos con insuficiencia renal, con el fin de determinar un tratamiento oportuno que le permita incrementar los niveles de vida.

Te puede interesar  Clasificación de Waterlow

Estadios de insuficiencia renal acorde a Mogensen.clasificación insuficiencia renal acorde a Mogensen

Estadio Uno

En este caso, el paciente aun no evidencia una enfermedad crónica, sino más bien un cierto recrecimiento en el órgano, como consecuencia de la disfuncionalidad del páncreas. En efecto los ecos muestras un riñón inflamado, condición que puede ser fácilmente reversible con la aplicación de insulina.

Estadio Dos.

Además de la inflamación renal, comienzan a evidenciarse un recrecimiento de sus arterias internas, observándose presencia de líquido en el mismo, como producto de la retención de toxinas que son producidas en exceso.

En esta etapa la enfermedad también puede ser tratable, sí se corrigen los elevados niveles glicémicos en la sangre.

Estadio Tres.

En este caso el riñón comienza a excretar por medio de la orina los nutrientes y líquidos proteicos, en efecto se inicia un estado microalbumino, acorde al cual las vitaminas son excretadas y las toxinas vertidas en la sangre ya que son retenidas en los vasos vasculares del órgano; apreciándose de esta forma retención de líquido en el cuerpo.

Estadio Cuatro.

Esta etapa se caracteriza por una constante evasión por medio de la orina de todas las proteínas, el órgano se aprecia fuertemente recrecido y con presencia de bordes indefinidos en la ecografía, lo que evidencia que el líquido se está vertiendo por las periferias del mismo.

Te puede interesar  Clasificación de Texas

Estadio Cinco.

Caracterizado por la no funcionabilidad de los riñones, en efecto, la enfermedad ha sucumbido en un estado irreversible en el que la aplicación de insulina no surte efecto, como tampoco la aplicación de terapias alternas; el cuerpo comienza a evidenciar la perdida de minerales y nutrientes, y el páncreas ha dejado también de funcionar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.