Información de clasificaciones en ciencias, empresas, y mucho más

Clasificación de los medicamentos

¿Cómo se clasifican los medicamentos?

Los medicamentos se clasifican conforme a sus acciones farmacológicas o bien por sus efectos terapéuticos, estos se constituyen en los criterios de distinción más aceptados tanto por la ciencia médica como por la farmacología y la química que confluyen en la formación y estudio integral de los mismos.

Un medicamento es definido como todo componente o sustancia creada para intervenir en los procesos patológicos y funcionales que puedan desarrollarse en el organismo.

Su clasificación guarda gran relevancia con la finalidad de poder determinar la magnitud de los efectos que  los mismos puedan desencadenar sobre el organismo humano, sin más, observemos cuales son estas.

Clasificación de los medicamentos.

Clasificación de los medicamentos

Fármacos que intervienen en la sinapsis.

Como comprenderás la sinapsis es el proceso de unión que se lleva a cabo entre dos neuronas con el fin de establecer un puente de comunicación, a través del cual se lleva información de un estímulo.

En efecto, estos fármacos influyen de forma positiva en este proceso acrecentando la capacidad de respuesta del organismo.

Fármacos que intervienen en el sistema nervioso central.

Son fármacos de amplio espectro y cuyo efecto es altamente potente para inferir en las funciones vitales del organismo, entendiendo que estos influyen tanto en funciones motoras como psíquicas.

De aquí que sean uno de los fármacos más evaluados, y que con mayores efectos adversos cuenta su ingesta.

Te puede interesar  Clasificación de Bethesda

Antiinflamatorios.

Deben su nombre por tratarse de compuestos que se hacen resistencia y oposición a los niveles de inflamación, de modo tal que los mismos contribuyen a los estados de recreación de los tejidos que generan dolor.

Fármacos que infieren en la función renal.

Más allá de estos fármacos desencadenar un efecto de supresión en los agentes patógenos que afecten los riñones, los mismo deben su uso a los procesos de liberación de toxinas y cargas negativas que desencadenas graves problemas en las funcionalidades orgánicas.

Agentes Cardiovasculares.

Contrario a lo que muchos piensan no se trata de solo fármacos con efectos para el corazón, sino también de fármacos que estimulan la resistencia celular y de traslado de oxígeno en el torrente sanguíneo, fundamentales para llevar a cabo todas las demás funciones corporales.

Fármacos que infieren en las funciones intestinales.

Efectivamente estamos en presencia de compuestos que interfieren en todo el proceso metabólico que se lleva a cabo en el intestino grueso o delgado, influyendo notoriamente en la digestión y evacuación.

Agentes de quimioterapia.

Denominados así porque los mismos influyen en la actividad cancerígena, bien sea contribuyendo a la detención de la producción de más células o bien a la amortiguación de los efectos dañinos de estas sobre demás órganos.

Inmunosupresores.

Son aquellos fármacos que contribuyen a disminuir la capacidad de respuesta del sistema de defensa que el propio cuerpo desencadena ante un organismo extraño, su uso es vital para ciertas operaciones como es el caso de trasplante de órganos.

Hormonas.

Pese a que el propio cuerpo las produce, su existencia se debe a la necesidad de aumentar los niveles de las mismas en el organismo.

Te puede interesar  Clasificación de Winter

Leave A Reply

Your email address will not be published.