Clasificación de Johnson

¿Cómo se clasifican las úlceras según Johnson?

La clasificación de Johnson establece cinco grados de clasificación para las úlceras gástricas.

Una úlcera gástrica no es más que una malformación que se realiza en las paredes del estómago, como consecuencia de la alteración que sufren los ácidos estomacales, lo cual puede devenir de una bacteria o bien por la excesiva ingesta de medicamentos que puedan alterar los mismos.

La prioridad de conocer la clasificación de las úlceras reside en poder tomar un tratamiento oportuno que resulte en la mejoría del paciente tanto en su calidad de vida, como en su estado corporal.

Clasificación de úlceras de acuerdo a Johnson.clasificación para las úlceras gástricas

Grado I.

Es aquella úlcera que se presenta en la curvatura menor del estómago, más exactamente esta se ubica en la parte inferior del mismo desde la cual comienza a presentarse cierto reflujo, es uno de los síntomas que se hacen más evidentes como también más notorios en el proceso de formación de ulceras.

En este estado, la úlcera luce bastante suave ante los ecos, la misma casi es imperceptible, los que son notorios son los trastornos gastrointestinales que poco a poco van formando la misma.

Grado II.

En esta etapa la úlcera no solo afecta el estómago, sino que además ha perforado parte del intestino delgado, algunos pacientes manifiestan dolores abdominales como de igual forma manifiestan una inflamación de colon. Es posible apreciar una serie de consecuencias negativas en el mismo, como es el caso de presentar heces con rastros de sangre, dolores agudos y reflujo continuado.

Te puede interesar  Clasificación de Hinchey (modificada)

Grado III.

De complejo diagnostico ya que amerita una serie de exámenes para poder determinar el aparecimiento de dicha úlcera, es conveniente proceder a una endoscopia, aunque en estos casos resulta sumamente perjudicial para el paciente que siente el dolor de la misma.

Esta ulcera no solo ha afectado la mucosa intestinal, sino que la misma ha afectado los tejidos venosos que recubre el colon y los intestinos, de modo tal que se presenta un estado de dolor agudo y continuo, una inflamación a nivel abdominal perenne que duele al tacto, la deglución se dificulta un poco y los estados de acidez son continuos.

Grado IV.

De difícil definición, ya que el mismo sucede como consecuencia de una alteración excesiva de las bacterias del estómago, por enseñamiento o por uso continuado de fármacos que afectan la mucosa intestinal.

Lo cierto de ello, es que la misma se encuentra presente en todos los estadios de aquí que muchos galenos no gusten considerarla como una categoría adicional, por considerar que la misma deviene como consecuencia de las demás, ya que se constituye en el daño generalizado a las paredes de la mucosa intestinal.

Grado V.

Su definición resulta compleja y más aún su tratamiento, muchos consideran que la ulcera requiere de la intervención quirúrgica ya que no puede ser tratada de otra forma, de hecho la misma no es susceptible a fármaco alguno, está ya perforado las paredes intestinales, algo que puede desencadenar un grave cuadro infeccioso de allí la necesidad de vigilarla.

1 comentario
  1. manuberro dice

    Gracias por su trabajo!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.