Clasificación de indicios

¿Cómo se clasifican los indicios?

Los indicios se clasifican en antecedentes, concomitantes, consecuentes, determinados e indeterminados.

Los indicios no son más que objetos que de una forma u otra conducen a presumir que formaron parte de un hecho, siendo esta la definición más generalizada de indicio.

La palabra en sí, guarda suma relevancia para el campo de la criminología, ciencia social de la investigación del suceso, en la cual una vez que se traslada al lugar del suceso pueden observarse dos asuntos de interés criminalística, las evidencias que por la disposición en el espacio y la relación con el cuerpo permiten establecer una relación directa con este y con los hechos que presumen la perpetuación del mismo.

Mientras que los indicios no son más que objetos que se recogen dentro de la escena del crimen pero que de una forma muy aislada a primera vista, no ofrecen relación alguna con el hecho.

Su tipología guarda gran relevancia, para el revelamiento de la ocurrencia de los hechos y poder así determinar las responsabilidades y actuaciones debidas.

Clasificación de indicios.

Clasificación de indicios
Gráfica de cómo se clasifican los indicios

Antecedentes.

Son  muestras que se evalúan una vez iniciado el estudio del caso, y se ubican en retrospección de modo tal que se perciben como patrones que pudieron evidenciar la ocurrencia del hecho.

Te puede interesar  Clasificación de Impuestos

Como es el caso de una conducta rara en la persona hacia la otra y que poco a poco se fue constituyendo en un habito, esto sin lugar a dudas fija un indicio de presunción.

Concomitantes.

Son  aquellos que resultan del propio hecho, estos no son objeto de análisis a priori, ya que los mismos son recolectados de la propia escena del crimen, no debiendo hacerse análisis sobre los mismos hasta tanto hayan sido evaluadas las evidencias.

Consecuentes.

Pueden devenir de los mismos antecedentes concomitantes, es decir, resultan de los análisis posteriores a los objetos encontrados en el sitio del suceso, como pro igual, pueden proceder de las presunciones ya fundadas de los investigadores.

En todo caso, esto hace referencia a las proyecciones que se realizan los expertos respecto a la ocurrencia de los hechos y la intervención de los objetos o bien personas, resultan una vez acomodadas todas las piezas en el lugar de la investigación, y a medida que esta esclarece, los mismos suelen ocupar un lugar preponderante en la aquella.

Determinados.

Indicios que con solo mirar evidencian la relación que guardan con la investigación de modo tal que no ameritan mayor intervención de conocimientos, ya que por su propia condición o bien ubicación en el espacio, resultan en indicios de gran relevancia puesto que la naturaleza de los mismos y la forma de ocurrencia de los hecho los mantiene relacionados con el caso.

Te puede interesar  Clasificación de los contratos

Indeterminados.

Son  aquellos cuyo aspecto resulta lo sumamente ambiguo ante la apreciación ocular de los investigadores, debiendo los mismos ser sometidos a procesos físico químicos que determinen la naturaleza de estos, y poder así identificarlos y establecer de esta forma su relación dentro del lugar del suceso.

En este caso estamos hablando de líquidos encontrados en la zona por ejemplo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.