Clasificación de Bell

¿Cómo se clasifica según Bell?

La clasificación de Bell establece los niveles de gravedad que se presentan en el tejido intestinal, dividido en cinco categorías.

Esta tipología presenta una gran importancia, dado que la misma se refiere a los tejidos intestinales presentes en los niños recién nacidos, dicha clasificación sirve para establecer los niveles de inflamación que puedan presentarse en los bebes recién nacidos.

Dicha patología se conoce como enterocolitis necrotizante, la cual alude a la inflamación que presenta el intestino grueso de los bebes, siendo apreciable en mayor medida en los bebes prematuros; la misma se desarrolla bien sea como consecuencia congénita, o bien puede deberse a fallas del propio organismo del bebe al entrar en contacto con el medio ambiente.

Como sabrás un recién nacido, no dispone de bacterias en su organismo de modo tal que una vez que sale del claustro materno, es la primera vez que entra en contacto con el ambiente y los microorganismos infecciosos que se encuentran en el mismo, lo que puede generarle muchas afecciones, incluso puede dar origen a problemas intestinales.Clasificación de Bell

De aquí la prioridad para la medicina, determinar esta clasificación que servirá para brindar una categorización de atención a los recién nacidos en referencia al daño que sus intestinos puedan presentar.

Clasificación de Bell.

Categoría I.

En este caso el intestino del pequeño presenta una inflamación leve, es posible apreciar que el mismo hace con regularidad heces, que en ocasiones presenta una consistencia bastante liquida.

Categoría II.

En este caso el neonato presente gran inflamación intestinal, y además presenta dolor en la región abdominal al contacto.

Es perceptible durante la palpación el intestino, el cual además se aprecia como compuesto de masas.

Categoría III.

En dicho caso el intestino se presenta  bastante dilatado e inflamado, es normal que se produzcan bastantes heces de aspecto líquido, incluso las mismas pueden presentar cierto sangrado.

El dolor abdominal se haya presente no solo al tacto, sino que también es perceptible en reposo.

En este caso el neonato es llevado a servicios de emergencias para una estricta supervisión médica, hasta que el caso clínico sea estudiado y los galenos determinen si es o no procede la intervención quirúrgica.

Pese a que esta es la categorización más común, también es apreciable que la misma pueda observarse en dos variantes de distinción, como son:

  • Intestino Intacto, o bien determinada como clase A, esta se establece para hacer aclaratoria de que el intestino se encuentra en perfecto estado sin presentar anomalía alguna, de modo tal, que el cuerpo y la función intestinal se hallan en estado óptimo.
  • Intestino Perforado, es aquella que se aprecia por medio de la ecografía, en dicho caso el intestino del neonato se halla inflamado, de igual forma, el mismo presenta en gran cantidad líquido y ciertas celulitis en la pared intestinal.

Es posible que en pocas horas, el neonato comience a expulsar heces con sangre, lo cual sin lugar a dudas se traduce en un estado de afección generalizado que de forma pronta puede perjudicar su estado de salud general.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.