Tipos de Preguntas

¿Cuál es la tipología de Preguntas?

Las preguntas se clasifican en preguntas de examen, cuestionario o entrevista y según la temática.

Se conoce como pregunta a toda forma de expresión que conlleva la indagación de algo, cuando se hace de forma verbal, esta se hace con una entonación peculiar que hace entender que se está consultando algo; mientras que en el formato escrito, este lleva dos signos ortográficos cuales son ¿?.

¿Cuáles son los tipos de preguntas?

Tipos de Preguntas

Preguntas de examen, cuestionario o entrevista.

Se consideran las más comunes, ya que estas son las situaciones más corrientes en las que son necesarias las preguntas, motivo por el cual, quien las suministra lo hace con un fin, cual es siempre indagar un determinado aspecto de la conducta del investigado, o bien para evaluar un aprendizaje o destreza.

Directas.

Son preguntas que de una forma u otra se hacen sin mayores preámbulos ni adornos verbales, de modo tal, que la persona quien la hace manifiesta de una manera tácita y expresa que es lo que desea; mientras que la persona hacia quien va dirigida, conoce a través de la formulación que es lo que se le está interrogando otorgando con ello una respuesta concisa.

Indirectas.

La antítesis de las preguntas directas, ya que el modo de formularse las mismas, puede no ser el correcto y en ocasiones se presta a equívocos, por cuanto la persona que la emite, lo hace con mucha sutileza, como si no quisiera preguntar, por tal motivo, la respuesta que se brinde puede ser ambigua, ya que quien la recibe, no sabe exactamente qué es lo que se le está consultando.

Te puede interesar  Tipos de Publicidad

Abiertas.

Se emplean con frecuencia en exámenes de desarrollo, donde el alumno puede explayarse en su respuesta, la forma de hacer la pregunta es lo que permite que la respuesta pueda ser extensa, por lo general, son preguntas que incentivan al pensamiento y a la lógica por medio de la justificación de la respuesta brindada.

Cerradas.

En contraposición a las preguntas abiertas, solo ameritan una repuesta sencilla y por demás concisa, son aquel tipo de formulaciones que se responde por medio de un lacónico sí o no.

Mixtas.

De peculiar formulación ya que contienen aspectos tanto de las preguntas cerradas como de las preguntas abiertas, y en este caso, la persona tiene la posibilidad de responder sí o no, pero además de justificar su respuesta.

Dicotómicas.

Son una versión mucho más reducida de las preguntas cerradas, ya que en ocasiones estas plantean las opciones entre las cuales se pueden escoger, las cuales en la mayoría de los casos quedan reducidas a dos.

Respuestas Múltiples.

Guardan un parecido con las preguntas anteriores, con la debida excepción de que las alternativas de respuestas son más variadas, en la mayoría de los exámenes se les conoce como preguntas de selección múltiple, guardando en ocasiones una peculiaridad, por cuanto la respuesta puede ser una de las opciones, dos de ellas, o bien todas las anteriores.

De escala Likert.

Aquellas que plantean una serie de opciones como respuestas entre las cuales el sujeto puede seleccionar, lo cual lo hará fundado en su opinión personal sobre el servicio o producto que se le está consultando, la mayoría de los casos, las respuestas van en la siguiente escala: totalmente de acuerdo, parcialmente de acuerdo, neutro y no estoy de acuerdo.

De rellenar espacios.

Son las rebeldes de las preguntas, por considerarse que estas no se hacen bajo el formato de formulación, sino que la mayoría de las veces se trata de completar un espacio demarcado por una línea.

Te puede interesar  Clasificación de Metales

Expertos consideran que no deben considerarse como tal preguntas, pero quienes las aplican consideran que de forma indirecta se le está realizando una pregunta al sujeto, quien debe indagar en su mente cual es la respuesta correcta que debe suministrar para completar la expresión.

Breve.

Sub-modalidad de las preguntas abiertas, pero en este caso, el sujeto debe de responder de un modo más conciso, lo cual se le señala en la misma pregunta. El motivo de estas, es ofrecer al individuo la capacidad de expresarse pero sin que haya lugar a redundancias o extensiones innecesarias en la respuesta.

Según la temática.

Evaluativas.

Tal cual se deduce de su denominación son aquella que se formulan con el fin de evaluar un determinado aprendizaje, conducta o destreza en el sujeto; la mayoría de las preguntas esgrimidas en un examen son del corte evaluativo.

Existenciales.

Aquellas que el sujeto se dirige así mismo, sobre el significado de sus acciones y de su propia vida, en ocasiones inmiscuyen asuntos de gran transcendencia como son los principios, valores, ideologías que el sujeto manifiesta ante la realidad circundante, en ocasiones estas se formulan para poder el mismo individuo auto-comprenderse, en caso, de que este se ofrezca a sí mismo una respuesta insatisfactoria o ambigua, puede este decaer en una fuerte crisis existencial.

Socráticas.

Surgen del método de la mayéutica, empleado por el gran filósofo Sócrates, y las mismas invitan a la reflexión interna y a la comprensión de conocimientos ya aprendidos, y que son necesarios poner en práctica. Son preguntas que se hace el propio sujeto indagar en su fondo cognitivo conocimientos que ya posee, y le permite traerlos a flote, para su posterior aplicación.

Clarificación.

Las que se formulan con el fin de aclarar una situación o bien expresión, por lo general, estas tienen a lugar en las conversaciones, cuando uno de los interlocutores no comprende lo que el otro le está manifestando, por lo que por medio de estas preguntas, le invita a reformular su planteamiento para poder entenderle mejor.

Te puede interesar  Tipos de conectores

Conductuales.

Aquellas que plantean situaciones fácticas, y de forma posterior colocan al sujeto a pensar que haría o como actuaría ante la circunstancia determinada ya planteado. Tienen a lugar con frecuencia en las entrevistas de trabajo, para evaluar así aspectos de la personalidad del entrevistado, y determinar así ciertas aptitudes, como la empatía y la proactividad.

Conocimientos Generales.

Tiene por fin, evaluar saberes que forman parte de la historia general, de culturas e idiosincrasias, son muy populares en los concursos de conocimiento, que suelen ser televisados.

Actitud y Personalidad.

Destinadas a conocer aspectos intrínsecos de las personas, referidas en la mayoría de los casos a indagar los gustos o intereses de las mismas, son consideradas preguntas livianas, para aliviar la tensión de una entrevista y así hacer sentir al entrevistado más cómodo.

De opinión.

Las que se formulan a fin de que el sujeto pueda plantear su punto de vista, sobre un determinado producto o servicio, o bien pueda plantear su solución ante una determinada situación.

Razonamiento Verbal,  Numérico o Lógico.

Empleadas en pruebas donde se desea medir el coeficiente del sujeto, planteando axiomas verbales y relaciones numéricas para que el individuo proceda a responderlas, estas por lo general, comprenden unas opciones como respuestas para sintetizar la labor.

Trampa.

Muy recurrentes en el mundo jurídico, y se consideran preguntas capciosas, ya que por el modo en que son formuladas pueden llevar al sujeto a una verdadera confusión, acarreando esto una serie de consecuencias negativas en la persona que debe contestarlas, ya que lo hace dudar e incluso lo puede incomodar.

 

 

 

 

 

 

Tipos de Preguntas
¿Te gusto este post?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.