Tipos de Piel

¿Cuál es la tipología de la Piel?

La piel se distingue en normal, seca, grasa o mixta.

Ahora bien, la piel viene siendo el órgano más amplio del cuerpo humano y se caracteriza por ser el que se encuentra de forma más superficial, ya que ésta es la encargada de recubrir todo el organismo, conformado por demás órganos, estructuras óseas, cartílagos, ligamentos y la sangre.

La piel es considerada por muchos galenos, la parte del cuerpo humano más importante y la que mayores cuidados debe tener, partiendo del hecho que es el abrigo de toda nuestra integridad corpórea, motivo por el cual, conviene conozcas los tipos de piel, para que sepas cual es la tuya y los cuidados que debes brindarle.

¿Cuáles son los tipos de piel?

Tipos de Piel

Antes de proceder a indicarte los tipos de piel, conviene señalarte que el aspecto de distinción entre estas reside en el rostro, y las características que  éste puede presentar.

Piel Normal.

Este es el tipo de piel, que presenta la zona T del rostro sin grasa, pero tampoco sin sequedad.

Se conoce como zona T, la línea que se forma entre modo abstracto, entre la frente, nariz y el mentón; en este caso a describir, el rostro, no presenta exceso de grasa, como tampoco se evidencia sequedad en la misma.

Te puede interesar  Clasificación de Neer

De modo tal, que la piel se observa en perfecto equilibrio de la hidratación de los poros, siendo muy poco apreciables estos, ya que como tienen un nivel de agua adecuado, estos no se abren, no haciéndose manifiestos.

La tejido normal, no es delicado al tacto, ni a las condiciones ambientales, de modo tal que el mismo se torna parejo, es decir, su tonalidad de color es uniforme, y su apariencia es lisa.

El rasgo más característico de esta piel es que no presenta impurezas.

Piel Seca.

Esta es una condición peculiar de la epidermis, que suele involucrar una serie de factores, te señalamos esto, porque existe la falsa creencia de considerar que la piel seca es exclusiva de las personas mayores, nada más alejado de la realidad.

Esta obedece en su apariencia a una serie de causas, que van desde condiciones genéticas hasta condiciones ambientales y estilos de vida, las cuales conviene que conozcas a fin de poder prevenirlas, entre estas destacan:

  • Problemas con las glándulas que se encuentran en la dermis.
  • Problemas hormonales, que infieren con la producción de los niveles de hidratación.
  • Estilos de vida que obligan a la persona a someterse a condiciones ambientales que afectan la capa superficial de la piel, haciendo que la misma, pierda con mayor rapidez la hidratación.
Te puede interesar  Clasificación de Birads

En estos casos, le indicamos que tanto el calor extremo, como el frío extremo ocasionan sequedad, al afectar las células y glándulas de la superficie.

La piel seca se caracteriza, por presentarse en la zona T del rostro, con ausencia de grasa, de hecho, su nombre se debe, a la “apariencia seca” y dura que esta luce.

Este tipo de tejido, no presenta ninguna clase de brillo, se torna áspera al tacto y suele quebrajarse ante la vista; se vuelve sumamente irritable al tacto, al sol y al contacto, de hecho, este puede romperla.

Especialistas señalan que cuando los niveles de sequedad en la piel son excesivos, las células que la componen suelen desfragmentarse, motivo por el cual ésta, puede quebrase en capas.

Los niveles de sequedad, pueden evidenciarse en las distintas manifestaciones de este órgano, partiendo de las zonas secas a las extremadamente secas; ya que está en su estado inicial, solo se observa áspera al tacto, mientras que en su mayor grado de sequedad, la piel presenta grietas, asperezas e incluso descamaciones, que en muchos casos evidencian rastros de sangre.

 

Piel Grasa.

Es aquella en la que la piel luce un brillo constante, ésta puede obedecer a una serie de factores, que inmiscuyen desde lo genético hasta los factores ambientales, e incluso se consideran que los malos hábitos alimenticios pueden provocar cambios en la contextura de la misma.

Te puede interesar  Clasificación de terceros molares

Este tipo de piel se caracteriza por:

  • Exceso de brillo o grasa en el cutis, algunas zonas del cuerpo también pueden tornarse brillantes, como es el caso de la espalda.
  • Las espinillas y puntos negros, son uno de los rasgos más característicos de este tipo, surgiendo no solo en las mejillas, sino en demás zonas del cuerpo, como la espalda, senos, pecho y glúteos.
  • Las capas de la epidermis se engruesan.

Piel Mixta.

Uno de los tipos de piel, menos frecuente, ya que ésta presenta un desequilibrio en los niveles de hidratación, pudiendo presentarse brillo en algunas zonas, mientras que se puede evidenciar sequedad en otras.

Tal es el caso, del rostro, la zona T se evidencia con cierto grado de grasa, mientras  que las mejillas lucen secas y enrojecidas.

Esta obedece a un propia condición genética, en la que las glándulas sudoríparas no funcionan todas por igual.

 

 

Tipos de Piel
5 (100%) 1 vote

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.