Tipos de Marcha

La marcha se clasifica en atáxica, tambaleante, esquina, espástica, hemiparética, paraparética, distónica, parkinsoniana, apráxica, de trendelemburg, antiálgica y senil.     

Se conoce como marcha, a la marcha humana, es decir, a la acción locomotora, conforme a la cual el sujeto se desplaza, por lo que para ello, es menester que estén en perfecto estado los espacios motores, neurológicos y fisiológicos del individuo que le permitan coordinar sus desplazamientos y lograr una marcha normal, lo cual puede verse afectado en caso de una anomalía, dando a lugar a la marcha patológica.

Mientras que, se entiende por marcha patológica, aquella que difiere de la normal, y conforme a la cual el individuo presenta inconvenientes para movilizarse, pudiendo estar esto fundado en aspectos motores, fisiológicos o neurológicos, veamos a continuación los tipos de marcha patológica existentes.

¿Cuáles son los tipos de marcha patológica?

Atáxica.

Esta se corresponde con el vocablo ataxia, que hace referencia a problemas en el cerebelo, lo que ocasiona una serie de síntomas neurológicos que afectan el andar, de modo tal, que se puede presentar problemas en el equilibrio y en la vista, lo que ocasiona que la persona no solamente manifieste problemas en el andar, sino además en la ubicación especial.

Tambaleante.

Aquella que procede de inconvenientes motores, bien sea por reducción de piernas, o bien por problemas neurológicos, lo que genera que al desplazarse la persona presente cierta movilidad de un lado a otro, es decir, que en sus piernas se ocasione una desestabilización que lo haga girar de un lado a otro.

Te puede interesar  Tipos de pilas

Se conoce de modo tal, esta como la marcha del pingüino ya que el individuo, en su andar asemeja el paso de estas aves, ciertamente a medida que se emplea tal caminar, la persona puede perder fácilmente el equilibrio y caerse.

Esquina.

Se trata de un andar que deviene como parte de un problema en el nervio ciático, es decir, que el mismo ocasiona que la persona presente un andar lento y pausado, que genera que el mismo presente una serie de problemas, para desplazarse en sentido horizontal e incluso para bajar ya que la persona debe de alzar la pierna y pisar con la punta del pie.

Espástica.

Típico de personas que han sufrido o bien padecido espasmo, y se caracteriza porque el andar de los mismos es lento por demás, es decir, que el mismo se presenta como parte de un efecto neurológico, de modo tal, que las personas manifiestan un andar extremadamente lento, ya que la columna y piernas tienden a sufrir cierta rigidez que hace que la persona no pueda movilizarse, si ello avanza, puede acarrear problemas incluso para levantarse en la cama, llegando la persona en ocasiones presentar una inmovilidad general.

Hemiparética.

Aquella que procede de un daño neurológico, conforme al cual, sufre una afección en un nervio que afecta una de las extremidades, haciendo que la misma permanezca inmóvil, es decir, que no puede movilizarla, al menos que recurra a terapia, siendo esto un motivo suficiente para que su caminar sea lento, pausado y muy doloroso en ocasiones, ya que todo el peso se sostiene en un solo miembro.

Te puede interesar  Clasificación de los Deportes.

Paraparética.

Aquella que se ocasiona en los miembros inferiores, existiendo la imposibilidad de la persona trasladarse de un lado a otro de forma normal y muy lenta, ya que las extremidades inferiores tienden a ponerse lentas, o lo que es lo mismo, tienden a recogerse es decir, que las mismas se colocan rígidas haciendo que la persona deba hacer un gran esfuerzo para caminar.

Distónica.

Una de las marchas más complejas de llevar a cabo, ya que el mismo ocasiona, que las piernas se desplacen con facilidad, pero de un momento a otro, pueden presentarse contracciones musculares, calambres repentinos que hagan que las piernas tiemblen y se muevan de un lado a otro, con marcado movimiento.

Parkinsoniana.

Aquella que es clásica de las patologías de Parkinson, la cual se hace evidente como parte del mismo padecimiento, y se caracteriza por un andar tambaleante, es decir, que la misma se presenta con una serie de movimientos intranquilos, que llegan en ocasiones a detener a la persona, ya que la misma debe de detenerse para dejar de moverse, ya que la serie de movimientos repetidos harán que el mismo pueda perder fácilmente el equilibrio. 

Apráxica.

La que refiere a una lesión neurológica fuerte, que ocasiona que la persona pierda la sensibilidad en las piernas, motivo por el cual, no puede caminar de forma normal, sino con ayuda.

Te puede interesar  Clasificación de voces

De trendelemburg.

Se caracteriza por una marcha constante que se posiciona sobre la parte contraria  a la que no sirve, es decir, esta se caracteriza por presentarse una pierna que no tiene movilidad, pero que debe de posicionarse sobre la otra, para que el cuerpo se pueda movilizarse, lo cual se hace apreciable como parte de un impedimento presente en la cadera. 

Antiálgica.

Esta se corresponde con una marcha, que se caracteriza por presentar un dolor extremo en la parte lumbar, es decir, que el individuo manifiesta una muestra de dolor en cada uno de sus pasos, lo que ocasiona que la misma genere detenimiento en su andar.   

Senil.     

Es un andar, clásico de las personas que ya han alcanzado una edad avanzada, que hace un caminar lento y pausado, pudiendo presentar dolores musculares continuos y en ocasiones paralizaciones necesarias a fin de que el musculo pueda descansar.

¿Te gusto este post?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.