Tipos de imágenes

¿Cuál es la tipología de imágenes?

Las imágenes se distinguen en mentales, naturales, creadas, registradas, directas, indicios y vectoriales.

El concepto de imagen se corresponde con el de una visualización previa que tiene la persona de un objeto, y luego procede a su proyección en los pensamientos, es decir, el sujeto recrea en su mente lo que sus ojos han captado.

Pero también es posible que los propios pensamientos, recreen una imagen nueva fundada en objetos ya visto con anterioridad, es decir, una imagen creada por el mismo sujeto, la cual es plasmada en diseños o pinturas.

El vocablo, también ha gozado de otras extensiones, es decir, de otros significados al ser señalado como imágenes auditivas, olfativas, táctiles y sinestesias, las cuales han sido acuñadas desde la perspectiva del arte abstracto.

Existen una serie de características que comparten los tipos de imágenes, entre las que destaca la intención de la persona comunicar algo, el representar una idea, un sentimiento o un pensamiento; es decir, la intención de trasmitir un mensaje, es decir, de comunicar.

Otro aspecto que representan las imágenes, es su color y su forma tácita y expresa de ser expresadas por la persona, ya que toda imagen se haya presente en el plano físico.

¿Cuáles son los tipos de imágenes?

Tipos de imágenes

Imágenes mentales.

En este caso, nos referimos a las imágenes que no tienen igual en la realidad, es decir, son aquellas que se perciben desde un plano netamente abstracto, por citar un ejemplo, las imágenes gustativas, estas son creaciones del propio sujeto y su subconsciente,  no se pueden hallar o bien encontrar de forma tangible en el mundo real.

Proceden del interior del sujeto, es decir, devienen de una percepción individual, captada del exterior, o mejor dicho, son producto de una circunstancia que le permite a la persona recrearla en su mente y luego proyectarla en el lienzo.

De modo tal, que estas guardan en sí la característica de obedecer a simple percepciones y no representan una figura del plano físico; son producto neto del pensamiento humano.

Otro ejemplo que podemos citar respecto a las mismas, son aquellas que surgen en los pensamientos, y que guardan aspectos bastantes peculiares, llegando a ser imágenes netamente fantasiosas.

Imágenes naturales.

Por contraposición a las imágenes mentales, estas sí encuentran su homólogo en el plano real, es decir, que estas imágenes las podemos conseguir en el mundo físico, ya que son una representación de sus objetos.

De modo tal, que la existencia de una imagen natural se ve supeditada a la presencia en el plano tangible de un elemento, para citar un ejemplo que ilustre mejor lo que queremos decir, la imagen de un sapo, se corresponde con el animal que tú ves en el jardín.

Imágenes creadas.

Son representaciones gráficas propias de la persona, y que tienen por finalidad implícita transmitir un mensaje. Estas no devienen de alguna imagen del plano físico, es decir, que en el mundo real no tienen soporte.

Son producto del individuo, si bien pueden partir de ciertos modelos físicos, al momento de su comparación con la realidad tangible, no se les encuentra un igual.

Por citar un ejemplo, la imagen que se pueda hacer de un unicornio, se basa en la figura del caballo, pero más allá de eso, aquel no existe en la realidad.

Imágenes registradas.

Productos de moldes otorgados por los medios de comunicación o bien por antecedentes de imágenes ya creadas, en efecto, estas imágenes son el resultado de un sistema de duplicación de imágenes, que permite hacer copias de las ya existentes, llegando inclusivo a ser iguales al molde original, es decir, en el momento de reproducirse la misma, aquella no sufre alteraciones.

Un ejemplo de ello, lo podemos ver en las fotocopias.

Imágenes directas.

Son el producto de la percepción directa y física del sujeto, es decir, la persona capta lo que está observando en ese preciso momento, el ejemplo más claro de estas imágenes, se halla representado en las fotografías.

Los indicios.

En este caso, estamos hablando de imágenes que se pueden captar en el plano real, pero que por sí solas no tiene un significado, sino que por el contrario, este les es atribuido como consecuencia del pensamiento lógico de la persona.

Por citar un ejemplo, las formas que una persona pueda ver reflejadas en una nube.

Imágenes vectoriales.

Estamos frente a ilustraciones creadas en herramientas tecnológicas, es decir, programas que crean y confeccionan imágenes, pudiendo obtener réplicas de las mismas a menor o mayor escala.

Estas se manejan conforme a vectores que miden sus magnitudes, y que moldean su figura, lo que permite que en su creación puedan ser manipuladas, sin que sufran cambios sustanciales en su propia forma.

Un ejemplo de ello, lo podemos ver reflejado en el programa Photoshop el cual puede manipular y crear imágenes, sin que sufran modificaciones en su esencia.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.