Tipos de Fuentes

¿Cuál es la tipología de las Fuentes?

Las fuentes se distinguen acorde a los siguientes criterios:

  • Conforme al medio en el que se expresan, en fuentes escritas o virtuales.
  • Por el grado de información que proporcionan: primarias, secundarias y terciarias.
  • Acorde al tipo de información: generales y especiales.

Para establecer un concepto de fuentes de información, es menester comprender en un principio el concepto de fuente, esta se corresponde con el origen o bien el lugar de donde emana algo, en el caso, que aquí nos ocupa, refiere al origen de la información, de donde nace la misma.

Son muchos los estudios que se han hecho en torno a las clasificaciones de los tipos de información, entendiendo que la categorización de las mismas representa una gran valía para aquellos que deben trabajar con dichas fuentes, ya que cada una de estas ofrece una veracidad de los hechos distintas o bien introduce un nivel de conocimiento que dista mucho una de la otra.

¿Cuáles son los tipos de Información?

Tipos de Fuentes

Por el medio en que se expresan.

Fuentes escritas y Fuentes Virtuales.

Puede que para muchos sea un error llamarlas fuentes escritas, ya que la mayoría son escritas, pero en realidad, el término se generalizó para hacer referencia a las fuentes físicas (cuál es su término homólogo) y diferenciarlas de esta forma, de las fuentes digitales o virtuales.

Te puede interesar  Tipos de letras bonitas

Conviene aclarar que en este caso, no existe una distinción que verse sobre la veracidad de la información ni la calidad del contenido, esta clasificación solamente se establece para categorizar el medio de expresión u obtención de la información.

Y hacemos tal aclaratoria, por cuanto, es posible encontrar una misma fuente en ambas versiones, por ejemplo, un libro puedes encontrarlo en físico en una librería o bien biblioteca, pero también es posible que puedas ubicarlo en formato pdf en la web.

Por el grado de información.

Primarias.

Estas incluyen información fidedigna, ya que es considerada original, no ha sido manipulada por nadie, como tampoco ha sido parafraseada encontrándose en su estado más puro.

En este caso, se habla de información válida en primer lugar para la comunidad científica, tal es el caso, de un ensayo en el que se expresen los resultados de un experimento, hecho por los científicos que participaron en el mismo.

También son consideradas fuentes primarias, aquellas que se determinan por la calidad del contenido, siendo estas las tesis doctorales, en las que los autores exponen sus criterios y análisis particulares, las cuales sirven de referencia para los demás trabajos.

Por igual se consideran fuentes fidedignas las enciclopedias y los diccionarios, al ser compilación de contenidos para la utilización de la comunidad.

Te puede interesar  Clasificación de fuentes de Información

Secundarias.

En este caso, se consideran fuentes secundarias aquellas que se realizan por medio del análisis y el parafraseo de las fuentes primarias, vienen siendo un análisis integral de éstas.

Estos no tienen autonomía, ya que en su contenido siempre hacen referencia a las fuentes primarias, estableciendo de esta forma, un vínculo exclusivo con las mismas.

Muchos consideran que estos hacen referencia a las bibliografías, pero no necesariamente, pueden ser fuentes secundarias los ensayos o análisis que se hacen respecto a las obras originales.

Un ejemplo de esto, lo constituyen los trabajos que se realizan en la escuela y las universidades, como es el caso, de los análisis sobre obras literarias, el más común de todos son los resúmenes que suelen hacerse sobre la Odisea o bien sobre el Don Quijote de la Mancha.

Terciarias.

Cumplen un papel fundamental en lo que respecta a la organización de la información, ya que permiten depurar las fuentes primarias y secundarias, o bien permiten la organización de las mismas.

En este caso, estamos hablando de los índices, compilaciones o bien de las bibliografías; estas permiten mantener organizadas y categorizadas las fuentes, un ejemplo común de estas, consisten los archivos o bien bases de datos de las bibliotecas públicas.

Tipo de Información.

Generales.

Esta hace referencia a un compendio generalizado de información, donde se encuentran datos de las más variadas índoles, es decir, no existe una particularización del contenido.

Te puede interesar  Clasificación de textos

Sin embargo, ello no implica que el contenido no se encuentre organizado, el tipo de información original, siempre inmiscuye una gran variedad de contenido ampliamente categorizado, el cual se encuentra en sincronía con el orden impuesto por el autor, de modo tal, que pueda ser ampliamente entendible.

Un ejemplo, de esto lo constituyen los diccionarios y las enciclopedias.

Especializadas.

Hacen referencias a la información relativa a un asunto en específico, es decir, estas tratan una materia en particular, y ahondan en gran extensión sobre la misma.

Un ejemplo de esto, lo constituyen los libros de leyes, de medicina o bien de informática, en los cuales se tratan temas relativos a una área en especial, para ser más explícito con el ejemplo, en el caso de leyes un libro de derecho romano y un libro de derecho mercantil, cada uno agota un área del conocimiento en particular.

 

Tipos de Fuentes
¿Te gusto este post?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.